Las "inéditas, inusuales y extraordinarias" medidas de la Declaración de Lima contra Venezuela

Debo comenzar por explicar porque es "inédita, inusual y extraordinarias" las medidas que adoptó la Declaración de Lima un grupo de países americanos, sencillamente porque reconocen gobiernos de factos en muchos países como Brasil, Paraguay, Honduras, Guatemala, Haiti entre otros, gobiernos donde el pueblo no los eligió como Temer en Brasil, la destitución de Fernando Lugo, el secuestro en Haiti de su presidente, es decir gobiernos dictatoriales, que suprimen el estado de derecho, menguan los derechos civiles, desconocen elecciones libres, secretas y universales, violan los derechos humanos, a las mismas constituciones democráticas y no solo eso, impiden que el pueblo soberano, apruebe sus propias constituciones democráticas o socialistas, de manera que esos gobiernos se hacen del control del parlamento contra el poder ejecutivo cuando este deja de responder a sus intereses, gobiernan por decretos impuestos, sin la debida correspondencia a los intereses del pueblo en consulta popular y abierta, este es el drama político más reciente de América Latina.

La Declaración de Lima, de cancilleres de América Latina (17 naciones de las cuales 13 países desconocen la ANC y presentaron la Declaración de Lima en una conferencia de prensa tras finalizar el encuentro fueron: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú entre otros), reunidos en Perú para tratar asuntos relacionados con Venezuela apelando presumiblemente a las "Normas Internacionales" las cuales analizamos una a una, sus acuerdos:

Primero; "Condena a la "ruptura" del orden democrático en Venezuela. Amparándose en la declaración de la Fiscal de la República de entonces, cuando hizo semejante apreciación, Luisa Ortega, adopta dichos países esta resolución. Hagamos historia. El problema se debió a la acción del TSJ, al emitir la resolución 155, de anular la AN en respuesta al desacato por juramentar unos diputados de Amazonas incursos en delitos electorales a la cual reconoció, tomando la decisión la AN de su desincorporación, la medida era temporal, dado que no se corrigió en conformidad con los procedimientos legales, no bastó la desincorporación de los diputado había que cumplir requisitos legales, es decir que la AN convocara a sesión, acatara la medida por el TSJ sobre la desincorporación de los parlamentarios y llamara a elección de la Nueva Junta directiva".

La moribunda Asamblea Nacional

Estamos claro que "la democracia" es un asunto que trasciende las fronteras, ningún país hoy estará de acuerdo en aceptar golpe de estado, autogolpes, golpes militares, pero tampoco deben aceptar golpes parlamentarios como los que fuimos testigos en Honduras, Paraguay o las intervenciones de los Estados Unidos en Haiti y Panamá, en esto hay una gran deuda moral y política de los gobernantes latinoamericanos hasta caribeños. Lo que argumenta estos gobiernos, soslayan la norma de intromisión en los asuntos internos, en el conflicto entre "los poderes públicos en Venezuela", puesto que la Asamblea Nacional no se anuló aunque eso si, el TSJ la había anulado había asumido su suplencia, considerando que la AN desconocía el Estado de derecho, pretendía colocarse como un órgano supraconstitucional, por lo tanto, dentro de las funciones de este órgano, el TSJ decidió : 1.-Preservar el Estado de Derecho, sobre todo ante factores que pretendan desconocer el ordenamiento jurídico y violar la soberanía nacional. 2.- Evitar que el poder legislativo -en desacato- afecte el funcionamiento de los demás Poderes Públicos venezolanos 3. -Proteger al país de un poder inconstitucional que solicita una intervención extranjera ante potencias hostiles".

Fue El Consejo de Defensa en la que Nicolás Maduro como Presidente constitucional de Venezuela, objeto la resolución 155, solicito un recurso de reconsideración al TSJ la cual admitió sus justificaciones y alegatos, desde entonces la AN continua su existencia no fue anulada, aunque está inhabilitada para ejercer funciones legislativas, sus actos son nulos, no los reconoce autoridad alguna, ésta de espalda al estado de derecho, a los Tribunales de la República, opuesta al Poder Ejecutivo, el presidente constitucional, reconocido por los mismos países que hoy adversan a la Asamblea Nacional Constituyente, entonces estos deciden adversar a la democracia, a la decisión del pueblo, desconocer la voluntad popular, optando como segunda decisión, "no reconocer a la ANC ni sus actos", en consiguiente; adoptar con relación a otra decisión, "Apoyo y solidaridad a la fiscal general Luisa Ortega Díaz y sus trabajadores del Ministerio Público. Exigen cumplimiento de las medidas cautelares emitidas a su favor por la CIDH".

La otra moribunda, la OEA

Vemos en consiguiente que los países y naciones latinoamericanas en una forma de injerencia burda y grosera, "desconocen el ordenamiento jurídico y viola la soberanía nacional, así mismo el derecho internacional en nombre de la democracia representativa, de la Carta Interamericana de la OEA, el cual su aplicación a Venezuela ha sido ineficaz. Entonces podemos pensar en la retaliación de estos países ya que no pudieron en las sesiones de la OEA y Caribeño, adoptaron una decisión arbitraria, unilateral, sobrepasando por encima de las decisiones votadas en la OEA, pretendiendo imponer una hegemonía en la región, al viejo estilo del pasado en la que la OEA siempre ha sido Ministerio de la Colonia, ahora volviendo a obedecer a las autoridades de los Estados Unidos, esta vez bajo la administración de D. Trump, y que todos hemos sido testigos de declaraciones injerencistas e intromisiones del gobierno de los EE.UU con los asuntos internos de Venezuela, de que articularan esfuerzos para resolver los problemas en Venezuela.

Gobiernos y su inédita, inusual y extraordinaria amenaza a la democracia electoral

Imagínese, la Declaración de Lima en su papel salvador de la democracia, del derecho a la democracia, se coloca de espalda al proceso del voto, a las elecciones de la Constituyente en Venezuela, a la misma Constituyente nacida del pueblo en elecciones universales y secretas, pero no objeta el golpe parlamentario de Temer en Brasil que destituye a Vilma Rousseff electa por el pueblo, simplemente por una conspiración parlamentaria, el mismo golpe parlamentario que destituye a Fernando Lugo en Paraguay, igual electo por el pueblo, por presuntas denuncias y falsas sobre "violación de los derechos humanos", mejor dicho no se manifiesta en la Declaración alguna contra la violación de la democracia y desparecidos en México, la violación del derecho de los periodistas asesinados en Colombia ejerciendo la libertad de expresión, ni por las víctimas de los defensores de los derechos humanos, menos por los derechos de los maestros, enfermeros, educadores, estudiantes, trabajadores que manifiestan en Argentina, Perú y Chile. Doble moral, doble política, doble discurso de los derechos humanos, una hipocresía grotesca. Po eso llama "el canciller chileno, adoptar medidas inéditas", le faltó decir, "medida inusual y extraordinaria" como Obama decía con relación a su amenaza con Venezuela.

¿Qué puede esperar Venezuela, el pueblo de Bolívar el heroico pueblo de mil y una batalla antimperialista, el pueblo de las dificultades? Como vemos intromisión en los asuntos políticos internos, en las decisiones de la Tribunales de la República, populares, injerencia en los asuntos del estado de derecho, en las normas constitucionales, distorsionando las decisiones de la democracia participativa y protagónica al decidir sobre los resultados de la Constituyente, al menospreciar la voluntad popular, y dar en tercer lugar, "Respaldo y solidaridad a la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, electa en 2015", a despecho del desacato a la autoridad del TSJ, de las leyes de la República, afectando "el funcionamiento de los demás Poderes Públicos venezolanos", sin descuidar que la Declaración de Lima es una grosera injerencia de los gobiernos de la derecha latinoamericana en los asuntos domésticos, soberanos de Venezuela de un poder extra constitucional e inconstitucional que "solicita una intervención extranjera ante potencias hostiles" en su continua y frustrada decisión de insistir "continuar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana de la OEA", de manera que es falsa la idea de la Declaración de Lima del "Rechazo a la violencia y a cualquier opción que involucre el uso de la fuerza". La aplicación de la Carta de la OEA es una medida de fuerza.

Los otros moribundos gobiernos de América en materia de derechos humanos

Por si fuera poco la injerencia, la amenaza de fuerza, ellos en la Declaración de Lima manifiestan burdamente intromisión en los asuntos internos, declara no solo reconocer la Asamblea Nacional, sino que también alegan más allá, reconocer, "los actos jurídicos que constitucionalmente requieran la aprobación de la AN, y que los diputados venezolanos aprueben. En este caso, incluye firma de acuerdos, tratados, empresas mixtas, medidas económicas y demás acciones jurídicas que legalmente requieran la aprobación del Parlamento", ¿No es esto, expresarse sobre decisiones internas de la República, sobre materia doméstica, nacionales? Simplemente esto es una declaración de irrespeto a la soberanía nacional, a la independencia nacional, al derecho de autodeterminación, por consiguiente, la Declaración de Lima es un mensaje claro, de "torcer el brazo", la decisión del pueblo venezolano, a sus Tribunales Nacionales, a su Poder Ejecutivo, un agravio a las Fuerzas Armadas Nacionales que defiende su soberanía e independencia.

De igual modo; las decisiones de la Declaración de Lima señalan: "Condena a la "violación sistemática de los derechos humanos", así como la existencia de presos políticos y la represión a las protestas; "Declara que Venezuela no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU" y "Expresa preocupación por la crisis humanitaria, y condena al Gobierno por no permitir el ingreso de medicinas ni alimentos en apoyo". No puede exigir derechos humanos quienes no cumple los derechos humanos, por ejemplo Chile donde todavía rige la Constitución electa por un dictador y que país de América latina sus pueblos les ha sido sometido a la voluntad popular su Carta Constitucional?, ninguno, excepto Venezuela, volviendo a Chile, donde "los militares procesados por causa de crímenes en dictadura sigan libres, recibiendo atención de salud y suculentas jubilaciones, sin que ningún gobierno democrático haya puesto término a esta injusticia. Existen más de mil militares procesados, pero menos de cien de ellos cumple condena de cárcel" según Farías Moya.

Veamos a quienes pretenden castigar a Venezuela, sancionarla de manera "bilateral o colectiva" como dice la Declaración de Lima, coordinando esfuerzos para agravar las relaciones internacionales entre los países a causa de las inusuales e inéditas y extraordinarias injerencia e intromisión en los asuntos venezolanos por países del área latinoamericana, en especial de Suramérica, veamos la situación de sus verdugos de acuerdo con Jesse Chácon: Por ejemplo Mexico no puede acusar de violación de derechos humanos a Venezuela sin antes no da razones de "..Donde están los 43 estudiantes de Ayotzinapa o que explique los 35 periodistas muertos bajo su administración, para no pedirle cuenta de los 109 desde el 2000….Brasil, …donde se ha cometido el mayor de los golpes y hoy se instala un dictador inmerso en el mayor caso de corrupción de la historia. ¿Cómo puede un "presidente" acusar a otro de falta de democracia, cuando él nunca fue electo por el voto de los ciudadanos?.

De igual modo; "Guatemala, con su cuestionado presidente quizás podría ocuparse de atender la generalizada corrupción de su país, la violencia de las bandas o el 60% de pobreza, antes de hablar de Venezuela. Honduras, que aún no se recupera del golpe de estado que dio la CIA hace 8 años a Zelaya; o Costa Rica, y su dependencia casi exclusiva del capital estadounidense….Ni que se diga del presidente Macri de la Argentina, acompañado de "El desprestigiado macrismo argentino, mal pudiera lanzar, pues le pesa en su mano, el aumento del desempleo de su propio país, las pruebas de corrupción de su presidente, propietario de acciones de Odebretch, sus Santiagos Maldonados y sus Milagros Salas".

Pero hay otras decisiones que nos preocupa, la Declaración de Lima, "Condena la violación sistemática de los derechos humanos, así como la existencia de presos políticos y la represión a las protestas", "Declara que Venezuela no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU" y "Expresa preocupación por la crisis humanitaria, y condena al Gobierno por no permitir el ingreso de medicinas ni alimentos en apoyo". ¿Qué autoridad tienen estos países de la comarca si en sus vecindarios no cumple con sus pueblos como ya en algunos caos los hemos demostrados arriba?, son hechos inobjetables. Hablan de desconocer procesos electorales, por ejemplo la Constituyente y resulta que hasta el día de hoy, la oposición que apoyan estos países ni siquiera reconocen a Nicolas Maduro como presidente de la república Bolivariana de Venezuela, a la que llaman dictador, en tanto que esos países reconocen a Maduro como presidente electo por el Pueblo, una verdadera contradicción.

Por todo lo anterior de manera inédita estos país adoptaran medidas de cerco económico, de asfixie financiera, de apoyo a sanciones económicas, de bloqueos comerciales, de presiones políticas, de aislamiento internacional, incluso de hostilidades regionales, provocaciones fronterizas, de toda una panoplia a la mano con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos, trataran de bloquear cualquier acuerdo con Venezuela por ello, medidas como suspensión de vuelos, de aerolíneas, entre otras decisiones de la Declaración de Lima, "Apoyo al Mercosur en la aplicación del Protocolo de Ushuaia, conocido como cláusula democrática, al Gobierno venezolano", "No apoyar ninguna candidatura venezolana en mecanismos ni organismos internacionales", "Llamado a detener la transferencia de armas hacia Venezuela", "Teniendo en cuenta las condiciones actuales, solicitud a la Celac y la Unión Europea de retrasar la cumbre Celac-UE prevista para el mes de octubre", etc. Un cerco internacional, su objetivo aniquilar la revolución bolivariana antes de que el ejemplo se propague por la Región.

Fuentes consultadas:

1.-Panorama, "Declaración de Lima: Cancilleres de América no reconocerán Constituyente ni sus actos", 08/08/2017

2.-Telesur, "Claves para entender la sentencia del TSJ en Venezuela 30/03/2017

3.-C. Farías Moya, "La hipocresía en su estado más puro", 04/08/2017

4.-Chacón Jesse, "¿Quién tira la primera piedra?", Red58, 08/08/2017

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 751 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a250728.htmlCd0NV CAC = , co = US