¿Los dirigentes del Sindicato (SNTE) serán electos por los trabajadores en condiciones de igualdad?

1. Magnífico artículo de Luis Hernández informando de la reunión del presidente electo López Obrador con unos 40 dirigentes de la CNTE. Fue la primera de las tres reuniones que hará con las tres corrientes que hoy destacan entre el millón y medio de componentes de esa poderosa agrupación sindical. Además de la Coordinadora (la CNTE) que lleva luchando de manera radical, ininterrumpidamente, en las calles por una educación al servicio del pueblo y la democracia sindical desde 1979, otras dos organizaciones de maestros son las dirigidas por Juan Díaz de la Torre (la oficial actual) y la de Esther Gordillo (hoy en libertad) que siendo dirigente nacional desde 1989, fue encarcelada por el actual gobierno del presidente Peña Nieto.

2. De las tres corrientes políticas/sindicales, la que mantenía mayor resistencia a reunirse con López Obrador era la CNTE por tener desconfianza y mantener posiciones más a la izquierda desde hace más de una década. Los otros dos organismos no están confrontados con López Obrador, aunque sí entre ellos. El dirigente Díaz de la Torre, usado sin protestar por el presidente Peña Nieto, era el directivo más cercano de Esther Gordillo y no protestó, no dijo nada, ni visitó nunca a la Gordillo en la cárcel. Se deslindó totalmente de ella y se instaló en la dirección nacional del SNTE. La Gordillo y seguidores lo consideran un traidor, ahora es desconocido como dirigente y existe una demanda de legitimidad. Con López Obrador no habría conflicto, pero sí entre ellos.

3. Entre las tres corrientes está absolutamente negado el contacto porque además la CNTE ha combatido desde 1989 contra ellas por representar al "charrismo" y el liderismo espurio. Todos los puntos que trató López Obrador en la reunión son demandas enarboladas por la CNTE en sus 36 años de lucha. Por ello el presidente electo de entrada dijo: "Yo le tengo un gran res­peto a la CNTE, lo único que quedó después del vendaval neoliberal. Todo lo demás, no resistió. Acabaron con los sindicatos independientes y democráticos, como el SME. Ya nada más quedan ustedes. Yo les tengo un gran aprecio"… "El gobierno –señaló– no va a tener sindicatos ni líderes favoritos. Va haber democracia sindical. Los dirigentes van a ser los que elijan los trabajadores. Serán reconocidos los dirigentes que surjan del proceso democrático, en elecciones limpias y libres".

4. Entre los puntos de inmediata resolución se encuentra la cancelación de la evaluación: se quita. Eso ya se acabó, les señaló. También, la derogación o abrogación de la reforma educativa; la desaparición del INEE; la reincorporación de los cesados al servicio; la liberación de los maestros detenidos por su participación en el movimiento; la atención a las víctimas de Nochixtlán, y la democracia sindical. Entre los asuntos que se abordarían en la segunda fase del diálogo se encuentran problemas con el Issste y las pensiones y un plan de formación para el magisterio. Lo único que nos vamos a reservar, es lo de la nómina del gobierno federal. Es el instrumento que vamos a utilizar, advirtió.

5. "Vamos –les anunció López Obrador– a recoger los puntos de vista de ustedes sobre contenidos educativos. Se van a fortalecer las escuelas normales. Se va a reabrir El Mexe en el estado de Hidalgo. Vamos a invertir en becas, como nunca. Van a recibir becas en todos los niveles de escolaridad alrededor de 10 millones de estudiantes." Todo lo anterior lleva a pensar que todos los cambios sindicales y en educación han sido batallas de la CNTE y nadie más. Allí está la gran ventaja de la CNTE en caso de que los dirigentes del SNTE sean electos por los trabajadores; sin embargo se sabe por experiencia cómo han funcionado los sindicatos charros o espurios en este país donde el dinero y los apoyos determinan todo.

6. ¿No se vio hace unos días cómo barrió –con los ojos cerrados- el charrismo del sindicato petrolero en todas secciones del país? Pienso que antes de una convocatoria a elecciones sindicales nacionales en el SNTE se tiene que reglamentar el manejo de dinero, de tal manera que los miles de millones que maneja el SNTE no les sirva a las secciones estatales ni al nacional para hacer campaña, así como una serie de presiones con préstamos, cambios geográficos, etcétera que tradicionalmente se han usado. En fin, si no se iguala las campañas todo seguirá siendo lo mismo y la llamada democracia sindical jamás aparecerá. Hay mucho que analizar y discutir alrededor de la democracia e independencia sindicales. (6/XI/18)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 159 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a271554.htmlCd0NV CAC = Y co = US