La multimillonaria cuenta en euros del ladrón Julio Borges

Hace poco fue publicada una denuncia en contra del canalla Julio Borges, uno de los traidores más representativos de la patria junto al otro ladrón, "El Vampiro" Antonio Ledezma, que, como era de esperarse, pasó por debajo de la mesa. No le interesó a la gran prensa nacional ni a la canalla mediática internacional, pero nadie la ha desmentido, ni siquiera el delincuente aludido y residenciado en Colombia, bajo el amparo del presidente paramilitar y narcotraficante, Iván Duque, títere del otro asesino Álvaro Uribe Vélez, mejor conocido en los submundos neogranadinos como "El Paraco de la Motosierra".

Los señalamientos en contra de ese bandido del grupo terrorista Primero Justicia del no menos delincuente, Henrique Capriles Radonski, tiene que ver con una cuenta bancaria que el portal Aporrea reseña de esta manera: "Angie Pérez, periodista venezolana, radicada en EEUU y dada conocer por sus múltiples denuncias escandalosas a través de sus redes sociales, ha puesto una bomba dentro de la oposición venezolana al publicar un estado de cuenta del político opositor Julio Borges.

Pérez desveló un presunto estado de cuenta valorado en más de mil millones de euros, perteneciente al diputado Julio Borges fechado el 24 de septiembre 2017.

En esta captura de pantalla se pueden ver los saldos multimillonarios en euros del Presidente de la @asambleave en @hsbc", indicó la periodista vinculada a miembros del partido republicano de la Florida como Marcos Rubio e Ileana Ross Lehtinen, y acreedora de un premio Emmy por sus denuncias".

Esta escandalosa noticia de primera página en cualquier periódico de Venezuela y del planeta, no la vi en otro medio de comunicación social, muy diferente a cuando hay una hampón acusado de corrupción que, de alguna manera, tiene o tuvo que ver con el proceso revolucionario, porque en este país a la oposición en su obsesión de derrocar al presidente de la paz, Nicolás Maduro Moros, no le interesa el daño que un ladrón le haya ocasionado a la nación, al pueblo, a su gente, sino que esté vinculado al chavismo, para poder seguir atacando el proceso bolivariano con la banal esperanza de que algún día destruirán la revolución. Mensos mal que como que esperan sentados. Parados, si no se han cansado, se van a cansar.

En ese sentido, hago una autocrítica. Los medios de comunicación honestos, serios, responsables, así como los usuarios de las redes sociales, que luchan por una Venezuela libre y soberana, sin ataduras imperiales, debieron de activarse en conjunto, no tanto para reproducir la noticia, sino para ahondar en los hechos. O, por lo menos, exigir que se devele el origen delictivo de la fortuna de ese ladrón. Hasta el Fiscal General de la República, Tareck William Saab, ha debido exigir información oficial al respecto.

Digo oficial por cuanto la extraoficial, que es verídica, la ha tenido el pueblo venezolano y el mundo ante sus ojos, si analizamos que el imperio gringo ha financiado todos los golpes de estado en Venezuela incluyendo el magnicidio frustrado en contra de Maduro, y que el ladrón Julio Borges es un vendido capaz de entregar hasta la madre por dinero.

De hecho, se fue por el mundo pidiendo que el presidente Donald Trump, sancionara al pueblo de Venezuela, para hacer que pase hambre y la gente perezca en los hospitales del país por falta de medicamentos.

Y si hacemos una reflexión más sencilla, solo pensemos ¿cómo hacen esos apátridas traidores para iniciar giras permanentes por el mundo dándose la buena vida? ¿De dónde sacan el dinero, los dólares, los euros, para costear los gastos de ellos y los de sus familiares? Obviamente están recibiendo dinero por la venta de su conciencia, por intentar entregar el país, por hacer que le quiten la comida y las medicinas al pueblo.

Así tenemos que ellos viven como los reyes mientras el pueblo pasa necesidades, penurias. Son tan bajos, tan criminales, tan miserables, que desearán que los Clap no llegaran a las comunidades, para que la gente no reciba alimentos por ninguna vía; que la gente, en definitiva, muera de hambre, de tristeza, de dolor, de pesar. ¡Qué asesinos!

Y aquí vale otra autocrítica, no es posible que un ser tan despreciable, tan abominable como Julio Borges, ande libre. Aún no sabemos los años que tengan que pasar en Venezuela, para que se supere el daño que ese criminal junto a "El Vampiro" Ledezma, le han hecho al pueblo…

Las traiciones de ese hampón fueron públicas, y desde ese tiempo debió ser encarcelado, puesto entre rejas antes que se fugara, antes que le hiciera demasiado daño al pueblo, como aún desde Colombia le sigue haciendo complotando con los asesinos Iván Duque y el amo de los dos, el narcoparaco, Álvaro Uribe Vélez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 15538 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gian Carlo Di Martino

Gian Carlo Di Martino

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a272978.htmlCd0NV CAC = Y co = US