“Constituyente” pretende “suspender” referendos y derogar de facto Constitución de 1999

Definitivamente en el madurismo, sólo existe una serie de mentes perversas, insensibles y criminales que sólo desean a toda costa perpetuarse en el poder, aunque ello signifique la muerte de millones de venezolanos por hambre o medicinas, o que nuestros jóvenes y hasta ancianos emigren del país por razones de una crisis que transciende cualquier barbarie humana.

Aunque usted no lo crea, la misma ilegítima e ilegal “constituyente” que convocó arbitraria y unilateralmente el adelanto de la elección presidencial en este 2018, uniéndola con también írritas elecciones de parlamentos regionales y concejos municipales, ante la posibilidad de solicitud de un referendo consultivo que pregunte a los venezolanos, si estaría o no de acuerdo, con el cese inmediato de esa autodenominada “omnipotente y plenipotenciaria” bazofia política controlada por la cúpula madurista, pues, ya estando en sobreaviso luego que en la misma medida propusimos,  el cómo también la mayoría de la sociedad puede solicitar a través de otro referendo la aprobación de una enmienda para que sea eliminada la reelección indefinida¹, y conociendo de antemano que habría una avalancha de venezolanos que emplearían esta vía constitucional para acabar con el neototalitarismo; semejante “constituyente” (Cabello, tú sabes que tenemos nuestras fuentes), pretende después del 20 de mayo, (si no lo hacen el mismo día de esa “elección” con una pregunta manipulada sobre el particular, aprovechando el retiro de los sectores que les adversan)  aplicar un “decreto” que “suspenda” todo evento electoral o de consulta por los próximos tres años, alegando “intereses superiores políticos, económicos y sociales de la nación y la revolución”, e incluso más allá, derogar de facto la Constitución de 1999, para lo cual anexarían a la exabrupta disposición, el hecho de que Maduro al ganar las “elecciones”, también “aprobaría” la “nueva constitución”.

En tal sentido, alerto al país de las nuevas triquiñuelas que se están gestando en el seno del madurismo totalitario, con el fin de cerrar cualquier vía constitucional que disponemos los ciudadanos para ejercer no sólo nuestros derechos políticos, sino humanos, máxime con la catástrofe social en la cual se encuentra Venezuela.

Ambos referendos, tanto el consultivo como el relacionado con la enmienda constitucional para eliminar la reelección indefinida, serían mortales para el madurismo. En el primero de los casos, si el madurismo dice que esa “constituyente” fue electa con “más de 8 millones de votos”, resultaría incomprensible que se negaran a la posibilidad de un referendo consultivo sobre la finalización inmediata de sus funciones. Recordemos que de acuerdo con el artículo 71 de la Constitución, sólo se requiere el 10% de firmas del registro electoral para activar ese derecho, y eso simplemente les generaría un inmenso problema político.

Igualmente, el hecho de que el propio pueblo, pudiera a través de una enmienda liquidar cualquier vestigio de reelección indefinida por la vía de la consulta popular, acabaría por completo con el madurismo como régimen neototalitario, razón que los llevaría hasta su definitivo hundimiento de control sobre las instituciones, porque en ambos casos, tanto en el referendo consultivo como sobre la enmienda, al tener el pueblo solo que opinar ante la manera en que el gobierno lleva la conducción del país, los resultados serían evidentes. O sea, de amplio rechazo en la continuidad madurista en el poder, y dejaría en evidencia cualquier alteración de resultados electorales recientes, incluyendo los que pudieran derivarse de la fraudulenta elección presidencial del próximo 20 de mayo.

El madurismo ha violado sistemáticamente la Constitución. Ya no les funciona como forma de sustentación política. Por ello, traicionaron a Chávez y se convirtieron en una fuerza pestilente y violadora de los derechos humanos y de las necesidades humanas. En otras palabras, no tienen pueblo, y por ello necesitan a toda costa encontrar cualquier vía para terminar de acabar con las bondades y derechos de participación política que nos brindan las disposiciones constitucionales. Está en manos de todo el pueblo evitar lo que está a punto de concretarse en contra de la gran mayoría del país.

Es necesario e indispensable construir una hoja de ruta política para luchar contra las armas despiadadas e inmorales de quienes detentan el poder político y pretenden adueñarse de Venezuela. Como pueblo tenemos la mayoría, pero hace falta articular toda la energía de rechazo contra el madurismo sobre la base de propuestas claras, planificadas y definitivas. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.    

***

¹ https://www.aporrea.org/ideologia/a260346.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1962 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a260399.htmlCd0NV CAC = Y co = US