La oposición según Leopoldo Puchi, malamente entre Colombia y EEUU

En artículo publicado recientemente en la Revista Zeta, el ex masista, supongo que es así, buen analista sobre todo por cuidar los detalles y procurar mantener el equilibrio, habla de las posibilidades reales que EEUU, con el apoyo de Colombia aliente un conflicto armado en Venezuela. Dice Puchi: "En la trama que se ha creado, hay que prestarle especial atención a la presencia de Colombia en el conflicto, porque tiene intereses geopolíticos específicos en relación en Venezuela."

http://deeligiodamas.blogspot.com/2018/10/colombia-y-venezuela_9.html

Esa afirmación no tiene para uno nada de novedosa, pero vale la pena mencionarla para que alguna gente con dudas o se deja llevar por la desesperación que le genera Maduro y quienes con él gobiernan, la tome con la seriedad perentoria y no la asuma como un argumento de gente interesada, eso crea y la banalice. Pudiera haber incluso quienes piensan que, como EEUU, tampoco Colombia tiene interés en lo nuestro, que es nuestro territorio y lo que en él hay; sino que a sus gobernantes y grupos dominantes sólo interesan y preocupan las dificultades que el venezolano de hoy confronta y el fenómeno migratorio que, siendo de muy pocas personas, en comparación con el montón que de allá se ha venido para acá por años sin parar, ya no soportan a tanto "venoco". Y vale la pena mencionar esa opinión por la suerte de equilibrado que caracteriza a quien escribió ese artículo titulado "Colombia

y Venezuela".

Desde hace cerca de dos años, Colombia gestionó para incorporarse a la OTAN, un organismo que como su nombre lo indica, Organización del Atlántico Norte, constituye un frente de defensa de un área ajena absolutamente al país suramericano. Lo que visto de esa manera no pasaría de ser un simple gesto hasta vanidoso. Pero sería una manera de vincular y favorecer la injerencia de esa organización en un conflicto que pudiera desatarse entre el país vecino y Venezuela. Antes abrió su espacio para que EEUU instalase varias bases militares y entre estas, las de "Larandia, Tres Esquinas, Arauca, Puerto Leguízamo, Leticia y Florencia, bases militares de Estados Unidos en Colombia, trabajan en la formación de un "arco estratégico" enfocado a una potencial intervención en territorio venezolano."

Según la fuente, cuyo enlace colocamos abajo, "el anillo militar estaría integrado además por tropas de asalto norteamericanas acantonadas en las bases de "control y monitoreo" Reina Sofía, de Aruba, y Hato Rey, de Curazao, y el centro de operaciones tendría asiento en la base de Palmerola, en Honduras, la mayor instalación extranjera de esa naturaleza en territorio latinoamericano."

http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/05/11/bases-militares-de-eeuu-en-colombia-apuntan-a-venezuela/#.W70t5NdKjIU

Recordemos como esa base de Palmerola, en Honduras, fue el centro donde se fraguó el golpe de Estado de contra el entonces presidente Zelaya.

Es decir, lo que se prepara en Colombia, elementalmente, no es un operativo para combatir la producción y contrabando de drogas, porque es evidente, lo muestran las cifras, eso ha aumentado pese eso; tampoco para prevenir una guerra en una zona de paz como la es nuestro continente, sino una invasión a Venezuela. Y si esta se produce y como dice Leopoldo Puchi: "De resultar vencedora una coalición de la que haga parte, bien sea por la vía de sanciones y presiones, o por un enfrentamiento armado, se debilitaría la posición de Venezuela sobre diferendos territoriales y casi de forma inevitable el empresariado colombiano y su red productiva coparía lo que se ha denominado "la reconstrucción". Dicho de otra manera, EEUU y Colombia harían con nosotros "caída y mesa limpia". Se cumpliría el viejo sueño de las clases dominantes de Colombia de ponerle las manos a lo que por suerte tocó a los venezolanos en términos territoriales y materiales. Sin olvidar que antes se apropió de buena parte de nuestro territorio.

Para más, informa Puchi, "Como han señalado varios ministros de ese país, Colombia quiere ser el gran exportador de mercancías y bienes de capital y participar en la industria petrolera y la explotación del oro."

Significa todo eso, según la visión de Leopoldo Puchi, a quien no se le puede acusar de un comunista, calificativo con intenciones de descalificar, puesto de moda nuevamente, que lo que priva no es interés por prestarnos ayuda humanitaria, ante los desaciertos de un gobierno incompetente y que hasta se ha dejado avasallar por la corrupción, sino la riqueza nuestra.

Ante tal cuadro o perspectiva, refiriéndose a la oposición, tanto que como ya dijimos su artículo se titula "Colombia y Venezuela", saca las siguientes conclusiones:

"Esa presencia activa de Colombia en lugar de ayudar a los factores de oposición, lo que hace es obstruir las posibilidades de su desarrollo y es un obstáculo para cualquier negociación entre las partes internas en función de los cambios que se necesitan, ya que es difícil que en Venezuela se acepte un potencial tutelaje de la clase dirigente y gerencial de Colombia."

Es decir, según Puchi, el interés o "esa presencia activa de Colombia", se convierte en un obstáculo para la "oposición" venezolana, lo que parece una mención incompleta, pues también sería para el empresariado venezolano, que no parece ser aludido en la categoría utilizada. Como también lo es, olvidar que el capital extranjero, de la órbita de la OTAN, empezando por EEUU también querrá cobrar "sus esfuerzos y contribuciones". Y uno toma este desliz de Puchi para llamar la atención al lector hasta donde pudiéramos estar "guindados de la mata". O por acción u omisión sacar falsas conclusiones.

De todo esto, uno concluye que en el inventario de responsabilidades que compete a la oposición y a mucha gente, hasta equilibrada y juiciosa como Puchi, es que al momento de analizar, que es un desarmar las realidades, optamos por olvidar u obviar cosas, según lo que convenga o los afectos de cada quien. Como que los odios y hasta los intereses particulares hacen perder las perspectivas. En esta situación de ahora hay que prestarle atención a Colombia por lo geopolítico y sus intereses ocultos, pero sin olvidar, que en este asunto, en buena medida y en última instancia, prevalecerán los intereses y deseos de la gente en la Casa Blanca. Es decir, como él mismo apunto, por encima de todo hay que tener presente que ese conflicto entre Venezuela y Colombia, sólo será posible si EEUU lo alienta y apoya con los medios que tiene y para los fines primordiales suyos. Y que el venezolano, partidario del gobierno o la oposición, no tiene otra opción sino la de salir perdiendo. Por eso mismo Edson Bagnara, coordinador del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil, explicó que "el neoliberalismo necesita las riquezas de América Latina para poder seguir alimentando sus fuerzas".

https://www.aporrea.org/internacionales/n332693.html

De allí que "las negociaciones entre las partes internas", como lo dice Puchi, refiriéndose a la oposición, deben poner en primer término el interés nacional, Maduro no puede ser una excusa para apoyar viejos y deseados planes extranjeros contra Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 660 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a270402.htmlCd0NV CAC = Y co = US