Estima investigador de conflictos mineros de CopperAcción

Conflictos sociales en Perú podrían resurgir con fuerza en 2019 ante reactivación de proyectos mineros

La minería, la agricultura y la tala ilegal y siguen destruyendo la Amazonía, el pulmón del mundo

La minería, la agricultura y la tala ilegal y siguen destruyendo la Amazonía, el pulmón del mundo

Credito: Futuro verde

Lima, 12 de Dic. - Los conflictos sociales en Perú, uno de los mayores productores de metales del mundo, podrían resurgir con fuerza el próximo año por el temor de las comunidades a daños ambientales en la medida en que firmas mineras intenten reactivar sus proyectos, estimó el miércoles un experto.

El investigador de conflictos mineros de CopperAcción, José de Echave, dijo que en Perú se debe atender una agenda social y ambiental que quedó pendiente tras un “ciclo de confrontación política” en el Congreso entre el Gobierno y la oposición en medio de una lucha contra la corrupción.

Según Echave, ex viceministro de gestión ambiental, se vienen incubando conflictos por promesas incumplidas de beneficios por parte del Gobierno y las empresas, así como por el temor a daños ambientales.

“En el 2019 podrían resurgir escenarios de fuerte conflictividad social si no se aborda esta agenda pendiente, más aún si el gobierno pretende insistir con proyectos que causan gran rechazo en la población local, como ocurre en los casos de Tía María, Río Blanco y Cañariaco”, agregó Echave a periodistas.

Se ve con “preocupación varios proyectos que tienen mucha resistencia y mucho rechazo de la población y que, de parte de las propias empresas mineras y de las autoridades, hay expectativas de que se puedan desarrollar”, observó.

Uno de los emprendimientos es Tía María, un proyecto de cobre de 1.400 millones de dólares de Southern Copper paralizado en el 2015 por temores a contaminación de las aguas que las comunidades usan para sus actividades agrícolas. “A todas luces este proyecto tiene un fuerte rechazo de la población”, agregó.

Sin embargo, el vicepresidente de Finanzas de Southern Copper, Raúl Jacob, afirmó el miércoles que el 59 por ciento de la comunidad de Islay, vecina al proyecto, está a favor del desarrollo de Tía María. Además refirió que la empresa ya presentó la subsanación de decenas de observaciones que solicitó el gobierno para autorizar el inicio de su construcción.

Por otra parte, Echave afirmó que la china Zijin Mining Group ha expresado su intención de reactivar su proyecto de cobre Río Blanco, que requiere una inversión de 2.500 millones de dólares y que está ubicado en la región norteña de Piura.

Este proyecto se paralizó en el 2005 por temores a contaminación de parte de las comunidades agrícolas y dos personas murieron en protestas en el 2009. Hace dos años, el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski firmó un acuerdo para desarrollar Río Blanco así como otros proyectos de mineras chinas.

En tanto, el proyecto Cañariaco, de Candente Copper, paralizado desde el 2013, busca reiniciar sus actividades de exploración en la región norteña de Lambayeque, “lo que podría generar una situación de conflictividad”, agregó Echave.

La actividad minera es vital para la economía peruana y empresarios y funcionarios del Banco Central han afirmado que el gobierno del presidente Martín Vizcarra no puede postergar más el desarrollo de grandes proyectos que aportarían miles de millones de dólares.

Reporte de Teresa Céspedes; Editado por Silene Ramírez


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2982 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n335640.htmlCd0NV CAC = Y co = US