Declaración de principio del PSUV. Libro Rojo. La amenaza imperialista

Parte II.

LA AMENAZA IMPERIALISTA. A comienzo de este siglo XXI la humanidad ha ingresado en una encrucijada la más riesgosa de su historia. El capitalismo en su fase imperialista ha tocado sus límites y se ha reafirmado, con sus políticas de desarrollo neoliberales y su modelo de influencia mediática, como el primer enemigo de la humanidad. Tiene una crisis estructural que correo los cimientos de su sistema desde hace décadas, el mecanismo socioeconómico dominante en el planeta está trabado y amenaza con explotar.

La crisis de este modo de producción capitalista irracional, con su generación incontrolada de residuos y desechos, basado en la explotación de pueblos, de países, clases y personas, así como la destrucción de la naturaleza, promocionando la competencia entre los países imperialistas de la economía mundial en la lucha despiadada por los mercados, junto con la crisis ecológica que amenaza a la humanidad y al planeta entero. La competencia irracional del sistema capitalismo ha sumido en la pobreza a la 2/3 de las personas que lo habitan actualmente.

Se ha invertidos capitales inmensos en la industria bélica mundial, se calcula en $ 400 billones en los últimos 40 años, sin calcular los daños materiales física por los conflictos bélicos, que además desperdicia y destruye alimentos y mercancías para competir en una guerra de los precios que tiene 2/3 del planeta empobrecida. Si incluimos las victimas por las guerras de independencia de África y America, las guerras napoleónicas de 1799-1815 y las que actualmente continúan pueden estimarse en 70 millones. Se calculan que después han muerto en los conflictos armados unas 100 millones de personas, el 90% durante el siglo XX y un 13% desde 1945 al presente. Cerca del 10% de las víctimas eran civiles y aumentaban a la mitad si se incluyen las causas como (hambrunas, pestes, masacres).Durante los años 1970 los civiles pasaron a ser el 73% de las víctimas y en la siguiente década el 85%,actualmente son cerca del 90% de las bajas de todas las guerras. Una tercera guerra mundial con el desarrollo y la tecnología nuclear, la guerra no se limitaría a destruir vidas humanas, culturas y bienes, sino que acabaría con toda forma de vida sobre la tierra.

Con el desplome de la Unión Soviética a comienzo de los años 90 del siglo XX, la crisis aumentó, descargándolas sobre sus trabajadores, campesinos y sectores sociales. Una concentración sin precedentes de riqueza en manos de unos pocos, redunda en la degradación, el sufrimiento, el hambre y la muerte de la inmensa mayoría de la humanidad, incluido de manera creciente los pueblos de los países imperiales. Ante tales crisis económicas cíclicas en el capitalismo, siempre los gobiernos había apelado a las guerras fratricidas, con el inconveniente ahora que una guerra nuclear no habra vencedores, todos vamos a desaparecer. Varias enseñanzas nos ha dejado Libia, Irak y Siria últimamente, si el sistema capitalista está en riesgo, toda consideración jurídica es sólo apariencia. Dejaron sin justificación y legalidad a las ONU. El mundo yace inerme a merced del capitalismo. Ellos se unen cuando su sistema económico está en peligro. En Venezuela debemos estar alerta siempre, aun ganando mil elecciones nos atacarán, vienen por las reservas más grande del planeta.

Con el surgimiento de la Revolución Bolivariana bajo el liderazgo del Comandante Hugo Chávez se inicia el despertar de los movimientos sociales, los pueblos se levantan y se profundiza la lucha antiimperialista. Van surgiendo gobiernos progresistas como el de Lula en Brasil, Cristina Kirchner en Argentina, Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, el Frente Amplio en Uruguay, Lugo en Paraguay, los sandinistas en Nicaragua, en Honduras Zelaya, y se conforma una correlación de fuerzas en el continente que genera esperanza en los pobres de America Latina y el mundo. Estados Unidos reacciona con una contraofensiva con el fin de reforzar su estrategia de dominación, expansionismo, divisionismo y destrucción que promueve la violencia, el secuestro, el narcotráfico, el paramilitarismo e irrumpiendo contra el principio de soberanía y autodeterminación de los pueblos. Así presenciamos el derrumbe de la democracia en Honduras, la presencia de la IV flota de la Armada de EE.UU, la expansión de siete bases militares en Colombia, Panamá y en las Antillas.

2. CRISIS DEL CAPITALISMO MUNDIAL. El imperialismo capitalista se configura, se desarrolla en contradicciones de las cuales la fundamentales son la que enfrenta las relaciones sociales de producción formas jurídicas de propiedad) con el desarrollo de las fuerzas materiales del trabajo ciencia y tecnología) con los trabajadores, en fin una anarquía creciente de la producción y la sociedad. Las consecuencias es un insólito grado de pobreza que afecta hasta los EE.UU donde 43 millones de personas viven en la pobreza. La voracidad del imperialismo no afecta solamente a la humanidad, sino también a la naturaleza. Las grandes corporaciones monopólicas han llevado al planeta y a toda forma de vida al borde del colapso. La reducción de la capa de ozono, el efecto invernadero, el cambio climático, la contaminación de aguas y océanos, nos acercan al desastre ecológico.

La consecuencia de estos procesos es una agudización extrema del capitalismo, acumulación de riqueza de los capitalistas frente a la concentración de miseria, esclavitud e ignorancia de los pueblos del mundo, en el otro lado. Detrás de este proceso se desarrolla la tendencia a la eliminación del Estado-Nación periférico y de su soberanía y la prepotencia del estado-nación hegemónico, con EE.UU y sus organizaciones supranacionales en plan de recolonizar el planeta bajo su dominio, con el ardid de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, dentro de un proceso de reordenamiento en la lucha por la hegemonía mundial. Estas son algunas de las características actuales del funcionamiento del capitalismo que plantea la urgente necesidad de la revolución socialista como condición de salvación de la vida humana y el planeta.

Por qué los EE.UU necesitan invadir a la República Bolivariana de Venezuela, porque cuenta con las mayores reservas de petróleo del planeta en la llamada Faja Petrolífera del Orinoco, sino que posee otras riquezas minerales, incluidas las llamadas tierras raras, que nos garantiza por mucho tiempo, salir de cualquier crisis económica. "Tenemos 50 minerales, pero sólo 15 de ellos son potencialmente explotables y comercializados por ahora, tales como: diamantes, oro, coltán, hierro, níquel, bauxita, mármol, carbón, gratino, fosfatos, feldespatos y las tierras raras. Sin contar el hierro que se explota y comercializa desde 1950".

Estos minerales raros son empleados en la fabricación de artefactos de alta tecnología como en la industria aeronáutica y espacial y en los reactores nucleares, láseres, máseres (amplificadores de microondas), baterías de alto rendimiento, combustibles y hasta filtradores de radiación. La explotación de estos recursos "dependerá de la certificación que hagamos, ya que nuestras reservas de tierras raras no están cuantificadas", declaró el Ministro Víctor Cano.

Los minerales de venta inmediata son: oro, diamante, coltán y carbón. "Así que las tierras raras, aunque van a certificarse, no están dentro de nuestras prioridades para explotarlas, por ahora". Otra mineral es el coltán, conocido como oro azul, considerado indispensable para la elaboración de condensadores electrolíticos que funcionan en computadoras portátiles, teléfonos celulares, dispositivos de video, aparatos de sonido, consolas de juegos, GPS, televisores y naves espaciales.

El coltán tiene precios superiores al oro y al diamante y reveló el ministro "que las reservas en Venezuela pudieran, aproximarse a los 100.000 millones de dólares". Ahora, ocho años después del anuncio, se concretó la primera exportación oficial de coltán. Venezuela exportó 5 toneladas de coltán, por 300.000 mil euros. "Venezuela combate el contrabando de coltán hacia Colombia", hasta ahora no se ha podido calcular la cantidad de material robado al país.

El coltán venezolano se encuentra a nivel del suelo y no hace falta más que recolectarlo a mano sin el empleo de maquinarias. También existen importantes vetas de Torio (Th), un elemento químico radiactivo definido como un combustible nuclear limpio, usado también en la industria espacial. El país debe decidir entre "extraer el torio o preservar esa zona", un debate similar al que se registró en Ecuador alrededor de la explotación petrolera en el Amazonas.

Las estimaciones de reservas de oro (son 8.000 toneladas) somos el segundo país con mayor cantidad del mineral aurífero muy cerca de EE.UU con 10.000 TN) Esta información es importante promoverla a todos los venezolanos y mundialmente, para que entiendan porque EE.UU quiere invadir a Venezuela, algo que no lo permitiremos los venezolanos patriotas que somos la inmensa mayoría. En conclusión hay que derrotar políticamente el capitalismo mundial para construir el sistema socialista y acabar con la pobreza mundial e implantar la justicia social y salvar al planeta tierra.

El PSUV debe ser el verdadero guía y unificador de la clase y sectores explotados en la batalla por liberar definitivamente a la patria de la pobreza extrema, el atraso y la dependencia, debe ser el propulsor de la conciencia social y de los cambios históricos, promotor de la justicia social, moral y económica. Si hay educación para la conciencia ideológica socialista de toda la población se podrá derrotar la pobreza en el mundo. ¿Cómo hacerlo? Ver artículo la próxima semana.

www.todosobrederechoshumanosblogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 529 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a267540.htmlCd0NV CAC = Y co = US