Evitar informaciones tendenciosas negativas, que generen desencantos y desesperanzan

Muchos hombres y mujeres «lideres positivos», con denuedo, logran diferenciarse en una multitud y alcanzan la cima del poder, transformando las formas de ver la vida y motivando al desarrollo de Los Pueblos. Vivencias estructuras en un perfil histórico, donde se describen e interpretan, pensamientos y obras, hasta tal punto, que muchos conceptos se consideran como ideológicos son abrazados por generaciones, capaz de ser emulados, en situaciones similares. Sin embargo, se presentan momentos aprovechados por líderes negativos, que restructuran la escala de valores, maximizando los intereses, y son capaces de someter por la fuerza, con falsas proposiciones; al cambiar algunas variables, para crear falsas expectativas, maquillando nuevos caminos, como de verdad.

Todos los Pueblos han contados con líderes positivos, plasmados en los libros que narran las historias y otros que resaltan los valores, para motivar a las nuevas generaciones como humanos ejemplarizantes. Lo cual se puede inferir, que también existen hombres y mujeres, consciente de la fragilidad de recuerdos de los Pueblos y escriben libros, para mantener hechos y personajes, presente, para no olvidarlo; en espera, de nuevos momentos, con nuevos liderazgos, capaz de generar continuidad en un desarrollo sostenido. El objetivo, es muy loable, pero a veces son subjetivos, propio de la naturaleza humana, que actúan como los queseros, alabando el queso que fabrican.

Tienen que ser críticos, de todo lo que sucede y se desvían de los objetivos. Y tienen que ser autocríticos, para evitar confusiones generados por las debilidades humanas en las creaciones de subjetivos. Cualquiera desviación, son aprovechados por líderes negativos, para generar proyectos tácticos, para mantener a los positivos alejados de los objetivos, complementando con falsedades y adornando con mentiras, para dividir el conglomerado; para obtener beneficios, porque están convencidos, que, si dividen, vencerán.

Pensar en una oposición, con liderazgo positivo, es una utopía. Al menos, que se las Sociedades profundicen y actualicen el concepto oposición, o se elimine o se crea un nuevo concepto, que permitan que existan grupos que se complementen y no que se diferencien. Complementar, garantizando que los beneficios sean reconocidos, por propios y extraños. Y las diferencias, dirimirlas en diálogos y evitar hasta donde sea posible la dialéctica; porque siempre existirán, los no dialogante, que se sienten en el caos, como pez en el agua. Con la finalidad de cambiar la posición existencial, por otro, que le satisfaga el Ego, que grupos mayoritarios tienen que evitar.

No existe una oposición positiva, porque para que sea oposición, se identifican en posiciones contradictorias. El solo hecho de considerarse victorioso y decretar la existencia de la oposición, está creando El Contrario. Por lo tanto, el gobierno de turno en sentido general, tiene que facilitar el uso de los conceptos verdaderos. Lo cual se puede inferir, que, en los países Latinoamericano y El Caribe, los Pueblos están a un nivel de profundidad conceptual especifico con tendencia a general, posición, que les facilita el camino a los que tienen una mayor profundidad, que, con cualquier falsedad o mentiras, los hace tambalear y en último caso, destruyen, con cualquier pretexto positivo para los lideres negativos y negativos, para los lideres positivos, como trabalenguas de nunca acabar.

En definitiva, las Sociedades, tienen que organizarse y velar que las estructuras conceptuales que imperan en su habitad, sean los más homogénea. Para eso tiene que estimular, que así sea. Que la heterogeneidad étnica, no sea un pretexto para justificar lo injusticable. Pueblos que generan las posibilidades, que una familia que se desplacen a otros lares, no sientan los rigores sociales, que facilitan las infelicidades. Las existencias de logros académicos y experiencias, son despreciados, por el temor de perder las ventajas comparativas y al no fijar límites, se crean actos, para el que las sufren, son atrocidades. Y para los que los aplican, son actos de justicias, que llenan de desencantos y desesperanzas, que acaban la vida, de los que manejan informaciones tendenciosas negativas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 365 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Basilio Lezama

Basilio Lezama

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a263222.htmlCd0NV CAC = Y co = US