La Izquierda ambidiestra.  Reconociendo a WhiteDog

Históricamente han existido grupos de izquierda que "sin querer queriendo" batean para el equipo de la derecha aunque se paren a la extrema izquierda, resquebrajando la indispensable unidad requerida entre las diversas corrientes de izquierda para derrotar la cultura hegemónica milenaria. (Si no quieren son consientes del daño que le hacen a las causas populares)

Estos "poseedores de la verdad absoluta" sabotean la unidad con posiciones irreconciliables no esenciales dificultando la lucha, pero se agazapan y mimetizan si algún líder amalgama una fuerza indetenible como lo hizo el gigante Chávez para disfrutar las mieles del "poder" y huyen a la derecha en el momento de las definiciones, "cuando la cosa se pone arrecha" como si enfrentar 15 mil años de explotación del trabajo de las mayorías por unos pocos privilegiados, concentrados hoy en el imperio más poderoso de todos los tiempos, no supone grandes riesgos, como si los privilegiados van a mirar pasivos como les arrebatamos sus privilegios.

Los que escogimos el camino de la utopía de construir sociedades justas, igualitarias y verdaderamente libres de la opresión y explotación del hombre por el hombre lo asumimos como un proyecto de vida, desviarnos del camino es traicionar nuestra propia esencia por ello, por más diferencias que tengamos con nuestros camaradas de lucha, jamás prestaríamos esas diferencias para favorecer a los enemigos del pueblo en contra de nosotros mismos con la excusa de "yo los advertí de que estaban errados", la "culpa es de ellos".

Reunirse con el títere que usa el imperio como cabeza de playa, como marioneta visible, para ejecutar su plan de desgarrar nuestras tierras, de recomponer su sistema de dominación en su patio trasero y apropiarse de nuestras riquezas por la fuerza y sin apariencias "formales" es apoyar la intervención dándole beligerancia desde supuestos movimientos de izquierda, es colocarlo en el nivel de "liderazgo" que trata de transmitir el amo para apuntalar sus pretensiones mediáticamente.

Uno puede estar arrecho con Maduro y su equipo de gobierno, puede estar trabajando para fortalecer una opción de poder que corrija tantos errores, desviaciones ideológicas y omisiones, puede hasta no querer que lo identifiquen con esos bichitos "que traicionaron a Chávez y su ideología" pero eso no significa que vamos a traicionar nuestras propias luchas y las del pueblo sirviéndole a nuestro enemigo histórico, a la expresión más depredadora del capitalismo en su fase imperial. Los que así lo hacen, podrán llamarse cualquier vaina menos izquierdistas ni chavistas por lo que pierden todo peso moral para convocar militantes en su nombre por mucho que hayan estado al lado de Chávez. No olvidemos que Miquelena, Garcia Plaza y muchos otros estuvieron con él.

Los que queremos cambios revolucionarios para enderezar el rumbo al proyecto bolivariano y Chavista tenemos que cerrar filas con la única opción que puede mantener la posibilidad de construir la patria socialista en la coyuntura actual, con el presidente Maduro y rechazar toda injerencia imperial y desconocer al perrito blanco (WhiteDog) que le menea la cola desde la Asamblea Nacional.

¿O será que estos "camaradas" piensan que Trump y sus lame botas los van a perdonar durante el exterminio de la izquierda que le seguiría a una derrota de Maduro?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 512 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Noel Peralta Barreto

Noel Peralta Barreto

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a275662.htmlCd0NV CAC = Y co = US