Terrenos decretados AVIVIR son de engorde en Lechería

De doces (12) parcelas decretadas Áreas Vitales de Viviendas y Residencias (AVIVIR) según Gaceta Oficial Número 39.896 de fecha 02/04/2012 en la ciudad de Lechería estado Anzoátegui, en ninguna hasta la presente fecha se ha construido residencias, al contrario en tres de ellas se construyeron colosales centros empresariales, amparado por la permisología dada por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Renovables y la Alcaldía del Municipio Urbaneja por supuesto, incluso se registro la compra-venta de los mencionados centros ante el Registro Subalterno sin importar su condición sujeta a un decreto para uso residencial. Actualmente dos parcelas con los números 12 y 20 esta ocupada con maquinarias de una famosa contratista denominada “Ventana de la Revolución” propiedad del Sr. Rafael Clarcia, testaferro de un famoso pelotero que llaman el caribe mayor y fue Alcalde de un municipio en el estado Anzoátegui. Cada semana la maquinaria crece en equipos, lo que hace presumir que a pesar de la crisis económica goza de sendos contratos multimillonarios.

Quien le pone el cascabel al gato, innumerables denuncias se han hecho ante el Ministerio de la Vivienda y el Instituto Nacional de Tierras Urbanas, pero no se vislumbra el día que coloquen la piedra fundacional de la construcción de alguna residencia en esos terrenos. Diversos colectivos de viviendas se han organizados entre ellos “Ciudad Cayaurima”, “Ciudad Magdalena”, “Cacique Maraguey” y “Cacique Toronoima”, todos ellos con nombres de aborígenes, como un homenaje a las mujeres y hombres autóctonos y dueños originales de estas tierras del Caribe. Se engañas a las familias sin techos que pronto a través del programa 0800MIHOGAR se van a construir residencias que abarquen un total de quinientos (500) apartamentos, pasan los años y desde el año 2012 el legado de viviendas dignas para el pueblo del Comandante Hugo Chávez, pasa también al sueño eterno.

Los Ex - Ministros de la Vivienda Ricardo Molina y Manuel Quevedo, así como los Ex - Gobernadores Isturiz y Tarek, se ocuparon poco o ninguno del solventar la construcción de las viviendas en esos terrenos decretados “AVIVIR”. Cuanta falta hacen esos apartamentos, donde es posible construir en esos terrenos quinientas (500) soluciones habitacionales para el pueblo, son terrenos que en el argot de la delincuencia de cuello blanco, los llama “terrenos lomitos”, porque están bien ubicados en la perimetria urbana de residencias de lujos, los terrenos de la ciudad de Lechería son los más caros de Venezuela. De terrenos decretados “AVIVIR” ahora pasan a terrenos de engorde, ojala el actual Ministro de la Vivienda Ildemaro Villarroel, se aboque a darle uso y construya las residencias en los actuales terrenos “AVIVIR” que clama los habitantes de la zona norte del estado Anzoátegui y en especial la gente de Lechería.

Como ente ejecutor se ofreció PDVSA, una organización colectiva de los trabajadores petroleros denominada “Hijos de la Patria Bolivariana”, liderizada por Janeth Chávez, también se ofreció como ente ejecutor, reuniones iban y venían en la Campiña en Caracas y Laguna Pozuelo en Lechería, pero todo fue un pote de humo, algunos colectivos de vivienda como “Ciudad Cayaurima” y “Los azulejos” fueron engañados adrede. Tanto los trabajadores de la industria como orgullosamente se hacen llamar los petroleros y la comunidad de Lechería, solo servían para la foto del momento y las autoridades de turno, con el brote notorio y publico de la corrupción en ese ente público y el ataque frontal que hace el Ministerio Publico a la corrupción en PDVSA, se pueden entender en retrospectiva la actitud del engaño y manipulación por parte de las antiguas autoridades de PDVSA. También seria bueno que el Ministerio Público se avocara a una investigación sobre la compra y venta del Centro Empresarial Atlántico, construido en un terreno AVIVIR al lado de PDVSA Agrícola y Centro Empresarial Zeus construido en un terreno AVIVIR al lado del SENIAT, la forma como fue obtenida la permisología para ambas construcciones, porque se acepto su registro ante el SAREN y la venta de dichos centros empresariales, esta investigación puede develar otra cara oculta de la corrupción.

Los colectivos de viviendas en Lechería, llevan más de cinco (5) años de lucha, son gente humildes, clase media, con obreros y profesionales. Lechería es uno de los municipios emblemáticos de la oposición en Venezuela, son electos en la Alcaldía porque cada vez que se abre el registro electoral permanente, trasladan e inscriben votantes de las ciudades cercanas, como Barcelona, Puerto la Cruz y Guanta, el registro engorda de votantes en cada campaña electoral, pero esos votantes no viven, ni hacen actividad social, comercial o política en Lechería, aparecen solo en las elecciones. Lechería cuenta con numerosos terrenos ociosos, se pueden construir viviendas o residencias, hace falta una política de poblamiento urbano, sin necesidad de invasiones, es una manera de apagar la brasa que es Lechería, que se prende en tiempo de guarimbas o golpes de estado blando al gobierno revolucionario. El Ministerio de la vivienda tiene una deuda social con los colectivos de viviendas del Municipio Urbaneja (Lechería), allí están nueve (9) terrenos decretados AVIVIR, los terrenos tienen a pata de mingo todos los servicios públicos, su uso es residencial, no se necesita acondicionar los terrenos con rellenos, la construcción puede ser en losa flotantes evitando los pilotines con construcciones tubulares. Quedan cerca escuelas, farmacias, centros de salud, paradas de transporte, expendios de víveres, etc. Solo falta la voluntad política y las ganas de acabar con tanta corrupción y burocracia que son los frenos que después de cinco (5) año que tienen esos terrenos decretados AVIVIR no se hayan construido ninguna vivienda. La inversión económica que se haga es una inversión social para el pueblo que es el que aguanta esta guerra económica, es quien aguanta la democracia y el gobierno de Nicolás Maduro, este pueblo merece sus viviendas dignas, es hora que la misión vivienda se de una vuelta por la zona norte de Anzoátegui.


En Anzoátegui los Gobernadores prefieren la construcción de viviendas aisladas, no solo porque da votos, sino también da una jugosa comisión por los contratos de construcción, hace mucho tiempo en la cuarta republica, una comisión por contrato era del diez por ciento (10%) del monto total del contrato, ahora es del veinte y cinco por ciento (25%) del monto total del contrato, es el bendito “pote” de la administración pública, nadie habla sobre este asunto, pero es una realidad y un tumor maligno en las arcas del erario público nacional. Solo basta leer los artículos de Rafael Ramírez, las denuncias sobre corrupción del Fiscal General de la nación y otros para darse cuenta que hay distintas formas de robar el dinero en la administración pública. Un contratista cobra el pago de la obra ejecutada, a veces ni la ejecutan, y lleva en efectivo o transfiere a terceros el monto del veinte y cinco por ciento (25%) que exige la autoridad que otorgo el contrato de la obra, como se demuestra el concierto para delinquir, el trafico de influencia o la concusión, en una sociedad de cómplices. Por lo pronto espero que esta historia no se repita y se construya las viviendas en los terrenos AVIVIR en Lechería.


enocj6@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 723 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /regionales/a260551.htmlCd0NV CAC = Y co = US