Al que le pique, que se rasque

Voy a colocar a continuación un escrito del camarada Emilio Hernández. Recomiendo leerlo con mucho detenimiento. Léanlo desde la perspectiva "que estamos creando una nueva forma, una nueva arquitectura de una economía monetarista...Donde muchos economistas se niegan a entender el mundo de la criptoeconomía y quieren seguir aplicando métodos ortodoxos al PETRO.

Abro esta invitación, con una pequeña reflexión de Carlos Marx en su libro La Miseria de la Filosofía, donde expresa lo siguiente: "Los economistas son los representantes científicos de la clase burguesa"

Querida Pasqualina...

Entiendo que expreses confusión sobre el anclaje bolívar-petro en tu último artículo, uno que me llegó por las redes sociales titulado "Paradoja Bolívar-Petro", porque la página web del Banco Central de Venezuela (BCV) refleja la misma o similares confusiones.

Le atribuyo el origen de esta desinformación a que la estrategia de creación del petro como divisa venezolana se ha hecho sin la oportuna coordinación con el BCV. En los eventos relacionados con la primera etapa del petro, en la que éste era un fantasioso bitcoin criollo, el BCV hacía las funciones de jarrón chino. Aparentemente, en esta nueva etapa del petro como criptomoneda estable y no especulativa, hay un acercamiento un poco mayor al BCV, pero sigue la tendencia a dejar a esta institución como la guayabera, fuera de la estrategia del petro.

Se está creando una Tesorería de Criptoactivos que podrá emitir petros descoordinadamente de las políticas de emisión monetaria del BCV. Por supuesto, esto no sucederá si el Presidente de la República coordina personalmente la emisión independiente de los dos entes, que no tienen relación jerárquica en el organigrama estatal y es la Presidencia de la República la única instancia superior común a ambos organismos.

La coordinación es extremadamente importante. Por ejemplo, al cambiar petros por bolívares, éstos deberían salir del circulante, es decir, quedar "esterilizados", en la jerga monetaria. Con esto, el mismo circulante se convierte en un límite a la compra de petros con bolívares, aparte de que el retiro de bolívares del circulante puede tener un efecto de control inflacionario.

Estoy seguro de que estos problemas estructurales se irán corrigiendo, principalmente porque confío en la buena voluntad del Presidente Maduro y se me hace evidente el tesón que está poniendo en la solución de nuestros problemas económicos, de modo de ir afinando la compleja estructura burocrática que dará soporte a la nueva arquitectura monetaria de Venezuela.

Estas descoordinaciones se irán corrigiendo también a medida que todos nos vayamos dando cuenta de que el petro es una moneda como cualquier otra, que no tiene nada de especial salvo que (1) se implementa sobre una plataforma criptográfica y (2) su valor internacional está determinado por la cotización de una cesta de commodities. El petro es una moneda que cumplirá las funciones clásicas de unidad de cuenta, medio de pago y reserva de valor. Y tiene respaldo en petróleo porque compra petróleo, cosa que puede hacer el dólar pero que el bolívar, nuestro bolívar, paradójicamente no puede hacer.

Si el petro se implementa de la manera correcta, en función del beneficio de la Patria y no del beneficio exclusivo de ciertos sectores, como el de la minería digital o el que se interesa en el "trading" de criptomonedas, será un instrumento formidable para la estabilización monetaria y el control de la inflación.

Dolarcentrismo

Por poner un ejemplo, en el BCV entienden, según su página web, que el petro está anclado al dólar, a razón de 60 dólares por petro (página visitada el 4/11/2018). La mentalidad dolarcéntrica de nuestra sociedad es proverbial.

En un artículo que escribí y difundí por las redes sociales, explico el tema del anclaje, sobre todo lo que debería ser el anclaje bolívar-petro. Puedes leer ese artículo enhttps://emiliofhg.wordpress.com/2018/09/05/anclaje-y-soberania/. Explico en ese texto que el anclaje que describes en tu artículo es un anclaje al dólar. Si decimos que

1 Petro = 60 x CotizaciónDicom

entonces, estamos considerando el petro, para su cambio por bolívares, anclado al dólar, según sea la cotización Dicom de éste.

El anclaje del bolívar al petro se debe dar sin pasar por el dólar ni por ninguna otra moneda extranjera. Debemos anclar el bolívar al petro a una paridad fija (revisable) entre estas dos monedas. No sería una visión dolarcéntrica porque el dólar no interviene en la fórmula que define su valor, lo cual no quiere decir que no tenga una equivalencia en dólares calculada a posteriori.

En otras palabras, la paridad bolívar-petro debe ser decidida endógenamente, basándonos en el nivel de "fortaleza" que los venezolanos decidamos que tenga el bolívar frente a divisas internacionales, porque ambas monedas son nuestras. Evidentemente no es lo mismo decidir que el petro se cambia por bolívares soberanos a razón de 3600, o 1000, o 5000. Mientras podamos emitir petros para mantener la paridad que elijamos, sin incurrir en una deuda impagable, todo bien.

Hemos decidido que el bolívar está anclado al petro en 3600 bolívares por petro, de modo que si el petróleo sube, esa paridad debe mantenerse igual, es decir, el bolívar se revaluaría frente a otras divisas porque la paridad seguiría siendo BsS 3600 por petro. En otras palabras, el petro no subirá a BsS 6000 si el petróleo sube a $100, como tú señalas, a menos que el ejecutivo decida que nuestra política es dolarcéntrica, lo cual aparentemente no va a ocurrir. Ni Dios lo quiera. Si metemos al dólar en la fórmula de cambio bolívar-petro, continuaríamos con la estrategia que nos ha llevado a la ruina desde los años 70, en que los EEUU decidieron que el petróleo en el mundo se compra y se vende en dólares.

Valor del petro en divisas extranjeras

¿Cuánto vale el petro en divisas extranjeras? Tampoco es equivalente al precio del barril de petróleo, como señalas en tu artículo. Según el último "white paper" del petro, el valor del petro se determina por una fórmula similar a la siguiente:

1 Petro = P1 x ValorPetróleo + P2 x ValorOro + P3 x ValorHierro + …

y esta fórmula da un valor en divisas internacionales del Petro. Los factores P1, P2, P3, etc., son ponderaciones de ValorPetróleo, ValorOro, ValorHierro, etc., que a su vez son las cotizaciones en el mercado internacional de nuestros commodities.

Esos factores P1, P2, P3, etc., aún no han sido publicados por el ejecutivo de formaprecisa, como para determinar el valor exacto del petro.

En un mensaje enviado vía Telegram, el Presidente Maduro hizo una referencia web a un texto (https://goo.gl/rQgSv7) donde se aclara que el petro equivale a BsS 3600 y que el valor del petro en moneda internacional se determina de este modo:

"[…] este valor se sitúa en las materias primas o bienes primarios, en nuestro caso, los commodities correspondientes con lo energético con 50%, pues el petróleo es la principal materia primaria con mayor exportación.

El otro remanente es un 50% que pertenece a los recursos minerales, el oro con 20%, el hierro con un 20% y el 10% restante corresponde al diamante. Con esta combinación el valor de la criptodivisa no tendrá grandes fluctuaciones"

Estos porcentajes son insuficientes para determinar el valor del petro en divisas porque falta la unidad de medida y la cantidad de cada uno de los commodities (petróleo, hierro, oro, diamantes) que intervienen en la fórmula. Por ejemplo, si las medidas fueran, hipotéticamente:

Petróleo → 1 barril

Oro → 1 gramo

Hierro → 1 tonelada

Diamante → 1/50 de quilate

Los sumandos del valor de petro, calculados al 4/11/2018, serían:

Petróleo → $67,38 x 50% = $33,69

Oro → $39,65 x 20% = $7,93

Hierro → $72,92 x 20% = $14,58

Diamante → $4000/50 x 10% = $8

(Nota: el valor del quilate de diamante varía muchísimo según la calidad del diamante, estoy poniendo una cifra "promedio" de su valor, que puede ser inexacto. Yo quitaría al diamante de la fórmula de valor del petro y pondría el aluminio o el coltán, por ejemplo)

Suponiendo que las cantidades de los commodities usadas son las expresadas, el valor del petro sería:

$33,69 + $7,93 + $14,58 + $8 = $64,20

Eso quiere decir que en estos momentos, 100.000 petros ($6.420.000) comprarían 95.280,5 barriles de petróleo calidad Merey, que está en $67,38.

Si el petróleo venezolano sube a $100, el ejemplo que pones, (suponiendo que los otros commodities quedan igual) entonces el valor del petro sería:

$50 + $7,93 + $14,58 + $8 = $80,51

Es decir, 100.000 petros ($8.051.000) comprarían 80.510 barriles de petróleo. Pero todos los commodities que intervienen en la fórmula fluctuarán a diario, de modo que deberíamos tener una página y una aplicación en celular donde se exprese el valor del día del petro en divisas extranjeras.

Estos serían los valores nominales o faciales del petro, es decir, los valores que el estado venezolano debe honrar en la venta de sus commodities, especialmente petróleo. En el futuro, si llegamos a tener ingentes reservas de divisas extranjeras, el estado venezolano podrá recambiar petros por divisas, al valor del petro del día, pero no podemos hacerlo en estos momentos.

Como puede apreciarse, estos valores de ningún modo coinciden con los expresado en la página web del BCV, donde se afirma que el petro equivale siempre a $60, es decir, mantiene un anclaje al dólar.

Por supuesto, el petro tendrá un valor de mercado diferente del valor facial, como explico en https://emiliofhg.wordpress.com/2018/09/16/la-liquidez-del-petro/. Debemos vigilar el valor de mercado y tratar de mantenerlo cerca de su valor facial, sobre todo transmitiendo la confianza en que Venezuela honrará el valor facial en la venta de petróleo y otros commodities, pero también con política monetaria, es decir, con emisión y retiro oportuno de petros del circulante, manejo de tasas de interés, etc

Volviendo al anclaje bolívar petro, en el primer caso, BsS 3600 equivalen a $64,20 y en el segundo caso los mismos BsS 3600 equivalen a $80,51. Anclaje es anclaje, fijo en BsS 3600, revisable ocasionalmente. Si no es fijo, no es anclaje, al menos en su acepción de "pegging". Y si varía con el dólar, es anclaje al dólar.

Riesgo de fuga de capitales

Efectivamente, Pasqualina, hay un riesgo de fuga de capitales con la libre convertibilidad entre el bolívar y el petro. Sin embargo, se puede combatir gracias a que el petro tiene una estructura de datos pública, inviolable y transparente, que es su blockchain. Habría que mantener una estructura de datos también pública, inviolable y transparente (otro blockchain) para todos y cada uno de los movimientos de aduanas, para poder legislar sobre el uso racional del petro. Puedes ver más detalles de esta propuesta aquí:https://emiliofhg.wordpress.com/2018/09/01/una-ley-de-control-de-movilidad-de-capitales/.

Debes saber que la fuga de capitales tiene muchas formas de materializarse. Incluso en el extremo de que el Estado no venda divisas al sector privado, es decir, que realice todas las importaciones directamente (cosa que, por demás, considero imposible operativamente), la fuga de capitales seguirá existiendo mientras haya motivación económica para hacerlo, pero en la forma de corrupción del aparato del Estado. ¿Realmente queda alguien que todavía cifre esperanza en que los funcionarios públicos de la burocracia estatal van a cuidar nuestras divisas? ¿A nadie se le puede ocurrir que dentro del Estado habrá compras con sobreprecio o compras inexistentes, generando la misma fuga de divisas que históricamente hemos tenido?

Es iluso cifrar esperanzas en el sector público, penetrado por funcionarios no solamente opositores, sino funcionarios que son fichas de nuestra burguesía, independientemente del color de la camisa que vistan.

La solución tiene un solo nombre: transparencia. No solamente transparencia del Estado, al menos de los organismos involucrados en las compras internacionales, sino del sector privado. Con transparencia en la venta del petro en el mercado primario y transparencia en las aduanas, para el registro de todas las importaciones, se puede implementar un mecanismo de control del uso de los petros, un control posterior. Por supuesto, es imprescindible que el poder judicial actúe oportunamente, pero si no lo hace, la transparencia los dejará en evidencia, porque cualquier grupo político o cualquier ONG puede exponer casos de incumplimiento de la Ley, a tiempo real.

Querida Pasqualina, la fuga de capitales no se combate haciendo que el Estado sea el único importador. Quizás, al contrario, empeore la fuga de capitales. Se combate con voluntad política para implementar muy altos niveles de transparencia, y voluntad política para aplicar los castigos a que haya lugar, en cuyo caso podremos implementar la libre convertibilidad entre bolívares y petros para estabilizar el tipo de cambio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 455 veces.



Raúl Samuel Parra Silva

Lcdo. Filosofía y Letras (UCAB). Magister Metodología de la Investigación (USM) Doctor en Ciencias de la Educación Universitaria (UCV). Trabaja en la Oficina de Coordinación Territorial (OCT) del MPPEUCT. Es miembro del Consejo de la Comunicación Popular de Guárico.

 rasapasil@gmail.com

Visite el perfil de Raúl Samuel Parra Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Samuel Parra Silva

Raúl Samuel Parra Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a271532.htmlCd0NV CAC = Y co = US