Cuba: Día del campesino cubano, una historia de lucha alimentaria

Credito: RHC

Cuba, 17 mayo 2017 - Todos los 17 de mayo las zonas rurales de esta isla se engalanan, los agricultores y ganaderos olvidan por unas horas el duro trabajo en la tierra y celebran en cada comunidad el Día del Campesino Cubano.

El sabor inigualable del lechón asado, las competencias de dominó (juego de mesa muy popular en esta nación) y las anécdotas vividas en los últimos años amenizan los festejos que desde 1959 protagonizan los labriegos caribeños.

La fecha coincide con la promulgación de la primera Ley de Reforma Agraria realizada por el fallecido líder Fidel Castro, quien otorgó a más de 100.000 guajiros (campesinos) la propiedad de las parcelas que trabajaron por décadas sin ningún derecho sobre ellas.

La medida, una de las primeras y de mayor impacto decretadas por la entonces naciente Revolución Cubana, reveló el verdadero camino de justicia y equidad social que emprendería la dirigencia política de la mayor de las antillas.

Al tiempo que enfrentó el poderío de la oligarquía nacional y de emporios estadounidenses que llegaban a poseer hasta 264.000 hectáreas de tierra, que eran arrendadas a campesinos cubanos bajo condiciones muy desventajosas.

"Hoy la vida es bien distinta. Crecí escuchando esas historias de miseria y humillación que vivieron mis abuelos y mis padres, porque provengo de una familia campesina y sigo la tradición ahora junto a mis hijos y familiares", aseguró Regino Rodríguez.

El agricultor, propietario de la finca integral "Carolina", perteneciente a la Cooperativa de Crédito y Servicio "Jorge Alfonso" de la central provincia de Cienfuegos (220 kilómetros al este de La Habana), nunca renunció a sus orígenes y desde 2002 decidió reorganizar el trabajo en sus tierras y diversificar su producción.

Primero, narró, tenía prevista la siembra de tabaco, pero un estudio profundo de los suelos determinó que no eran las idóneas para ese fin, por lo que optó por la crianza de ganado menor, en específico cabras y con sólo cinco animales formó su primer rebaño.

En la actualidad, la finca contempla varios subprogramas de la agricultura como es el caso de la producción de leche, tanto de ganado vacuno (40.000 litros al año) como de cabra (70.000 litros), destinada a niños y personas de la tercera edad de la localidad donde vive.

También produce más de 10 toneladas de carne de cerdo anualmente, entre cuatro y seis toneladas de frijoles, maíz, pepino y algunas frutas, que van a los agromercados de las comunidades más cercanas.

"Somos un colectivo compuesto en más del 70 por ciento por familiares que en algunos casos han regresado de las ciudades al campo por las ventajas que se han abierto hoy", expresó Rodríguez.

"Nos sentimos muy satisfechos porque aportamos nuestro granito de arena ayudando a la economía del país a partir de nuestro aporte a la economía local", destacó.

En 2008 y luego en 2012, el gobierno cubano aprobó dos decretos que permitieron la entrega de tierras ociosas en usufructo a personas naturales y jurídicas, con el objetivo de incrementar el rendimiento agropecuario y la producción de alimentos.

Hasta la fecha, de acuerdo con datos oficiales, se han entregado bajo este concepto cerca de dos millones de hectáreas a más de 200.000 cubanos, quienes buscan nuevas formas de gestión más eficientes para disminuir la onerosa compra de víveres en el exterior.

Cifras divulgadas recientemente por el ministro de Economía y Planificación de la isla, Ricardo Cabrisas, apuntan que en 2016 se destinaron 1.668 millones de dólares para la importación de alimentos y para este año se proyectan unos 1.750 millones de dólares.

Según Rodríguez, su finca ingresa cada año por ventas en bruto alrededor de un millón de pesos (41.000 dólares), lo que demuestra la rentabilidad porque, aunque todo ese dinero no es ganancia, sí permite realizar inversiones en infraestructura y elevar los salarios de los trabajadores de manera constante (alrededor de 130 dólares).

El campesino cienfueguero comentó que han incursionado para hacer cada vez más autosustentable y sostenible la finca.

Al respecto, se refirió a la pequeña planta de biogás que construyó cerca de las naves donde cría cientos de cerdos, con cuyos desechos genera energía para su hogar y la de 10 vecinos.

También explicó que desde hace varios años apuesta por la producción de pastos y forrajes altamente proteicos para sus animales.

"Desde que tenemos esos pastos hemos aumentado la producción de leche, las crías salen más fuertes, los animales jóvenes en desarrollo llegan a su talla en un menor tiempo. Los resultados son muy positivos y los hemos visto en un corto tiempo", indicó.

No obstante, uno de los mayores orgullos de Rodríguez es haber tenido la posibilidad de compartir con el fallecido líder Fidel Castro, quien dedicó sus últimos años de vida a la investigación para obtener mayores y mejores niveles de producción de alimentos para la población.

"Nos incentivó a dedicarnos a tener pastos y forrajes ricos en nutrientes, proteínas, vitaminas y minerales para alimentar a nuestros animales porque no podemos depender de los concentrados que son muy costosos y nuestro país tiene dificultades económicas para adquirirlos en el exterior", señaló.

De acuerdo con Rodríguez, esa era la gran preocupación de Fidel Castro, consciente de que el acelerado envejecimiento poblacional que experimenta Cuba desde hace décadas impone la adopción de medidas integrales.

"Siempre nos decía que las futuras generaciones tendrán tres y cuatro ancianos a su cuidado que requieren una alimentación especial, por lo que hay que aumentar la producción nacional de leche, carne y cultivos varios", recordó.

La finca de Rodríguez es sólo un ejemplo de lo que puede lograrse para cumplir la meta de elevar los discretos niveles productivos de una nación agrícola por tradición, cuya tensa economía (en 2016 decreció 0,9 por ciento y en 2017 prevé crecer 2 por ciento) precisa avances más acelerados en este sector ante la creciente demanda.

No sólo de la población local, sino de los más de cuatro millones de turistas extranjeros que cada año visitan la isla y que vienen buscando, entre otras cosas, degustar los sabores típicos tropicales cubanos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1053 veces.


La fuente original de este documento es:
Xinhuanet.com (http://spanish.xinhuanet.com/2017-05/18/c_136292845.htm)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /internacionales/n308662.htmlCd0NV CAC = , co = US