Apuleyo, Mendel, Kafka y la homeostasis en la Venezuela actual

En cuanto existan las presiones de los Estados Unidos sobre el país, la nación nunca tendrá la estabilidad que cada pueblo necesita, y no es que sea nuevo, porque desde los esfuerzos por la independencia ya los EEUU comenzaron a JODER. No es necesario hacer referencias de cuales países aun no alcanzan esa paz interna para transformarla en progreso material y espiritual a plenitud, pero mencionarlos es importante para aclarar las aguas turbias que muchos paisano no logran ver, no por que carezca de ojo no, es por una autodecisión de no querer ver nada por simplicidad, por comodidad, por corrupción o por venderse.

Si vemos en los actuales momentos como los Estados Unidos ha mantenido una política de agresión hacia Rusia, China, Irán, Corea del Norte, Cuba, no dejemos escapar por lo que se ha enfrentado Alemania, Japón, Francia o Italia por nombrar algunos. Ay! de los países del sureste asiáticos, medio oriente o África, ni que decir de los nuestros en la vapuleada Latinoamérica. La CIA supo como penetrar los tuétanos de esos países y aun lo sigue haciendo. Ante este panorama, ¿Qué vamos hacer nosotros con nuestro país: Venezuela? Cuando se asoma la locura de los gobiernos de Colombia y Brasil, cuando tenemos nada menos que 9 bases militares norteamericanas formando un semicírculo sobre el norte de la línea ecuatorial que va desde el oriente hacia el occidente, que van desde Colombia (9), Panamá (12) Aruba (1), Curazao (1), sus "cooperaciones militares con Trinidad y Tobago y con Guyana. Pueden leer con mayor detenimiento en estos tres link que coloco aquí: 1) http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/general/122003/las-bases-de-eeuu-y-la-otan-en-america-latina/ ; 2) http://www.granma.cu/mundo/2018-08-09/bases-militares-de-eeuu-en-america-latina-y-el-caribe-el-plan-suramerica-09-08-2018-17-08-04; 3) https://www.goarmy.com/army-para-padres/vida-en-el-army/bases-militares.html

¿Cómo y por qué se busca trancar la fachada norte del país. Claro por allí salen y llegan las exportaciones y nuestras importaciones también. Pero armar el espacio colombiano con 9 bases es trancar las rutas hacia el pacifico. Ósea, el pacífico es tan importante para unos futuro oleoductos y gaseoductos con mira a Asia, ya que resultan más expeditos, seguros y baratos que transportar dichos productos a través del Canal de Panamá, ¿no pensará algún ingenuo que los EEUU no se ha preparado para trancar a todo costa los futuros acuerdo y negocios de Venezuela con el Asia, mas cuando tenemos a China e India como un aliado de primera línea. Buenooo! Ni un comemoco es tan pendejo como para no comprenderlo.

En el panorama político militar estratégico externo. Ante este escenario, el Asno de oro que debimos crear con muchos años de antelación a Chávez presidente, y durante su gobierno también era necesario, aunque aún lo es. Porque de ello implica crear estrategias de esas escuchas, tuvimos tiempo cuando gobernaba Bill Clinton y no lo hicimos, era urgente bajo Bush y nos cagamos, fue necesario en la administración Obama y lo descartamos por el buen aire que inspiró el negrito, y ahora con Trump a la cabeza no encontramos ni un dólar para comenzar. Perdimos una oportunidad de Oro. Sin embargo no es tarde para hacerlo.

En lo económico, venimos ensayando todo tipo de instrumentación y políticas monetarias que no dan resultados esperados, no por ser medidas erróneas o tomadas a destiempo, lo que pasa es que el chantaje, la manipulación, el contrabando, la extracción y la corrupción interna y externa juega a desestabilizar y han provocado el nefasto resultado para la economía nacional, y por defecto a los intereses y beneficios del pueblo venezolano en su totalidad. Y todo parece, que el mendeliano económico nuestro a cargo de aplicar correctivos con nuevas medidas y que experimenta con tales guisantes de la política monetaria y cambiaria busca crear un nuevo producto, una nueva vía, pero el resultado es el mismo patrón hereditario que nos hace caer en la misma espiral inflacionaria y especulativa, pareciera un nuevo instrumento que muta en el mismo patrón anterior, ante la cual el gobierno vuelve a crear una institución y medidas resultan gatopardiana que a la final se caen en el mismo escama anterior: cambiamos en cono monetario y la política cambiaria, y así sucesivamente. Claro entiendo que el esfuerzo, la idea es saldar y corregir para bien, lo que no entiendo es como en los laboratorios, los ensayos y errores no son evaluados correctamente, parece faltar un ajedrecista para crear los distintos niveles verticales con cada confrontación horizontal particular para cada nivel. Pero si llevamos a nuestro mendeliano cambio al campo cotidiano, resulta que dichos guisantes monetarios pueden germinar, menos echar raíces. Hay poca, mala o falta de supervisión en muchas aéreas, Caramba la corrupción germina mejor y más rápido que cualquier frijolito monetario y eso no se lo come nadie. Hay necesidad de profundas revisiones, sin dejar de perder nuestros objetivos: crear, producir y transformar.

En lo referente la metamorfosis, que planeamos hacer desde un capitalismo con base en los tuétanos del venezolano, ha podido en gran medida retrasar el salto hacia el socialismo bolivariano. ¿Por qué? Yo creo en lo personal, que se agilizaron las políticas sociales y se expandieron sin control mucho más allá de lo necesario. Me explico, se puede mantener políticas sociales pero debíamos ser muy duros y estrictos con las entregas de bienes, incluido las dadivas. Se debió mantener si, los servicios sobre salud y educación, y una fuerte inversión en desarrollo en ciencia y tecnología, pero pusimos a freír todos los huevos en un solo salten, y muchos se quemaron. Si, el proyecto habitacional es necesario, pero como voy a mover una población radicada en la Guaira al centro de Caracas. No es que no se le diera prioridad para una vivienda, pero esa situación imprimió un desastre en las adyacencias del Teatro Teresa Carreño, de Parque Central, o la Torre VIASA, etc. Debimos hacerles sus casas en el mismo sitio o cercano a ese lugar. No soy despectivo, soy realista porque la inseguridad, la insalubridad se desbordó y aun no hay correctivos, ni seguridad ni paz en la zona, y este es un pequeño ejemplo de alguna medidas que no fueron evaluadas a profundidad. La gente mutó en otra extraña fiera y la zona se llenó de ella. Esos insectos no tienen el pensamiento kafkiano, ni pizca de él.

A todo esto le cabe la extrapolación de la homeostasis a nuestra realidad. Lo de igual o similar ocurre en otras latitudes patrias, sean estas en el agro, en las empresas "recuperadas" o expropiadas. Todos creímos, y aun lo deseamos por el bien de la nación que el estado, si ese estado que definimos como estabilidad en todas las áreas sociales, económicas y políticas aun está por verse. Vuelvo y repito, no debemos olvidar que la mano oscura y no oscura del imperio y de sus lacayos hacen sus maléficas intervenciones, y dicha perversidad está ganando para que estas cosas no se logren. Pero, otra vez el pero, estamos jugado al gato y al ratón dentro de un circulo vicioso que nos ha llevado a una crisis cada vez más honda y reduciendo las salidas de estos túneles. Cuesta creer que perdimos esa propiedad como gobierno, que consiste en la capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de políticas y estrategias con el exterior. Se trata de una forma de equilibrio dinámico que se hace posible gracias a una red de sistemas de control que se deben realimentar para que genere sus mecanismos de autorregulación de nuestra economía y vidas política y social de la población. Estamos con un cuerpo que pierde su capacidad de regular su propia temperatura política, mas aun cuando desde el norte se sigue echando leña explosiva, e internamente la acidez de la oposición lacaya desequilibra la alcalinidad del gobierno. Entramos en una homeostasis donde toda similitud resuena a carencia de alimentos, medicina, falta de seguridad, etc., y el desequilibrio de toda vida estable. En lo personal, para mi es fácil ver estas cosas, siento mucho no aportar grandes cosas a solucionar esta grave situación, pero soy optimista que en las manos del gobierno hay el potencial para salir de esta crisis no vivida antes en el país. Estoy capacitado para asumir la conducción de cualquier entidad o institución, pero un soldado ni se niega ni se ofrece.

En conclusión la picardía que debemos aplicar para mantener el oído y los ojos funcionando al 100% nos los hemos bloqueados nosotros mismos, los cruces en política cambiaria, monetaria y económica nos salen monstrillos que agotan la paciencia y van dejando escapar a nuestro recurso humano hacia otras latitudes. En fin, debemos corregir, atacar y aplicar medidas nacionales para contrarrestar la ofensiva venga de donde venga. En verdad, si hay algo que analizar, es como insertarnos en un mundo global capitalismo con nuestro socialismo bolivariano. Allí está la clave de todo éxito. Y por otro lado, cambiar algunas velocidades en unos o dos programas sociales para reubicarlos en la investigación de ciencia y tecnológica para transformar, y con cuya transformación desarrollar el aparato industrial, el agro, el mar, los servicios y hacer de Venezuela una fabrica total.

De un humilde campesino venezolano, hijo de la patria del Libertador Simón Bolívar, come casabe y cara de charco.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 224 veces.



Miguel Angel Agostini


Visite el perfil de Miguel Angel Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Angel Agostini

Miguel Angel Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a274070.htmlCd0NV CAC = Y co = US