“Aquí huele a azufre”

Como ya se dijo en el escrito anterior, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías en la sexagésima primera Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, ONU, el 20 de septiembre de 2006, hace 12 años. Nuestro Presidente, Hugo Chávez, éste sin el menor titubeo, ofuscación o confusión continúa diciéndole la verdad más cruda al Presidente Bush en la sede de la OEA, ciudad de Nueva York, lugar localizado en territorio de los Estados Unidos de América.

"Yo tengo la impresión señor dictador imperialista que usted va a vivir el resto de sus días con una pesadilla, porque por dondequiera que vea vamos a surgir nosotros, los que insurgimos contra el imperialismo norteamericano. Sí, nos llaman extremistas, insurgimos contra el Imperio, insurgimos contra el modelo de dominación. Luego, el señor presidente vino a hablarles, así lo dijo: ‘Hoy quiero hablarles directamente a las poblaciones del Oriente Medio. Mi país desea la paz’ Esto es cierto, si nosotros nos vamos por las calles del Bronx, y le preguntamos a la gente en las calles, a los ciudadanos estadounidenses, ¿Este país quiere la paz? La diferencia está en que el gobierno de este país, de Estados Unidos, no quiere la paz, quiere imponernos su modelo de explotación y de saqueo y su hegemonía a punta de guerras, esa es la pequeña diferencia. Quiere la paz y ¿qué está pasando en Irak? ¿Y qué ha pasado en el Líbano y en Palestina? ¿Y qué ha pasado en cien años pues en América Latina y en el mundo y ahora las amenazas contra Venezuela, nuevas amenazas contra Irán?

Le habló al pueblo del Líbano: ‘Muchos de ustedes han visto como sus hogares y sus comunidades quedaron atrapadas en el fuego cruzado’ ¡Vaya qué cinismo! ¡Vaya qué capacidad para mentir descaradamente ante el mundo! Las bombas en Beirut lanzadas con precisión milimétrica ¿Son fuego cruzado? ¡Fuego imperialista! ¡Fuego fascista! ¡Fuego asesino! Y fuego genocida del Imperio y el de Israel contra el pueblo inocente de Palestina y el pueblo del Líbano. Esa es la verdad. Ahora dicen que sufren porque ven sus hogares destruidos. En fin, el presidente de los Estados Unidos vino a hablarles a los pueblos. Yo traje señora Presidenta unos documentos, porque estuve esta madrugada viendo algunos discursos y actualizando mis palabras. ‘Le habló al pueblo de Afganistán, al pueblo del Líbano, al pueblo de Irán le digo, al pueblo del Líbano le digo, al pueblo de Afganistán le digo’ Uno se pregunta, así como el Presidente de los Estados Unidos le dice ‘le digo’ a esos pueblos, ¿Qué le dirían esos pueblos a él? Si esos pueblos pudieran hablar ¿qué le dirían? Yo se los voy a recoger porque conozco la mayor parte del alma de esos pueblos, los pueblos del sur, los pueblos atropellados dirían: ¡Imperio Yankee go home!

Venezuela vuelve a proponer aquí hoy, este día 20 de septiembre que refundemos las Naciones Unidas. Nosotros hicimos el año pasado señora Presidente, cuatro modestas propuestas que consideramos de necesidad impostergable para que las asumamos, bueno, los Jefes de Estado, los Jefes de Gobierno, nuestros embajadores, nuestros representantes y las discutamos. Primero, la expansión, ayer lo decía Lula aquí mismo del Consejo de Seguridad, tanto en sus categorías permanentes como en las no permanentes, dando entrada a nuevos países desarrollados y a países subdesarrollados, el Tercer Mundo, como nuevos miembros permanentes. Eso en primer lugar. En segundo lugar, la aplicación de métodos eficaces de atención y resolución de los conflictos mundiales; métodos transparentes, de debate, de decisiones. Tercero, nos parece fundamental la supresión inmediata, y eso es un clamor de todos, de ese mecanismo antidemocrático del veto, el veto en las decisiones del Consejo de Seguridad. Vaya un ejemplo reciente: el veto inmoral del gobierno de los Estados Unidos permitió libremente a las fuerzas israelíes destrozar el Líbano, delante de todos nosotros, evitando una resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Y en cuarto lugar, necesario es fortalecer, decimos siempre, el papel, las atribuciones del Secretario General de Naciones Unidas. Ayer nos daba un discurso el Secretario General prácticamente de despedida, y reconocía que en estos diez años el mundo lo que ha hecho es complicarse y que los graves problemas del mundo, el hambre, la miseria, la violencia, la violación a los derechos humanos, lo que ha hecho es agravarse. Esto es consecuencia terrible del colapso sobre el sistema de Naciones Unidas y de la pretensión imperialista norteamericana"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 429 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a269574.htmlCd0NV CAC = Y co = US