La locura se apodera de Washington

Estados Unidos e Israel han estado amenazando a Irán algo así como los últimos veinte años, empleando inicialmente como pretexto que este estaba desarrollando armamento nuclear, pero últimamente también declarando que Teherán se ha convertido en una amenaza para todo el Medio Oriente. Ambas opiniones son básicamente falsas, cocinadas tanto por Israel como por Arabia Saudita quienes preferirían eliminar a Irán como un posible impedimento para sus propias ambiciones. A ellos les encantaría que la eliminación la ejecutara Estados Unidos.

En el imaginario norteamericano, Irán es el punto más caliente entre todos los puntos candentes, pero la tendencia de la Casa Blanca de amenazar primero antes de enfrascarse en negociaciones ha significado que la mayoría de los países ven a Estados Unidos como la principal amenaza contra la

paz en el mundo. En una entrevista reciente, el presidente ruso Vladimir Putin señaló que Estados Unidos cree que puede intervenir militarmente en cualquier parte del mundo porque está "diseminando la democracia", justificación que en ningún caso nadie cree a consecuencia de las recientes cruzadas norteamericanas en Afganistán, Siria y Libia que están muy lejos de ser prometedoras. Putin señaló que Washington debería tratar al resto de los países con el debido respeto para conseguir a cambio respeto y obtener cooperación.

Los antecedentes de la Casa Blanca de Donald Trump no son muy prometedores. Dos veces ha lanzado andanadas de misiles crucero contra blancos en Siria sobre la base de informes de inteligencia fabricados o incompletos, sugiriendo que el gobierno de Damasco había empleado armamento químico contra su propio pueblo. De manera original agregó la pueril humillación al arsenal diplomático norteamericano describiendo al líder norcoreano Kim Jong-un como "el hombre cohete" para terminar con una rapsodia acerca de cómo el botón de acceso al arsenal nuclear de Trump era "más grande y más poderoso" que el que tenía Pyongyang.

Bajo la luz de pasados eventos, uno podría pensar que posiblemente ya no podría ser peor, sin embargo lo es. Trump se lanzó a coger la fruta bajita que le ofreció Irán con un mensaje en las redes sociales que resultó idiota y vergonzoso. Innegablemente, Irán ha sido el enemigo escogido por la Casa Blanca desde el mes de mayo cuando Trump tomó la decisión de retirarse del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA sigla en inglés) el cual creó un régimen invasivo de inspección para monitorear el cumplimiento del acuerdo de no proliferación nuclear por parte de Irán. La medida fue aplaudida por el poderoso cabildeo israelita y por los gobiernos de Arabia Saudita y de Israel, los cuales tienen sus propias agendas para el Medio Oriente y ambos preferirían ver que el Irán independiente sea bombardeado y sometido por Washington. El resto del mundo deploró la decisión.

Durante el último incidente, Trump respondió en las redes frente a los comentarios hechos el domingo anterior por el presidente iraní, Hassan Rouhani, quien habría dicho en una reunión con diplomáticos iraníes que una guerra entre Estados Unidos e Irán sería una desgracia para todos, diciendo "Sr. Trump, no juegue con la cola del león, podría lamentarlo. Estados Unidos debería saber que la paz con Irán es la madre de toda paz y que la guerra con Irán sería la madre de todas las guerras."

Trump respondió de manera explosiva a través de un mensaje todo en mayúsculas, supuestamente para expresar su ira en términos visibles: "NUNCA JAMÁS VUELVA A AMENAZAR A ESTADOS UNIDOS PORQUE SUFRIRÁ TALES CONSECUENCIAS QUE POCOS A TRAVÉS DE LA HISTORIA HAN SUFRIDO ANTERIORMENTE. YA NO SOMOS EL PAÍS QUE AGUANTA SUS DEMENCIALES PALABRAS DE VIOLENCIA Y MUERTE. ¡TENGA CUIDADO!"

La advertencia del presidente Trump en el sentido que aniquilaría a Irán pierde de vista el hecho que el presidente Rouhani estaba ofreciendo la paz e instando a que ambos lados trabajen para evitar la guerra. El gobierno norteamericano ya ha anunciado que también agregará otras muy onerosas sanciones. Con posterioridad al 4 de noviembre, Washington sancionará a cualquier país que le compre petróleo a Irán, lo cual incrementará considerablemente el nivel de pobreza del pueblo iraní con el propósito de conseguir que el gobierno se rinda o el pueblo se alce en rebelión para derrocarlo.

Ya es suficiente, el inmediato recurso del exabrupto para amenazar con utilizar un abrumador poderío militar convencional o incluso nuclear para resolver desacuerdos internacionales, está siendo empleado con demasiada frecuencia por un presidente cuya visión del mundo exhibe una característica derivada claramente de un rasgo maníaco-depresivo derivado de toda una vida dedicada a vender y comprar bienes raíces en la ciudad de Nueva York. Y también su idiotizante mensajería muy por debajo de la dignidad del cargo que Trump ocupa, constituye el sello distintivo de un inseguro acoso escolar que busca llamar la atención. Donald Trump fue, por lo menos en parte, elegido para mantener a Estados Unidos alejado de las guerras y no para iniciar varias guerras nuevas, ya se pasó el tiempo de estar posando, recuerde todo eso.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org

 Traducción desde el inglés por

 Sergio R. Anacona

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 506 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a267513.htmlCd0NV CAC = Y co = US