Luis Almagro el perfecto “acomplejado” Latinoamericano

La clase política latinoamericana está llena de acomplejados. Que no son nuevos, algunos padecen esa maléfica herencia de familia desde el nacimiento de nuestras repúblicas latinoamericanas que han hecho mucho daño. Los malos hábitos adquiridos desde el poder que cambian el alma y la posición de clase.

Esa actitud forma parte de las maneras que las clases sociales han venido derivando en la toma del poder político. ¿Cómo Luis Almagro llegó al cargo de secretario General de la OEA? La respuesta es tan simple y a la vez muy perversa, forma parte de la irresponsabilidad de la clase política del Uruguay que ante la inconveniencia de apoyar su candidatura presidencial encontró la forma de sacarse de encima a tan siniestro personaje. Pronto lo veremos apoyado por Estados Unidos aspirar contra su propio partido como candidato de la derecha fascista uruguaya.

El mal del personalismo-caudillista es una especie de complejo al poder que desvía el verdadero sentido del funcionario de Estado y las instituciones del gobierno en su relación con la verdadera democracia, el fortalecimiento de la participación, el poder popular-comunal y su relación "causal" con la justa redistribución de la riqueza.

También nos dejamos engañar con facilidad. Desde una izquierda poco creativa, ingenua, llorona, la derecha conservadora, perversa, pro-imperialista, muy corrupta y vende Patria se aprovecha . Clases sociales y poderes que con "excepciones" dicen que nos representan en las entrañas burocráticas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): Asamblea General, Consejo de Seguridad, en la Unesco, en la Comisión para los Derechos Humanos y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre tanta otras tantas ONG’S que hacen difuso su accionar, alejadas la mayoría de las veces de la realidad cotidiana de los pueblos y más acordes con los intereses de la transnacionales.

Pero, ¿qué tiene que ver los políticos latinoamericanos con el tema? Es sencillo, hay una élite latinoamericana que después de superar los extremos exigentes de la academia; obtener un doctorado o que desde las acrobacias de la política logran las máximas instancias del poder político, "cambian" y se transforman en una especie de "agentes" capaces de tener una condición de "divinos iluminados" a los que no se aplican las leyes que existen para otros mortales. Que comienzan a comportarse de una manera diferente y algunos hasta llegan a odiar su pasado reciente y hasta intentan negarlo.

La mayoría seguirán eternamente cabalgando en las mieles del poder. Desde el senado o cargos vitalicios, designados como embajadores ante entes internacionales, representantes "de algo o de alguien", en fin, para ellos el poder no termina nunca. Lo que sí no admiten es que alguien ponga en duda que son unos "demócratas". Tampoco o casi nadie los critica ni pone en duda que tenga la legitimidad para ocupar esos cargos para los cuales nadie los eligió que no fuera un dedo "amigo". ¡No señor, ellos no son dictadores, esos son los demócratas verdaderos!

Los expresidentes ya no se retiran de la política, como ahora la Bachelet que es uno de esos ejemplos, desde la llamada izquierda democrática. La misma que pertenece a una familia que fue perseguida por el régimen fascista de Pinochet, sepulturero de las esperanzas de una nación que ingenuamente creyó que podía electoralmente derrotar al capitalismo. Ella junto a su familia, sufrieron la represión despiadada, la que se volcó en contra de un pueblo que abrazó la utopía que condujo Allende a la inmortalidad. ¿Cómo es posible que Bachelet no recuerde la solidaridad de Estados Unidos con el régimen pinochetista hasta la aniquilación de los revolucionarios? ¿Cómo olvidar los crímenes perpetrados que les tomó a la derecha chilena y a Estados Unidos casi 20 años sosteniendo a la dictadura?

El adjetivo "acomplejado" caracteriza a una persona que presenta complejos de tipo psicológico: pensamientos y emociones que afectan el comportamiento del individuo, que han permanecido reprimidos. Por lo general están asociados a experiencias que ha tenido la persona. Por eso, entender la naturaleza humana es tan difícil. Díganme el pobre papel que está desempeñando "Lenin" Moreno, quien jamás entrará a la alcurnia ecuatoriana por esfuerzos que realice con congraciarse, pues de él odian hasta su nombre.

Este "complejo mental" termina por influir en el comportamiento de la persona. Una afección que según la apreciación que tenga la persona de sí misma podría desarrollar una sensación de incapacidad que lo haría un sujeto acomplejado, incapaz de sentirse pleno. Como Luis Almagro quien cambio de la noche a la mañana después de recibir las llaves de la OEA en Washington promovido por los que hasta ese momento eran sus amigos. Su protagonismo enfermizo

Otros ejemplos patéticos son Pepe Mujica metiendo esas arengas falsas de ética "revolucionaria" que buscan comunicarse con la juventud y el futuro, pero que sigue apegado a su curul en el Congreso uruguayo, al igual que su esposa. Ahora andan evaluando volver a ser candidato en las próximas elecciones presidenciales del Uruguay. ¿Será que en Uruguay no hay más políticos?

El acomplejado realiza un cambio profundo en su personalidad. El poder lo va moldeando y como aseguran los psicólogos se apegan a lo más conveniente que es "dejar atrás todo aquello que lo mantiene inseguro de sí mismo", es decir se olvidan que fueron revolucionarios y hasta quién es su verdadero enemigo. Asumen un discurso acrítico, un estado disposicional para la aceptación pasiva y sin ningún análisis de una información, una situación o un acontecimiento.

Por otro parte, está la posición del hipercrítico, veamos el caso extravagante de Luis Almagro, secretario general de la OEA que nada más fue nombrado al frente de la organización les viro los cañones a los gobiernos de Cuba, Venezuela, Ecuador, Brasil, Bolivia y Nicaragua. Una situación sospechosa que desdice mucho de la propuesta del gobierno de Pepe Mujica. Es increíble como asume una posición cómplice, extremista y embustera a favor de los Estados Unidos que votó en su contra en la elección a la secretaría general. Como dice un amigo, Almagro, está demostrando lo que era y de lo que no nos previno la "mente sabia" de Pepe Mujica que nos clavó esa puñalada de gorgojo para que nos acordáramos siempre que en el Sur existen una caterva de traidores.

El terapeuta que me asesoró para escribir esta nota me dio ciertas pautas del tratamiento que necesitan las personas con este padecimiento. Lo primero que debe hacer es comenzar reconociendo la causa que lo mantiene acomplejado, terminar con todos esos pensamientos, otro punto importante es tratar de aceptarse tal cual es sin complejo, pues todos somos diferentes que es lado positivo que se tiene de eso. Existen además muchas otras herramientas para la cura, una de ellas es recibir psicoterapia con un buen especialista, que lo ayude a superar estos complejos, aunque reconoce que hay casos irreparables a cierta edad.

En la estrategia liberal quizás están ciertas respuestas a los males que enfrentamos los socialistas. A la trampa en la que han caído, sobre todo aquellos que pensaron que se podían ser unos "socialistas diferentes". Al llegar al poder fueron ensalzados por la prensa como una especie distinta de "socialistas democráticos" que sí eran actos para dirigir los estados donde fueron electos.

 

agapitoman1926@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 485 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a270343.htmlCd0NV CAC = Y co = US