Historia viva

La desestructuración de la hegemonía del capital

La victoria de López Obrador en México, ponen en el tapete el tema de la transformación del estado y sus resistencias para mantener los mecanismo del poder y de la colonialidad desde los centros de poder mundial especialmente sobre América Latina.

Cuando la Revolución Cubana insurgió en el escenario del continente, el pueblo y gobierno mexicano fueron de los pocos en el continente que no solo apoyaron sino que por muchos años votó en los organismo internacionales a favor de la autoderminación del pueblo cubano. México fue el único país que se pronunció contra la expulsión de Cuba de la OEA, el mismo Lázaro Cárdenas convocó a una gigantesca movilización en la capital para apoyar a Cuba en 1961, una acción radical, considerando las hostilidades de los EEUU contra Cuba en la confrontación de la Guerra Fría.

Ahora López Obrador ha dicho que transformará el estado mexicano, eso en términos políticos ya es una definición radical, pues no se trata de un simple cambio de gobierno, y aunque apenas acaba de ganar las elecciones, lo que tiene por delante México es ciertamente de una monta colosal. Si para el gobierno de Estados Unidos, Venezuela resulta una amenaza, imaginen ustedes que significará México para los sesudos pensadores (think tanks) del Departamento de Estado y las corporaciones transnacionales norteamericanas cuya frontera ya es un dolor de cabeza para presidentes neoliberales en México.

Así como los recursos de América Latina, representaron para el capitalismo mundial el inicio de su poderío mundial por el despojo del oro, plata, luego petróleo, agua etc, que el pensador peruano Anibal Quijano señala claramente al decir: Con la constitución de América (Latina), en el mismo momento y en el mismo movimiento histórico, el emergente poder capitalista se hace mundial, sus centros hegemónicos se localizan en las zonas situadas sobre el Atlántico—que después se identificarán como Europa—y como ejes centrales de su nuevo patrón de dominación se establecen también la colonialidad y la modernidad. En breve, con América (Latina) el capitalismo se hace mundial, eurocentrado y la colonialidad y la modernidad se instalan asociadas como los ejes constitutivos de su específico patrón de poder, hasta hoy."

Estos elementos históricos son algunos antecedentes que los pueblos de América pueden evocar para advertir en México la confrontación de fuerzas multifactoriales maléficas como el mismo gobierno de Trump en EEUU con su tinglado internacional de chantajes, con sus agencias preparando la inestabilidad y hostilidades contra México, a lo interno con el narcotráfico, las fuerzas oposicionistas del PRIN enquistados en el estado mexicano en término del sabotaje, corrupción entre otros males. A ello AMLO deberá constituir, organizar y operar con fuerza el poder popular, teniendo como soporte al partido MORENA, y en América Latina y el Caribe la multipolaridad de fuerzas alternas a la hegemonía de capital mundial. Con México hay un sismo en la hegemonía capitalista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 528 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a266190.htmlCd0NV CAC = Y co = US