Chao Aporrea, chao Venezuela, chao Revolución

Son las 5:18 AM del día miércoles 8 de agosto del 2018.

Me desperté a las 4:02 AM pensando en las increíbles mentiras de Maduro durante la cadena de anoche, y aquí se las voy a presentar, pero primero quiero decir algunas cosas.

Quiero darles grandísimas gracias a Aporrea por haberme permitido expresarme durante tantos años, lo necesitaba, ellos lo saben, no podía dejar todo por dentro, ni dejar pasar las cosas, necesitaba, debía compartirlo, gracias Aporrea, y gracias lectores, sin ustedes mis palabras no tendrían significado.

Bueno, es altamente posible que hoy sea la ultima vez que escriba aquí en Aporrea.

¿Por qué?

Porque en el 2002, por culpa (positiva) de Chávez, decidí que aquí en Venezuela valía la pena compartir conocimientos y experiencias que pudieran ampliar las vidas de una población abierta, libre, y determinada, soberana, una población chavista deseando una sociedad más justa y humanista.

Había decidido de no compartir mi cerebro con la gente del norte, de Canadá, de EEUU y Europa porque esas sociedades, aun siendo avanzadas en términos organizacionales y operativos, son severamente retrasadas en términos de la libertad de expresión y de la amplitud del pensamiento universal.

Por ejemplo, allá uno no puede decir cualquier cosa, especialmente cuando se trata de criticar al gobierno o al sistema. Si uno habla demasiado, es desaparecido o asesinado, es así de sencillo.

Si uno inventa algo que pueda interrumpir o impedir o disminuir significativamente las ganancias de la grandes empresas controladoras de la producción y de los mercados, bueno, se aseguran que esa invención jamás se desarrolle, tanto así que están dispuestos a matar a cualquier que lo intente.

En el norte, un cerebro como el mío es básicamente forzado a ser utilizado para el desarrollo de la alta tecnología de guerra, en instituciones como la NSA., el Pentágono, y programas tipo DARPA, y si uno no se subyuga a esa voluntad, hacen de la vida del detentor de ese cerebro, un infierno, así como me lo han hecho casi toda mi vida, así como se lo hicieron a Bobby Fischer, a Nicola Tesla un parte de su vida, y a muchos más que no se subyugan al sistema.

Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Bobby_Fischer

Jamás nos dejan tranquilos porque somos amenazas para el sistema, a menos de trabajar para el sistema, algo que me rehusé hacer desde la primera vez que me fueron a buscar a los 13 años de edad, siempre los he mandado al diablo, son personas muy malas, y yo no comparto mi cerebro con ese tipo de gente.

Tengo un montón de invenciones que pueden mejorar la vida de millones de personas en el mundo, invenciones a bajo costo, de bajo mantenimiento, con tecnología que todavía no se ha desarrollado, pero son invenciones que el sistema jamás permitirá que se produzcan ya que eliminarían por lo menos, en mi estimación, un 80% de todos los negocios, a nivel internacional, relacionados con el petróleo, la energía nuclear, y el carbón.

O sea, me matarían antes de que estas invenciones pudieran ser desarrolladas.

Una de las cosa que quise hacer era de posiblemente sentarme con Chávez --- quien conocí brevemente --- y Fidel Castro, para conversar sobre cómo se podría implementar un proceso para el desarrollo de estas tecnologías, para el beneficio de los Pueblos, pero lo que ocurrió fue que poco a poco, al estar en contacto con algunos de los ministros de Chávez, y conociendo a personas que trabajaban con él en Miraflores, me fui dando cuenta que dentro del gobierno, o sea, dentro de la inmensa maquinaria del gobierno, todavía existía "el sistema," el mismo sistema norteño, el mismo cáncer de corrupción sistemática organizada, el egoísmo y la superficialidad, la politiquería sucia, por el dinero, por el poder …

Todo por el dinero, por el prestigio, y por el poder.

Nada más.

Todo para ellos.

Nada para el Pueblo.

(Hay pocas excepciones.)

Me di cuenta que ante todo, lo más importante para la inmensa mayoría de los que rodeaban a Chávez, era ellos mismos, nada que ver con el bienestar de los pobres, de los necesitados, nada que ver con la entreayuda, el amar, o la buena voluntad, todo era para ellos, ellos, y ellos, y nadie más.

Por eso decidí de no presentar el proyecto a Chávez, ni a Fidel Castro, sabiendo que los zamuros y vampiros y alacranes que los rodeaban iban a tratar de embarcarme en sus negocios sucios, o matarme para apoderarse de esta tecnología y negociarla con las grandes empresas petroleras, por el dinero.

Bueno, aun sabiendo estas cosas, decidí de seguir creyendo en Chávez, porque lo conocí, lo estudié, y sé quien era, de verdad, y era un hombre bueno, honesto, brillante, y más que nada, no era un egoísta, ni era un politiquero sucio como lo eran/son la inmensa mayoría de quienes lo rodeaban.

Chávez era una persona genuina quien genuinamente amaba a la gente, se preocupaba del pobre, del aplastado, del necesitado, del más débil, y por eso seguí escribiendo, para compartir con los venezolanos y las venezolanas auténticas, como Chávez, porque las hay, con aquellos y aquellas que querían a Chávez, con el fin de posiblemente enriquecer y contribuir con pensamientos y conocimientos a la construcción de una sociedad más justa y humanista, y no basada solamente en el dinero y el poder.

Pero eso se acabó, Maduro ha destruido todo eso, y hemos retrocedido hasta llegar a lo que éramos antes como sociedad, así como lo son en el norte, unos vacíos espirituales, ignorantes egoístas, individualistas, materialistas, sin visión, sin vida, sin futuro, puro dinero, la prosperidad, y nada más, yo, yo, yo.

Esa no es mi noción de la vida.

Creo que la vida va mucho más allá de la superficialidad del concepto barato de la prosperidad.

Bueno, eso dicho …

Saben, estaba viendo el video de la cadena de Maduro de anoche (agosto 7, 2018), y me imagino que mucha gente, muchos lectores, muchos chavistas, creerán que todo eso es verdad, pero, en mi estimación, como investigador de fraude, matemático, inventor, compositor, pintor, y escritor, lo que dijo y presentó Maduro anoche en su totalidad, no es la verdad, y se los voy a demostrar aquí, más abajo.

Como referencia, aquí está el video de la cadena: https://www.youtube.com/watch?v=iTI_GpBwBEY

Después de ver una parte de esta cadena, decidí de no seguir compartiendo mi conocimiento y mis pensamientos de manera abierta así como lo he estado haciendo desde hace más de 15 años, siempre gracias a Vheadline.com y a Aporrea.org.

¿Por qué?

Bueno, fue terriblemente triste para mí de verles las caras a todos esos ministros y militares presentes en la cadena, con las bocas cerradas, sin emoción, escuchando a su jefe diciendo un montón de mentiras (vean más abajo), totalmente descaradamente, lo que me confirmó que ni uno solo de ellos tiene las bolas (u ovarios) para enfrentar la verdad.

Con esa miserable actitud de total subyugación robótica, sin alma, no se puede construir nada sólido, no hay futuro, todo es una burla.

No hay Revolución.

De estar allí, por el bien de la Patria, por la Revolución, yo le hubiera interrumpido a Maduro a cada mentira que contaba, para rectificar antes de seguir avanzando, pero no, nada, ni uno solo se movió, ni un dedo, ni una ceja, ni una pestaña.

Permitieron que Maduro cuente mentiras que a nivel internacional tomarán como verdades, y eso me puso tan triste que me fui a dormir, agotado, aplastado, totalmente decepcionado.

Después me levanté con eso en la mente, a las 4:02 AM.

¿Qué carrizo ocurrió en tan pocos años para chuparles la vida, el alma, a todos los que hoy rodean al presidente de nuestro país?

¿Qué pasó con la buenas vibras y la exuberancia del pensamiento, de las ideas, de los proyectos y las misiones?

¿Donde desapareció la alegría, ahora reemplazada por el temor y la incertidumbre de qué o cómo decir las cosas frente a un jefe que se preocupa más por su propia vida que por la vida del Pueblo, ese Pueblo que él mismo llevó a la pobreza, a la desesperación, y al malestar generalizado?

¿Dónde se fue ese bienestar que había con Chávez, que hoy se ha trasformado radicalmente en un malestar prolongado?

El hambre abunda, la desesperación abunda, la incertidumbre abunda.

Lo vi en sus caras.

La tristeza abunda.

Bueno, no hablaré más sobre eso.

LAS MENTIRAS DE LA CADENA DE MADURO

No vi toda la cadena, pero de lo poco que vi, detecté tres mentiras descaradas durante esa cadena, y ustedes mismos pueden confirmarlas.

1- La primera fue cerca del minuto 00:11:50, donde después de decir que la revolución ganó 22 de 24 elecciones, Maduro nombra algunas, incluso las elecciones para la Asamblea Nacional del 2015, haciendo pensar a cualquiera que no sepa, que la revolución ganó esa contienda, lo cual es totalmente falso, la revolución perdió esas elecciones, pero de manera catastrófica.

2- La segunda mentira no fue dicha por Maduro, pero fue presentada por Maduro, lo que para mi significa lo mismo, y eso fue en el minuto 00:56:15 del video de la cadena, donde el narrador dice que se les ofreció a los perpetradores del atentado del 4 de agosto, $50 millones, lo cual es una total estupidez, o sea, es una completa invención de alguien, y eso los puedo comprobar.

Yo trabajé personalmente con la mafia siciliana, la mafia judía, y los Hell’s Angels, también trabajé en el medio oriente lado a lado con asesinos profesionales altamente entrenados por de IDF, la MOSSAD, y los ejércitos de Canadá, Inglaterra, y EEUU, y les puedo asegurar que a ninguno de ellos, ni a los mejores entrenados, o los más expertos asesinos del universo, jamás se les pagaría ni nada cerca de $1.000.000 para asesinar a un presidente de algún país, no señor, jamás.

Eso se ve solamente en las películas.

Para ellos asesinar a un presidente o a un hombre de negocio es lo mismo, la única diferencia es el nivel de dificultad debido a la seguridad, nada más, es allí donde el precio del asesinato cambia, tiene que ver con la dificultad, no con quien es la víctima, a ellos no le importa un carrizo.

Es un negocio, es un trabajo, nada más, no hay gloria en matar, no hay héroes, no hay satisfacción, es un trabajo, y hay persona que están configuradas de tal manera que son muy buenos en ese ámbito de actividad.

Para comprobarlo …

Aquí les tengo algunas pruebas físicas, concretas de lo que digo, esta información es sacada del Dark Web, donde uno puede contratar los servicios de expertos asesinos, mercenarios, ex militares, etc., y no por casualidad, este sitio web se encuentra registrado con el dominio de Colombia (.co), desde donde Maduro dice que el atentado fue montado y organizado.

Ver: https://securityaffairs.co/wordpress/42339/cyber-crime/assassins-darkweb-prices.html

Como pueden ver en el link, el precio actual para contratar a un asesino profesional para matar a una persona pública (político, deportista, cantante, presidente, etc.) es de unos $180.000.

Si como dicen en la cadena que fueron 11 los terroristas contratados para supuestamente matar a Maduro, entonces el máximo que se hubiera pagado, pero a EXPERTOS ASESINOS, no a unos payasos guarimberos como los descritos en la cadena de Maduro, hubiera sido de no mas de 11 X $180.000, o sea, $1.980.000, nada cerca de los supuestos $50.000.000.

El asesinato profesional es un negocio mundial, y hay gente que vive de eso, para ellos es un trabajo, nada más, no es nada como en las películas, o como en la cadena de Maduro, no señor.

Maduro y sus colaboradores están jugando con las imaginaciones de los venezolanos y las venezolanas.

Es terriblemente triste para mí de ver cómo hacen para engañar a tanta gente, por el poder, por el dinero, por la prosperidad, del ellos mismos.

Nota: No estoy negando que el atentado ocurrió, no, lo que cuestiono son las razones e intenciones del atentado y la manera que este acontecimiento está siendo utilizado como una diversión (un show) para beneficiar políticamente a Maduro y sus colaboradores a expensas de la verdad.

3- Finalmente, la otra increíblemente descarada mentira de Maduro fue en el minuto 1:24:30, cuando él dijo textualmente, "Yo lo que digo, lo cumplo, lo hago."

Todos sabemos que Maduro no cumple con lo que dice, existen decenas de ejemplos.

CONCLUSIÓN

En lo poco que vi de la cadena, hay dos otras cosas que me llamaron la atención:

1- que no se le ve la cara al tipo que está sentado esposado sobre un silla hablando (01:10:38), y

2- que el tipo habla muy bien, con mucha precisión, y con mucha confianza.

He sido arrestado y/o interrogado muchas veces por la autoridades en EEUU, Canadá, Europa, y Venezuela, por policías, y por agencias aduaneras y de inteligencia, y les voy a decir una cosa, cuando uno está siendo interrogado, quisiera o no, uno suda, tiembla, se confunde, uno se siente terriblemente amenazado, y es muy difícil hablar claramente, la voz cambia de tono, cambia de volumen, nada anda bien.

Ese tipo en el video no demuestra ni una sola inquietud, eso no es normal.

Pueden preguntarle a cualquier policía para confirmar lo que digo.

Es más, un tipo así, implicado en un asunto así, jamás hablaría tan libremente de los detalles ya que el día que salga de la cárcel, lo matarán por tener una boca tan grande, por tratar de lucirse y hacerse pasar por héroe.

Eso solo se ve en las películas, o en las calles entre jóvenes delincuentes comunes y corrientes que tratan de impresionarse a ellos mismos.

El mundo profesional del asesinato es un mundo muy ordenado, lo sé, de primera mano, uno no anda hablando como si uno fuera Rambo.

Ahhh …

Y …

El asunto de no verle la cara …

¿Qué es eso?

¿Será que el tipo es un actor?

Bueno, estoy extremadamente super decepcionado.

Es demasiado triste para mi de ver cómo Maduro y sus colaboradores están engañando al Pueblo de Chávez así como lo haría cualquier escuálido, Maduro se está burlando del Pueblo, creando su propia telenovela donde él mismo es el protagonista y la víctima.

Y es aún más triste de ver que ni una sola persona del entorno de Maduro tiene las bolas (u ovarios) para decir o hacer algo al respecto, dejan pasar las mentiras, como si nada, y eso es terriblemente triste porque eso significa que el gobierno por completo --- tal vez con pocas excepciones --- está compuesto de personas deshonestas y cobardes.

Con ese tipo de personas al frente no es posible hacer Revolución, ni tampoco es posible crear una sociedad más justa y humanista.

Jamás.

Es imposible.

Y esa es mi opinión personal.

Me despido, tengo mucho que hacer.

Chao Aporrea, chao Venezuela, chao Revolución.

Gracias por tantos años de aventura y belleza, de esperanza en una sociedad que pudo haber sido, lo agradezco enormemente.

N.B. Tal vez escribiré otra vez en Aporrea, no lo sé, pero en este momento estoy totalmente decepcionado. Para los lectores y lectoras que habían empezado a recibir mi serie de "Cómo sobrevivir la tercera guerra mundial," espero ahora poder retomar la serie. He tenido un sinnúmero de problemas con el internet, y todavía los tengo, pero desde hace como un mes no está tan mal como lo estaba, ahora es menos frustrante escribir esa serie, la cual requiere muchísimas horas de investigaciones en el internet mientras escribo. Bueno, gracias por su paciencia, y si alguien más quisiera adherirse, están bienvenidos, mándenme un mensaje a mi correo electrónico.

Terminé este artículo a la 10:42 AM, el 8 de agosto del 2018.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6846 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a267499.htmlCd0NV CAC = Y co = US