No se vieron por TV

Rusia metió unos cuantos goles económicos durante el Mundial de Fútbol 2018

Moscú, julio 20 - Políticos de gran calado de distintos países del mundo llegaron a Rusia este verano junto a miles de hinchas. Sin embargo, sus objetivos iban más allá de disfrutar del Mundial. Todos ellos llegaron al país euroasiático para hacer negocios.

Arabia Saudí

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman Saud, fue uno de los primeros en llegar a Rusia. A finales del Mundial de Rusia la Autoridad General de Inversiones de Arabia Saudí permitió a la empresa rusa Miratorg, especializada en la producción de carne, abrir en su territorio una oficina de representación. Esta apertura permitirá a la compañía rusa aumentar sus suministros no solo en este país sino en otros Estados de la región.

Además se dieron a conocer los resultados de otros acuerdos. Así, las arcas públicas de Rusia ingresaron 4.000 billones de rublos —62.903 millones de dólares— como resultado de la firma de los acuerdos entre la OPEP+ y entre Riad y Moscú.

Además, el Fondo de Inversiones Directas de Rusia comunicó que para verano de 2018 el volumen de las coinversiones de Moscú y Riad alcanzó los 2.000 millones de dólares.

Irán

La celebración del Mundial de fútbol coincidió con la organización de la exposición industrial Innoprom-2018, que se celebró en la ciudad rusa de Ekaterimburgo. En esta exposición el viceministro de Industria y Comercio de Rusia, Gueorgui Kalamánov, se reunió con su homólogo iraní, Barat Gabadian.

Según Kalamánov, Rusia cerró el suministro a Irán de vagones ferroviarios y otros equipos para sus ferrocarriles por un valor de 75 millones de dólares. Además, ambos países trabajaron sobre la posibilidad de realizar proyectos conjuntos en los ámbitos de la aviación civil y la construcción de automóviles.

Durante los últimos días del Mundial de Rusia el presidente ruso, Vladímir Putin, se reunió con el consejero del líder supremo de Irán, Alí Akbar Velayati. El mayor logro de este encuentro fue un acuerdo para ampliar la cooperación en el ámbito de la extracción de petróleo. En particular, el presidente de Rusia declaró que el país euroasiático estaba preparado para invertir hasta 50.000 millones de dólares en proyectos iraníes.

Egipto

En julio, Moscú firmó un memorando con El Cairo para la organización conjunta de la exposición y el foro mundial Arabia 2019. Más de 100 empresas procedentes en su mayor parte de Oriente Medio y de África podrían participar en este evento.

El 21 de junio, desde el Ministerio de Transporte de Rusia comunicaron que ambos Estados empezaron a negociar el restablecimiento de los vuelos chárter a Egipto —suspendidos desde el atentado contra un avión civil ruso en territorio egipcio en octubre de 2015—.

Antes del comienzo del campeonato, a finales de mayo de 2018, Moscú y El Cairo cerraron un acuerdo que preveía establecer una zona industrial en el este de la ciudad de Port Saíd durante 50 años. Esta zona será incluida en el área económica del canal de Suez.

Alemania

El presidente de Siemens en Rusia, Dietrich Moller, declaró que la empresa alemana estaba lista para invertir decenas de millones de euros para aumentar la producción de turbinas de gas en el territorio del país euroasiático, que pasaría del 60% actual al 90%.

Por si fuera poco, Siemens —junto a la empresa Ferrocarriles de Rusia (RZD por sus siglas en ruso)— estudió la posible apertura en el país euroasiático de un centro de ingeniería que ayude a trasladar a Rusia la producción de los trenes de alta velocidad Sapsan.

A su vez, el consorcio de empresas alemanas Iniciativa Alemana propuso financiar la construcción de una autopista de alta velocidad que una Moscú con Kazán.

Desde la empresa KUKA AG comunicaron que están preparados para suministrar a las compañías rusas un millar de robots industriales.


Corea del Sur y Japón

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, visitó a finales de junio Moscú, donde se reunió con el mandatario ruso, Vladímir Putin. Ambos líderes destacaron que el comercio bilateral creció en 2017 un 27% hasta alcanzar los 19.200 millones de dólares, y aumentó un 6,5% entre enero y abril de 2018. Al mismo tiempo, el volumen de inversiones coreanas en la economía rusa se incrementó hasta los 1.200 millones de dólares.

Actualmente los astilleros surcoreanos construyen para Rusia 15 buques cisterna que serán utilizados para transportar gas natural licuado desde la planta situada en la península de Yamal.

Además, Moscú y Seúl planean cooperar para modernizar el puerto de la ciudad rusa de Vladivostok, el suministro de nuevas tecnologías para el astillero Zvezda, la mejora de la navegación en la ruta marítima del Norte y la circulación de trenes en el ferrocarril Transiberiano.

Por lo que respecta a Japón, el país euroasiático planea implementar 130 proyectos, la mayor parte de los cuales ya se está realizando. La principal cooperación se efectúa en la esfera de las tecnologías digitales y está relacionada con los planes de dar vida al concepto de Sociedad 5.0 en Japón y con el apoyo al programa Economía Digital en Rusia.

Perú, Uruguay y Colombia

Durante la celebración del Mundial de Rusia el vicepresidente de la Cámara de Industria y Comercio de Rusia, Vladímir Padalko, se encontró con el embajador de Perú, Benjamín Chimoy, y el director general de la Cámara de Comercio de Lima, José Rosas. Los negociadores pusieron al día el acuerdo de cooperación firmado en época de la URSS, en 1980.

Además, ambas partes se mostraron dispuestas a superar los límites actuales de sus relaciones comerciales, que se basan sobre todo en la venta por parte de Rusia de fertilizantes minerales y derivados de petróleo y por parte de Perú en el suministro de productos agrícolas. José Rosas destacó que Lima requería de suministros de productos farmacéuticos y médicos y tecnologías de la información y de inversiones en los sectores de la minería y la construcción.

A su vez, los representantes de Uruguay se mostraron interesados en importar desde Rusia trigo, aceite y carne. Al mismo tiempo, el país euroasiático está listo para abrir su mercado interior a las habas de soja de Uruguay que cumplan con los requerimientos de seguridad.

Finalmente, el jefe del Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia (Rosselkhoznadzor), Serguéi Dankvert, sostuvo el 15 de julio un encuentro con el embajador de Colombia, Alfonso López Caballero. Durante esta reunión se negoció con éxito el inicio de los suministros de cereales rusos (trigo y alforfón) a este país latinoamericano.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7711 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n328447.htmlCd0NV CAC = Y co = US