Imprecisiones Filosóficas de EUGEN DÜRING

Ya en mi obra, PRAXIS de EL CAPITAL, planteo el carácter complementario de todos los trabajos aportados por los diferentes técnicos involucrados en algún proceso de trabajo capitalista.

Obsérvese que bajo condiciones socialistas el salario guarda relación con el trabajo de cada quien mientras que, en el comunismo por venir, todos los trabajadores, por disimiles que sean sus experiencias y preparaciones tecnocientíficas, recibirían sus correspondientes cestas básicas adecuadamente medidas.

Buscamos aclarar que no es económico ni racional que unos trabadores reciban salarios de pobres y otros terminen hasta haciéndose ricos como si algunos de estos pudieran aportar sus trabajos sin el riguroso y presente concurso del trabajo de hasta los más humildes obreros.

Así, el oficial de albañilería que erige una pared no puede hacer esa labor sin que sus ayudantes le preparen y caleteen la amalgama y los bloques. Esa diferenciación sólo es válida para los medios de producción ya que, por ejemplo, una máquina sencilla vale mucho menos que una mucho más sofisticada y de mayor rendimiento.

Que las cestas básicas sean diferentes para los distintos técnicos de trabajos más calificados no está en discusión, pero sí que las diferencias salariales entre especialista y obreros rasos sean tan marcados como se acostumbra.

Ahora bien, cuando hablamos de los componentes del costo de una mercancía y de su correspondiente carga de valor trabajo, Marx da por entendido que toda mercancía tiene como valor algún múltiplo de trabajo simple, de manera que este hecho es lo que permite equiparar mercancías con diferentes cargas de trabajo ya que deben tener unidades comunes de medición, en este caso, estas unidades son detrabajo simple, y el calificado un múltiplo de aquel.

Si un trabajador produce en la mitad de la jornada lo que otro durante toda ella, aquél debe ganar el doble, porque de no ser así resultaría más explotado que el segundo.

Eugen Düring, precisamente, incurre en esa confusión cuando afirmó difamatoriamente que Marx era de la opinión de que el trabajo del peón que tira de la carretilla y el del Arquitecto sean equivalentes entre sí.

Marx se refirió al trabajo contenido en una mercancía medible en unidades simples, independientemente de que sea producida por trabajadores con diferentes clasificaciones o productividades.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1302 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel C. Martínez

Manuel C. Martínez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a263292.htmlCd0NV CAC = Y co = US