Grita la máquina, “No tienes Spam”. “Se cayó Betulio” gritó Miguel Thodee

En verdad, desconozco si del lado del gobierno hay de esos tipos, pero de verdad que, hay muchos de la oposición. Pero en lo que a mí respecta, quienes más me ladillan son sólo dos.

Hablo de esos tipos, supongo pagados por alguien, que se dedican todo el día a enviar correos electrónicos con noticias, no importa si están confirmadas o no, generalmente con aquello "me dijeron" o "dicen en las redes", la mayor de las veces inventadas y hasta inverosímiles. Alguien, a quien no calificaré, pues bien sé lo hará el lector de esto, le mandó a un amigo nuestro un mensaje el martes 31 de octubre, según el cual había leído la gaceta salida ese día donde se dejaba constancia que, por decreto, el presidente Maduro había aprobado un "bono de 4 millones de bolívares" para cada trabajador público, activo o jubilado.

-"¿Qué te parece el decreto de Maduro?"

Así me habló mi amigo y calló para esperar mi respuesta. La que no fue otra cosa que preguntarle a su vez:

-"¿A cuál decreto te refieres?"

En verdad, desconocía absolutamente de qué me hablaba.

- "Pues a este que me envió un amigo por el celular sobre"……y me habló de esos "cuatro millones."

-"Lamento decepcionarte. Pero eso, aparte de una mentira, está muy mal contada."

Mi amigo, a quien en efecto, había desilusionado, después de mostrar su incomodidad, recomponerse, optó por hacerme la pregunta ritual:

-"¿Por qué dices eso? Tengo la información en mi celular que me la envió un colega."

Dijo aquello con convicción, lo había sacado de la biblia, Caja de Pandora, dado a conocer por un oráculo de aquellos de la literatura griega o hasta quizás el mismo Dios, que se introducen en el móvil y no son otras que las "redes sociales". Para él, como para una multitud que parece demasiado gigantesca, todo lo que por allí llega tiene carácter de verdad irrefutable. Yo había cometido el pecado de poner en duda una sacrosanta creencia suya.

Le dije como solía decir el famoso detective de novela Scherlock Holmes, "elemental amigo Watson"*, ese decreto no puede estar en ninguna gaceta, sencillamente porque no existe.

-"Cónfiro Eligio, ¿Por qué dices eso? Si está aquí en esta nota."

-"Sí, mi querido amigo, no dudo que tienes esa "información", entre comillas, en tu celular, pero es una mentira. Por supuesto, ignoro si es inventada por tu amigo o simplemente él ha sido engañado como tú."

Luego agregué, "Será mañana miércoles 1° de noviembre cuando el presidente hable del asunto económico como ofreció y como se espera, seguro lo hará de aumento salarial y otras cosas. Sólo después de eso, será cuando salga el decreto en gaceta. Eso quizás suceda, el próximo jueves 2° de noviembre". Agregué sonriendo, "no te dieron una noticia de periódico de ayer sino de pasado mañana."

Por supuesto me sentí incómodo al desalentar a mi amigo que bien sé que esos reales, como a mí falta le hacen, pero quise enseñarle tuviese cuidado de esas informaciones que corren por las redes cada segundo con fines nada sanos. En este caso, se intentaba, sin duda, crear una determinada expectativa que se trocaría en desaliento y hasta rabia, no al experimentar que le había engañado alguien, bien pudo ser su amigo, quizás no, sino el gobierno o su patrón que no pagó lo ofrecido. Porque en él se había instalado como verdadera aquella idea u oferta que hasta le pareció grata y por demás navideña, por supuesto y sus razones tiene.

A esos cinco o seis tipos que suelen mandarme noticias falsas por correo electrónico, pues los comentarios ligeros en facebook ni siquiera les leo, les apliqué spam. Hubiera querido y quiero impedir que sus cosas me lleguen, pero mis conocimientos sobre el asunto no me lo permiten. Creí que al darles spam, me los quitaría de encima, pero que va. Siguen llegando al archivo de spam y por mera curiosidad que al hombre atrapa, siempre les leo. La curiosidad es una vaina seria, por ella uno puede aprender mucho pero también hasta exponerse demasiado. La mejor de las veces me envían artículos de esos que Ludovico Silva llamaría puramente "ideologizados" que explican los asuntos de manera que les conviene o a través de un enfoque hasta amparado en una presunta ciencia económica que no es más que una forma de narrar la pelea como al público y narrador les hubiese gustado sucediese. Como aquella vez que Miguel Thodee narró al revés una pelea de "Morocho", el caraqueño, aquel primer venezolano campeón mundial en una categoría del boxeo profesional. Según el narrador, cada round y segundo de pelea pegaba el caraqueño, era de este cada puño disparado al cuerpo del contrario, en un momento dado, uno de los boxeadores se tambaleó y el narrador vio hacerlo al contendor del pastoreño y eso dijo a su público, pero al final se vio como obligado a gritar de manera sorpresiva la verdad, "¡se cayó Morocho!".

Pocas veces, esos muy ocupados personajes envían trabajos que pese a lo ideologizado pudieran merecer ser leídos. Pero lo que les interesa sobremanera es aquello que impacte al lector y lo disponga a salir a la calle y hasta ponerse al lado de quienes les venden como sus adalides, héroes y salvadores o libertadores. Además de la mentira, lo grotesco, infundio, prevalece el odio, sin importar el tema que traten. Nunca analizan un asunto y proponen o por lo menos sugieren algo. Lo que importa es sembrar odio contra las personas y enlodar a quien sea. Hacen un trabajo con fines políticos inmediatos, obedeciendo a un plan. Son guarimberos de las redes. Por eso les doy spam, pero aun así no logro quitármelos de encima.

Pero no hay duda que eso parece ser un trabajo bien pagado. Se trata de personas que nunca escriben nada. Por lo general parecieran ser de lo que los venezolanos llamamos "cierta edad". Salvo alguna que otra vez incluyen una breve nota o comentario personal insidioso sobre el asunto que trata la noticia o el artículo del cual son remitentes.

Como poco a nada sé de inglés, en la escuela mis notas sobre la materia siempre fueron bajas, no sé qué significa la palabra spam. Ni voy a perder el tiempo averiguándolo, pues creo haberlo aprendido por los hechos. Me gustó siempre la palabra "materia", que usábamos todos, para llamar a una serie de asignaturas que solían fastidiarnos, no porque fuesen fastidiosas en sí, sino que a los muchachos así se nos antojaban, por eso les llamábamos maliciosamente "materia", tal como los cumaneses al pus que brotaba de las heridas infectadas. Claro, ahora eso no pienso. He advertido que eran vainas de muchacho. Pero con el tiempo, el arrume de correos, muchas veces indeseables, otros de poco o ningún interés para mí, llegué a la conclusión que ese espacio es algo así como la papelera, el basurero, y casi todo papel desechable o basura cibernética. Aunque en ingles la palabra usual es trash bien, uno puede sin dificultades en nuestra lengua usar como sinónimo de spam, el basurero.Pero, como decía un personaje de Radio Rochela, "por eso pagan", esos tipos parecen pasarse todo el día sentados frente a la máquina recogiendo basura y dispersándola por todo el vecindario. No son sus opiniones, casi absolutamente, son de otros. Pero por eso pagan y eso es suficiente, de algo hay que vivir. Además esperan que ese "trabajo" algún día les dé otra recompensa adicional contante y sonante, aunque los billetes de ahora no se vean si suenan en la cuenta bancaria.

El humilde personaje que hace el trabajo de recoger toda la basura que generamos los humanos, incluyéndole, presta un inapreciable servicio; el repartidor de basura, esa a la que generalmente le damos spam, sólo hace daño. Aquel limpia, este ensucia.

*Según una nota leída días atrás, Scherlock Holmes, o mejor el autor del personaje y sus novelas, sólo usó esa frase una vez. En una novela de 1939 llamada "Las aventuras de Scherlock Holmes".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 422 veces.



Eligio Damas


Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /medios/a256147.htmlCd0NV CAC = Y co = US