20 años no son suficientes

Cada día el mundo está más esperanzado con la Revolución Bolivariana. No podemos fallarle al mundo. De lo que pase en Venezuela, del éxito de nuestra revolución puede depender el futuro, la salvación de este planeta." Hugo Chávez

Veinte años han transcurrido desde que la izquierda revolucionaria se hizo poder en Venezuela, gracias al Pueblo, al ejército libertador y al gigante Chávez. Veinte años de enorme confrontación contra un sector ultraderechista en el país, contra hombres y mujeres con debilidades ideológicas y claridad política que agrupan la oposición, en contra de una burguesía tramposa y una oligarquía parasitaria. A eso sumémosle los mal llamados "Disidentes" del Chavismo que le han hecho mucho daño al proceso porque para lo que ha servido es en sembrar dudas y divisiones, pescando en río revuelto a ver que logran.

De estas dos décadas hemos vivido altos y bajos, hoy estamos en los bajos, ante una crisis que era inminente, aunque inducida, que aceleró el deterioro capitalista, la complicidad y corrupción de sectores "revolucionarios" con eso de mafia y corrupción, el agotamiento en una fase del proceso bolivariano y el daño sistemático, denunciado por el pueblo, de la derecha endógena que resquebrajó las empresas públicas del Estado y fortaleció la burocracia institucional.

A Nicolás Maduro no le ha tocado fácil estos 5 años de período presidencial; las traiciones, errores, constantes ataques desde el exterior, la crisis económica, la caída de los precios del petróleo y su producción, no es para quedarse a soñar. Admiro su constancia y valentía, su capacidad de reconocer errores y fallas, de hallar soluciones, de proponer nuevas alternativas para el cambio.

Muchos pronostican la caída de Maduro o su dimisión, de hecho hasta se señala a Delcy rodríguez como su posible sucesora, pero no hay que cantar victoria ni derrotas; Maduro ha demostrado en los momentos más difíciles una fortaleza impresionante, lo fue en los días más aciagos como fue la partida de nuestro Comandante. Después las dos veces Guarimbas y ahora este período tan oscuro para el país.

Si hay algo que caracteriza los líderes auténticos del Chavismo es la tenacidad y lealtad al Pueblo y al proceso. Lo demostró Chávez y ahora Maduro, otro presidente en períodos así tan difíciles ya hubieran renunciado o llamado a elecciones adelantadas; y es que muchos no logran entender que aquí no todo se puede encartonar en un gobierno de turno, se está hablando de un Proyecto que es otra cosa. Un gobierno puede durar hasta tres períodos y dejar un Estado tal o peor como lo encontró.

El meollo del asunto es hasta dónde estamos convencidos en cambiar, no mejorar, las estructuras del Estado. Hasta dónde estamos claros que mientras tengamos cercado al Pueblo en su real poder de decisión y administración de las riquezas del país, con el actual sistema no avanzaremos. No sólo hablo de estructuras monolíticas también de la ética y espiritualidad que son esencia en un proceso revolucionario.

Veo la crisis como la gran oportunidad para la revolución de cambiarlo todo por la vía pacífica y democrática. Un cambio profundo, podar lo malo sin contemplaciones, darle un vuelco al sistema económico, desarticular los emporios financieros que sostienen a la oposición en su intento de derrocar al Gobierno, de estructuras más hacia abajo, el Pueblo en nuevas formas de gobernar y aplicar la ley con más precisión y con equidad.

Todo eso y más pero jamás entregarle la nación a la Derecha. Sería un enorme retroceso y un gran peligro para el país porque enterrarían el proceso bolivariano hasta lo más fondo del suelo. Aquellos que andan coqueteando con la Derecha en un cambio de gobierno, más moderado y centrado, que se bajen de una nube, Aquí lo que vendría es una persecución institucional sin precedentes.

Si quienes creen que en 20 años se hubiera solucionado todos los problemas del país es un gran error. Saquemos bien las cuentas y preguntémonos, de esos 20 años cuántos la oposición, con sus desmanes y maldad han frenado todo. Dejemos de estar invisibilizando a la ultraderecha y seamos justos a la hora de hacer juicios de valor y análisis políticos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 472 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a266205.htmlCd0NV CAC = Y co = US