Bolivia, lejos de pedir ayuda al FMI, afianza exportaciones

El vicepresidente Álvaro García Linera, fue taxativo al descartar la posibilidad de que el país pida ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional (FMI), y destacó que el de Bolivia, constituye hoy el único modelo económico exitoso de la región, con un crecimiento planificado superior al 4,5 por ciento, el cual será verificado por el Banco Mundial.

García Linera señaló que desde 2003, Bolivia no recurre a esa organización financiera, como sucedía anteriormente cuando el país tenía problemas en su economía interna. E indicó en este 2018, por quinto año consecutivo la economía boliviana será la que registre mayor crecimiento en América Latina.

Sin referirse a la crisis argentina, lamentó que otros países de la región atraviesen por una situación extrema de crisis que les obliga a recurrir al FMI y soportar las condiciones que se les imponga para acceder a un crédito que les ayude a estabilizar su economía.

Esta estabilidad responde al diseño de un modelo económico basado en pilares sustentables y sólidos dentro de los que figuran la recuperación del excedente económico, la redistribución de la riqueza, la nacionalización de empresas, la bolivianización de la economía y la creciente diversificación económica, dijo. Este modelo funciona y va a seguir funcionando por una década y media más. Tiene suficiente combustible para llegar muy lejos, complementó el vicepresidente del Estado, añadió.

Bolivia, en los últimos 12 años sacó a la población de la extrema pobreza en un 20 por ciento, cifra que no fue alcanzada por ninguna nación vecina y se mostró confiando en que en los siguientes meses habrá más flujo económico por el incremento en el precio de los minerales, la soya, el precio del gas e hidrocarburos y otros productos de exportación.

A pesar de la crisis del precio de las materias primas, logró ahorrar y fue cauto en no despilfarrar el dinero que le llegó después de decretar la nacionalización de los hidrocarburos en 2006, amparado en los cuantiosos ingresos que le dan las exportaciones de gas natural (que le vende a Brasil y Argentina). Le llaman "el milagro económico boliviano”.

Argentina, Brasil, México

El presidente Evo Morales se reunió la última semana en La Paz con el canciller de México, Luis Videgaray, quien le informó la decisión de su gobierno de liberar la importación de quinua boliviana, lo que permitirá a los productores bolivianos exportar este producto sin restricciones.

"México es un mercado grande, somos un país de más de 125 millones de habitantes, en el cual la quinua es un producto que se ha vuelto muy popular, y que hoy llegará directamente de Bolivia”, agregó Videgaray.

A su vez, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, aseguró que Bolivia garantiza cumplir con la demanda para la venta de gas a Brasil por los siguientes 7 u 8 años, mientras que la exportación del hidrocarburo hacia Argentina está consolidada hasta 2026, además de cubrir el mercado interno "hasta 2045".

Bolivia cuenta actualmente con 10 trillones de metros cúbicos (TCF's) de reservas de gas probadas y con múltiples inversiones en tareas de exploración conducidas a incrementarlas. "En los próximos 3 o 4 años iremos incrementando las reservas hidrocarburíferas", resaltó el ministro.

*Antropóloga y economista , analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE,www.estrategia.la)

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1427 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /internacionales/a263538.htmlCd0NV CAC = Y co = US