Indoamericanas, afroamericanas, jóvenes, latinas y musulmanas

Más de 100 escaños: Las mujeres hacen historia en las elecciones de Estados Unidos

Rashida Tlaib (centro) es ahora congresista musulmana

Rashida Tlaib (centro) es ahora congresista musulmana

Washington, noviembre 7 - Las mujeres han hecho historia en las elecciones de mitad de mandato de Estados Unidos, propiciando con su voto un decisivo cambio y entrando como un ciclón en la Cámara de Representantes, que pasa a ser controlada por los Demócratas. Ellas han obteniendo más de 100 escaños en la Cámara Baja y se han abierto camino como gobernadoras en algunos estados. A pesar de que siguen suponiendo apenas un 25% del total de los miembros del Congreso, se trata de cifras jamás alcanzadas hasta ahora.

La movilización masiva de mujeres en torno al movimiento #MeToo y a la Women’s March se ha traducido en un activismo político sin precedentes que ha sido clave para cambiar el signo de la Cámara de Representantes. Según datos del Center for American Women and Politics de Reuters, más de 420 mujeres se presentaron inicialmente como candidatas demócratas para ser congresistas, senadoras o gobernadoras. Y hasta un tercio de las candidatas para el Congreso eran mujeres afroamericanas.

Entra el centenar de mujeres que han conseguido un escaño, hay algunas que resaltan por su juventud, su origen racial, en una campaña marcada por la inmigración, su religión o su edad. Así, Sharice Davids y Deb Haaland, son las primeras mujeres nativo americanas que llegan al Congreso de Estados Unidos. Rashida Tlaib e Ilhan Omar, se convierten en la primeras congresistas musulmanas. Alexandria Ocasio-Cortez, la mujer más joven en ser elegida representante, con solo 29 años. Lou Leon Guerrero será la primera gobernadora de Guam. Verónica Escobar y Silvia Garcia, serán las primeras congresistas latinas por Texas. Ayanna Pressley, primera congresista afroamericana en el estado de Massachussets y Marsha Blackburn se ha convertido este martes en la primera mujer senadora por Tennessee.

La plataforma Women´s March, que nació en el mismo momento en el que Trump fue elegido presidente hace ahora dos años como una forma de resistencia a sus políticas y discursos machistas y xenófobos, ha realizado una gran campaña desde 2016 incitando a las mujeres a registrarse como votantes y a presentarse ellas mismas como candidatas en sus propios estados. Sus acciones han ido desde la sensibilización hasta la capacitación de mujeres para realizar campañas electorales exitosas. Su objetivo principal era dar un vuelco en las elecciones de medio mandato para acabar con la superioridad de los Republicanos en el Congreso.

Pero no sólo su entrada en la Cámara de Representantes ha supuesto un hito, sino que parece confirmarse los datos de las encuestas a pie de urna: que el voto masivo movilizado por las mujeres fue decisivo para el triunfo demócrata en el Congreso y que los republicanos se han nutrido, principalmente del voto de hombres blancos.

Donald Trump ha salvado los muebles al lograr mantener la mayoría en el Senado, donde se renovaba un tercio de los escaños. Pero el giro que se ha producido en la Cámara de Representantes, que se renovaba al 100%, parece dejar clara cuál es la alternativa demócrata para las próximas presidenciales: movilizar, aún más si cabe, el voto de los jóvenes, las minorías étnicas y, sobre todo, las mujeres. De todo tipo, condición y adscripción política o religiosa.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2772 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n333939.htmlCd0NV CAC = Y co = US