Crónicas catalanas / 11S: Un Pueblo Resilente y Resistente en Lucha por su Libertad

De nuevo el pueblo catalán ha salido a la calle en esta Diada del 11 de Setiembre. Como en los últimos siete años, un millón de personas han ocupado el centro de Barcelona. No hay lugar en Europa ni en el mundo donde se repita esta persistente movilización en pos de la libertad nacional.

Esta vez, sin embargo, la manifestación era diferente. Venía después de un año muy difícil. Después de celebrar un exitoso referéndum de autodeterminación en el que participaron dos millones cuatrocientos mil votantes (y más que hubieran podido participar si no les hubieran cerrado los coelegios). Un exitoso referéndum pero también caro y duro: con más de mil heridos de diversa consideración, uno de ellos con pérdida de un ojo, por brutales cargas de la policía nunca vistas desde tiempos de Franco.

Un año en el que la indecisión del gobierno de la Generalitat en proclamar e implementar la República inmediatamente después de la votación del referendum del 1 de octubre dejó a la población movilizada al pairo y dió alas a la reacción. Un año en el cual ha habido encarcelamiento de presos políticos, exilio de líderes políticos independentistas, así como encausamiento y cárcel de raperos, twiteros, sindicalistas, alcaldes, concejales o simplemente por ejercer la libertad de expresión. Un año de aplicación fraudulenta de un artículo, el 155, por el cual suspendieron la autonomía catalana y descabezaron el autogobierno por unos meses. Un año en el que la cárcel y el exilio de líderes hizo difícil los acuerdos internos y faltó una estrategia común del soberanismo e independentismo. Un año en el que se ha visto la intención de que la República catalana signifique una ruptura en la estructura nacional, pero no se ha visto que los principales líderes quieran una ruptura con la política neoliberal y compromiso para hacer una República socialmente avanzada.

Pero ese año difícil para los y las catalanas ha contribuido a la erosión y caída del corrupto gobierno Rajoy. Le ha sucedido un gobierno que ha tenido que levantar el 155 y hablar de "diálogo". Pero el gobierno de Sánchez, del PSOE, sigue defendiendo la misma orientación que el de Rajoy respecto al Estado y pacto surgido del "régimen del 78": la inviolabilidad de la monarquía ante sus delitos de robo y corrupción; la inviolabilidad de jueces franquistas; la prohibición de cualquier atisbo de derecho a la autodeterminación nacional; el mantenimiento de leyes y políticas represivas ante la libertad de expresión; el mantenimiento de políticas antisociales y leyes del PP, como las reformas laborales... Contra ese Estado choca la Catalunya avanzada...

La emoción con la que han salido a la calle catalanes y catalanas ha sido inmensa. Las madres de los raperos, de los hijos de participantes de los CDR (Comités de Defensa de la República), de secuestrados, exiliados, imputados... han dado un ejemplo de entereza y dignidad al mundo, defendiendo la lucha de sus hijos y animando a seguirla. La abuela de Adrián el miembro del CDR de Esplugues, de la comarca obrera del Baix Llobregat, decía en un mítin al que asistí que "no se pensaba morir hasta que no esté implantada la República". Y su madre llamó ayer a "plantar cara al miedo para conquistar un país libre". Ese es el espíritu de una gran parte del pueblo catalán en este Septiembre de 2018.

En el acto de la Diada han intervenido los abogados que representan a presos y exiliados en el extranjero. Aamer Anwar, abogado de la exconsellera Clara Ponsatí, actualmente en Escocia, acusó al Estado español de comportarse como un Estado terrorista, antidemocrático, que coge como rehenes a personas por sus opiniones políticas. Afirmó que "a pesar del silencio de los Estados, Catalunya no camina sola" y que cada vez tiene más simpatía internacional. Ben Emmerson, abogado que representa ante la ONU a siete de los nueve presos y a Puigdemont, emplazó al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez: "hoy, ante un millón de personas que alzan la voz, tiene una última oportunidad de hacer lo correcto antes de que empieze el juicio". Y entonó la consigna que ha sido más coreada en esta Diada: "¡Libertad presos políticos y presas políticas!".

Esta Diada ha vuelto pues a demostrar que la lucha del pueblo catalán sigue. No era un suflé, como decían los políticos del régimen. No está derrotada, como pretendían descabezando los líderes y con el 155. La conciencia de haber cometido errores y de haber confiado ingenuamente en que Europa presionaría y el Estado español cedería fácilmente, está dando paso a una madurez. Pero la determinación sigue intacta. Buena parte de Catalunya está dispuesta ya a luchar hasta el fin, hasta conseguir su República. La próxima etapa de su movilización: la libertad de los presos y presas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 350 veces.



Alfons Bech

Militante obrero, y revolucionario marxista. Miembro de de la CCOO, la federación sindical más grande de España. Activista político de L?Aurora y EUiA.

 albech12@gmail.com      @alfonsbech

Visite el perfil de Alfons Bech para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfons Bech

Alfons Bech

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a269201.htmlCd0NV CAC = Y co = US