Al asesinato de Allende y el nuevo socialismo

A 52 años del asesinato de Salvador Allende y de instalarse en Chile la más cruel dictadura, propiciada por el gobierno de EEUU. Dicho gobierno se reune con militares, apatridas y traidores a Venezuela para encontrar un nuevo Pinochet y se hallaron con una Fuerza Armada Bolívariana unida, y con un ministro de la Defensa, patriota, Bolivariano, constitucionalista, socialista y profundamente Chavista (Bladimir Padrino López) o sea fueron por lana y salieron trasquilados, en otras palabras les salió el tiro por la culata.

Allende, fué el primer presidente socialista de América, que llegó al poder por la vía electoral y fue derrocado.

Decia Chávez, hay que inventar un nuevo socialismo, que debe partir de las particularidades y peculiaridades venezolanas, de nuestras raíces históricas, idiosincracia, estructuras económicas etc.

No la podemos encajar en ningún modelo, pues siempre ha fracasado la copia de otros países, pero si vamos a asimilar críticamente lo que tienen los otros modelos. No se puede decir, será un socialismo a lo cubano, chino, coreano, vietnamita etc; el socialismo no se decreta, es un proceso de desarrollo .

El nuevo socialismo, no es ninguna locura del Presidente Chávez. El proyecto histórico. Es una categoría no utilizada en las ciencias sociales ni tampoco Marx Engels, pero útil para describir el modelo de explotación, dominación y enajenación que caracteriza la praxis de una clase dominante. Abarca las cuatro relaciones sociales básicas del ser humano: la económica, la política, la cultural y militar o, expresado en términos del socialismo histórico, las fuerzas productivas, las relaciones de producción y las estructuras políticas y no-políticas.

No puede haber clase dominante sin proyecto histórico (P.H.) y, en este sentido, podemos hablar de los proyectos históricos de los esclavistas romanos, de los señores feudales, de los capitalistas y de los socialistas. El concepto es semejante al de "formación socioeconómica" de Marx, pero expresa con mayor énfasis el hecho de que la historia se hace en configuraciones concretas promovidas por los sujetos sociales dominantes, ante los cuales los actores sociales dominados reaccionan.

Un nuevo Proyecto Histórico es, un medio de concientización que genera claridad de pensamiento frente a los mitos dominantes y permite la constitución del sujeto de cambio. De ahí que cada cambio de época en la historia moderna fue precedida (necesariamente) por documentos o manifiestos programáticos que unificaron las diversas fuerzas sociales en pos de objetivos comunes: La tesis de Luthero en 1517, las declaraciones sobre derechos humanos en Estados Unidos (1776) y Francia (1789), fueron documentos programáticos de la burguesía; el Manifiesto Comunista fue la Bandera del Movimiento Socialista Histórico. Los documentos constitutivos del nuevo Proyecto Histórico cumplirán con la misma función.

La primera teoría científica de la sociedad, es la de Marx y Engels. Con anterioridad Adam Smith había elaborado una teoría sistemática sobre la dinámica de la sociedad capitalista, basada en la economía nacional de mercado y la democracia formal – el mercado como invisible Hand . propulsionado por el egoísmo de los agentes económicos.

Marx y Engels son los primeros en lograr un enfoque metodológico que resuelve el problema. Es éste uno de tantos aspectos, en los cuales la teoría de Marx-Engels es superior a cualquier otra teoría desarrollada posteriormente en las ciencias sociales, que por lo general, siguen siendo unilaterales. Por esa razón el nuevo Proyecto Histórico parte de la primera teoría explicativa de la sociedad.

Cuando utilizamos los términos democracia participativa, nuevo socialismo y nuevo Proyecto Histórico lo haremos como sinónimo.

La democracia participativa se refiere a la capacidad real de la mayoría ciudadana de decidir sobre los principales asuntos públicos de la nación. En este sentido se trata de una ampliación cualitativa de la democracia formal, en la cual el único poder político reside en el sufragio periódico por partidos – personajes políticos. En la democracia participativa, dicha capacidad no será coyuntural y exclusiva de la esfera política, sino permanente y extensiva a todas las esferas de la vida social, desde las fabricas y los cuarteles hasta las universidades y los medios de comunicación. Se trata del fin de la democracia representativa y su superación por la democracia directa o plebiscitaria.

En el primer foro social de Porto Alegre, en el Sur del Brasil (enero de 2001). El intelectual Samir Amin, expuso la tesis que consideraba al socialismo como la única alternativa real frente al neoliberalismo. Luego Heinz Dietrich en su libro "Democracia participativa y protagonismo social" trata de responder tres preguntas que originaron un gran debate ideológico mundial: 1) ¿Ha llegado el momento histórico para construir e implementar un nuevo proyecto socialista, es decir, la democracia real participativa?; 2) ¿Existe el socialismo ya como nuevo proyecto histórico, no como "retorno al pasado", sino como un cuerpo teórico consistente sobre la civilización del futuro, la que Marx llamaba, el reino de la libertad?; 3) ¿Fuera del socialismo, existe otra alternativa real al neoliberalismo?.

Prof. Raúl Ramírez

C.I. 587.205

rauljoseramirez@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 196 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Ramirez

Raúl Ramirez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a269154.htmlCd0NV CAC = Y co = US