Yo no autoricé a que hablaran en mi nombre

Si hay algo que siempre he criticado, es ese poder de posesión, que creen los políticos tener sobre el pueblo, se toman el derecho sin pedir permiso de hablar en nombre nosotros, cuando somos nosotros quienes tenemos potestad de ponerlos y quitarlos. En el año 2015 la oposición ganó unas elecciones parlamentarias donde la mayoría de sus integrantes son de oposición, desde ese momento se atribuyeron el derecho de ignorar a la otra parte que los adversa, e igualmente cuando tienen marchas, dicen el pueblo venezolano, se volcó a las calles y no, no es cierto es una parte del pueblo, porque hay otra que piensa completamente diferente y hay otra que ni de un lado ni del otro y todos somos venezolanos, todos somos pueblo, todos con el mismo derecho a ser escuchados y lamentablemente todos envueltos en la crisis que arropa al país, sin distinción de colores e ideología

Pero en algo si estamos claros todos como pueblo, y es que no queremos intervenciones extranjeras, no queremos que vengan los EEUU con su "Ayuda Humanitaria" a exterminar nuestro pueblo, a bombardear como lo hicieron con Siria recientemente, con el cuento de las armas químicas que no hay pruebas que las haya, como en Irak que después dijeron que no habían tales armas, Libia, Panamá.

Este párrafo de investigación sobre Panamá tal vez les aclare un poco el panorama sobre la tan mencionada Ayuda Humanitaria para nuestro país.

LOS INTERESES OCULTOS

Como en toda operación de esta naturaleza, se buscaba influir en las «emociones, motivaciones, razonamiento objetivo y a la larga en el comportamiento» de los individuos, grupos y autoridades de ambos países. Como objetivo no declarado, no sólo de la operación sicológica, sino de todo el proyecto de invasión, se quería contrarrestar al Subcomité del Senado sobre Terrorismo, Drogas y Operaciones Internacionales, dirigido por John Kerry, que desde 1986 sostenía que el gobierno de ese país no había hecho nada en cuanto al narcotráfico en la región y, desligar a Reagan y a Bush (en pleno periodo electoral) de las razones que en ese entonces eran desconocidas por el público y que serían admitidas por la CIA en 1998.

Que el gobierno estadounidense apoyó a los Contra en Nicaragua, inundando de la droga crack la ciudad de Los Ángeles, California, para financiarlos, y decir que Noriega los había apoyado. Podría decirse que para el equipo de especialistas en guerra sicológica iba a ser un trabajo fácil. Para que lo fuera más, a los pocos meses de empezar, en febrero de 1989, a Noriega le levantaron cargos por narcotráfico y lavado de dinero. Así, antes del conflicto armado, el trabajo involucró la manipulación de medios de comunicación locales e internacionales, trasmisiones de radio, por teléfonos y máquinas de fax (no existía el internet, así que caricaturas, noticias y artículos circulaban como facsímiles) de está forma fueron armando la tramoya que terminaría por convencer a los de Panamá, para que aceptaran la invasión como una ‘liberación'; a los de EE.UU., para que vieran la guerra injusta a la que sometían a un país muy pequeño, de menos de 1% de su población, como un ‘regalo' de democracia y justicia, El panameño común, constantemente manipulado por la televisión comercial, fue aun menos capaz de enfrentar esta parte sicológica de la guerra y, a pesar de las imágenes de El Chorrillo incinerado y sus miles de habitantes desplazados, de los carros aplastados en las calles y las historias de vecinos de todos los sectores de la ciudad de Panamá, Colón o Río Hato heridos de bala o muertos, por unos muy eficientes soldados, hoy recordamos las imágenes, que le dieron la vuelta al planeta, de la gente celebrando la llegada de las tropas estadounidenses. Manipulados por una propaganda muy bien tramada

Esto último es lo que les ha fallado aquí, que el pueblo se niega a ser liberado, porque no estamos oprimidos, estamos bloqueados y asfixiados, por quienes nos ofrecen la muerte en forma de ayuda humanitaria. Tal vez muchos querrán que Maduro deje de ser presidente, pero la mayoría sabe que quienes luchan desde afuera para que intervengan nuestro país, no son la mejor gente para representarlos, y que esa parte del pueblo que los votó en Diciembre de 2015 para que los representará en la Asamblea Nacional, están decepcionados y arrepentidos, porque los burlaron nuevamente, los engañaron, utilizaron su voto para llevar a Venezuela a la crisis que hoy vive. Porque, si Maduro tiene responsabilidad en la actual crisis, sabemos que no estaríamos como estamos si no fuera por los diputados que fueron electos a la AN y aquel que no lo crea solo tiene que escuchar a Antonio Ledezma arrodillándose ante el representante de EEUU, pidiendo sanciones para nuestro país en nombre del pueblo venezolano, ¿Quién lo autorizó? ¿Quién le dijo que utilizara mi nombre y el de millones que amamos nuestro país, para pedir que nos asfixie económica y políticamente, porque las sanciones no son otras que bloqueo a la entrada de medicinas, alimentos, repuestos y materia prima, no afectan a Diosdado Cabello que grita a todo pulmón que lo investiguen, ni a ningún otro funcionario que no le permiten la entrada a los EE.UU. Nos afecta a nosotros el pueblo, por eso es indignante, ver a Antonio Ledezma prófugo de la justicia venezolana, autor de los más aberrantes maltratos y violación de los derechos humanos en la IV República, pasear por el mundo pidiendo que sancionen a Venezuela, y encima de eso tiene la desvergüenza de utilizar nuestro nombre para hacerlo.

El mundo tiene que saberlo nosotros dirimiremos nuestras diferencias en las urnas electorales, de hoy en un mes, Dios mediante, ellos van por el mundo a titulo personal queriendo recobrar lo que perdieron y Estados Unidos pues, no es un secreto cual es el pago que recibe por cada país que arropa con su ayuda humanitaria. Así que YANKEES GO HOME y llévense con ustedes a todos los que les sirven de emisarios y lame botas, poniendo nuestra hermosa patria como prebenda a sus intereses, nuestras riquezas son nuestras, nacidas de nuestra tierra, y así seguirá siendo. Los verdaderos venezolanos estamos aquí, luchando día a día, pero esperando que el gobierno finalmente tome cartas severas en el asunto Porque ya la situación es insostenible con los precios inflacionarios, ¿Por qué esperar después del 20 de mayo? Si hace 5 años que es presidente, no lo estamos tomando como una promesa electoral, lo tomamos como un compromiso que tiene con nosotros, los que lo pusimos ahí, y lo volveremos a poner dentro de un mes. Pero seremos mucho más exigentes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1630 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a262095.htmlCd0NV CAC = Y co = US