Exportaciones: El poeta y el unicornio

(EL TAJALI Y OTROS RUBROS NO SE "JALLAN")

Disertaba el ilustre profesor sobre el Unicornio y gesticulaba revoleteando con los brazos, a todas estas, una emocionada joven levantó la mano y preguntó—profesor, profesor ¿El Unicornio existe?—interesante su pregunta bachiller, si existe, pero no se "jalla".

En estos días quién si levantó vuelo fue una delegación de dos centenares de empresarios venezolanos rumbo a la feria internacional de Shanghái. Estos eventos feriales, desde tiempos remotos han sido muy importantes para la comunicación, información y conexión de los países en sus potencialidades y posibilidades para intercambios y negocios.

Sin embargo en una nación como la venezolana, cuyo contexto presenta agudos problemas económicos, donde aturde la escasez de bienes básicos de consumo de la mayoría poblacional, el tema de la exportación que reúne el binomio: Economía y Política, obliga al razonamiento público, puesto que cada uno de los ciudadanos que aquí habitamos recibimos cotidianamente un buen y fatal pedazo de la crisis que cada vez se extiende más, sea por la vía que sea: agresión imperial o empresarial, O por políticas donde puede haber impericia gubernamental, O la sumatoria de todas ellas.

El gobierno venezolano tiene una visión de la Política y de la Economía y trabaja en función de ello. Algunos importantes dirigentes con capacidad decisoria han manifestado la necesidad de crear una "Burguesía Nacional" O un "Poderoso Sector Empresarial".

Algunos ciudadanos hemos pensado que, dada la alta posición de estos voceros, estas, no deben ser expresiones al "voleo", seguramente obedecerán a "Caracterizaciones de la Nación y la Sociedad venezolana", lo decimos, por nuestra relación tan cercana con los chinos, muy dados los camaradas, según los textos de Mao, al análisis de las abundantes particularidades y contextos en que se desarrolló la revolución; por ejemplo sobre la Burguesía Nacional, escribía en marzo de 1948:

"El objetivo de la revolución china en la actual etapa no es abolir el capitalismo en general, sino derrocar la dominación del imperialismo, del feudalismo y del capitalismo burocrático y establecer una república de nueva democracia de las amplias masas populares, con los trabajadores como fuerza principal…".

El "calco y copia" de experiencias de otras latitudes, sabemos que no es el guión a seguir según los más avezados estudiosos de las ciencias sociales, entre ellos los marxistas.

En el periodo colonial venezolano, hubo exportaciones de algunos rubros entre ellos el Cacao, pero no eran precisamente los trabajadores negros esclavos los beneficiarios y tampoco la población en general, a menos que existan datos que demuestren lo contrario, ¿Ha oído u, hablar de un "Gran Cacao" que fuese negro? Después los Borbones, trajeron la Guipuzcoana, con su monopolio, y criterios para la exportación y, sabemos del impacto, intranquilidades y derivaciones que esto causó entre los ricos hacendados criollos y peninsulares.

Hace poco oí a un joven mandatario regional hablando con mucho entusiasmo acerca de la exportación del cacao cultivado en su región; eso alegra, lo que si no produce contentura, es lo costoso que resulta consumir sus derivados en nuestro país; en cambio en Europa además de la variedad, en cualquier mercado se consiguen barras de chocolate de 100 gramos por 50 centavos (Euro).

Igualmente, ese mismo vocero habló de la exportación del Tajalí un pez de amplio consumo popular (económico). El caso es, que este pescado es una delicia en China, sobre ello había escrito el año pasado, en este mismo portal, un agudo articulista y maestro jubilado cumanés Eligio Damas. Por curiosidad en estos días me comuniqué con alguna gente en la Primogénita y también me dijeron: "Si, El Tajalí existe, pero no se jalla".

Me decía un amigo "rodilla en tierra", que había que entender la " virtuosa política" de buscar divisas, para cubrir los gastos de la Hacienda Pública, debido a que el recurso petrolero no da, y, me enfatizó que entre esos beneficiarios estamos los pensionados, vista así la cosa, esa reflexión del compatriota puede ser tan cierta como la escasez del Tajalí en la dieta popular, salvo que esto último es real y lo otro, es como más complicado, y no puede despacharse de manera tan sencilla.

Hemos visto reuniones entre altos funcionarios del gobierno y el empresariado y la asignación de divisas para fortalecer la exportación, entre ellos el sector camaronero, claro nos contenta que haya producción, y que el Estado nos atienda a todos, pero también nos gustaría además del Tajalí, ver algún camarón y otros rubros en nuestra cocina y no solamente en los restaurantes Top. Pues de nada vale que, gracias al éxito en la exportación carguemos la mochila cada vez más llena de conos monetarios con más o menos ceros, pero que igualmente no podamos acceder a los bienes alimenticios populares que aquí se producen y, como es obvio ni hablar de los importados.

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL

Rafael Castro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 210 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Castro

Rafael Castro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271550.htmlCd0NV CAC = Y co = US