Diosdado-Maduro y la MUD (Borges) secan el cuero

Fue público y notorio, el anuncio que realizo Nicolás Maduro una vez que la oposición se negó a firmar el preacuerdo que se había concretado en República Dominicana. Maduro anunció, que respetaría y cumpliría el preacuerdo, que a la MUD no firmó. El PSUV o el gobierno, que viene siendo la misma cosa,  hasta adelantaron una campaña para que las personas lo firmaran.

Tanto la MUD como el PSUV, tienen su militancia o seguidores, que es un término más preciso o más acorde con lo que son auténticamente. La MUD tiene sus tanques económicos y mediáticos  con sus seguidores. Aunque tiene poder, no tiene el poder que desea tener para imponer su política. Sus dueños, tienen mucho más poder, pero hasta los momentos no se atreven a dar el salto y convertir a Venezuela en una Libia o un Irak.

El PSUV tiene algunos tanquecitos. Tiene a Miraflores, pero eso no le ofrece el poder que necesita para hacer las cosas que desea. Estamos, aunque suene complicado decirlo ante casi un vació de poder con muy débil gobernabilidad.  Tanto la MUD como el PSUV, se permiten sus vagabunderías. Por ejemplo; la MUD se ha permitido hacer una venta adelanta del país por la opción de estar en el gobierno. Esa venta, no lleva en el contrato de compra venta, la  necesidad de someterse a unas elecciones.

Hasta donde he podido leer, el documento del preacuerdo del diálogo estaba el punto de las presidenciales y la diferenciaba se colocaba en la fechas. Por eso se fijó en el preacuerdo, una fecha intermedia entre una propuesta y otra. Ante este vació de poder,  cada tolete con su respectivo mando en su parcela hace el juego y el cuero se va secando.

La MUD jugó a no refrendar el acuerdo. Pienso que la mitad del país esperaba por este acuerdo, pero la MUD decidió aumentar la temperatura al cuero para secarlo más rápido. El PSUV por su parte hizo su jugada en esa ruta de secar el cuero y aunque habían dicho a través de Maduro, que respetaría el preacuerdo y continuarían esa ruta, se vinieron primero con una elección que incluía la elección de los diputados y diputadas a la Asamblea nacional y luego, jugaron por una elección general.

Ambos juegan al caos. Sus “soluciones” buscan en el mejor de los casos, atender sus intereses. El PSUV piensa y está convencido que las elecciones son la solución y las elecciones, no le darán lo que no tiene ni uno ni otro: Gobernabilidad. La MUD o los partidos de la MUD que apostaron para no firmar el acuerdo, son de la idea, que otra  estrategia distinta a la electoral, le devolverá el gobierno y creen, como lo también lo cree el PSUV, que eso es suficiente.

Mientras el PSUV nos da la solución de las elecciones, el efectivo no aparece, se nos estafa libremente si compramos con tarjeta y entre las sanciones que Borges ha logrado y procura, la mitad de los venezolanos sufrimos, porque la otra mitad se la reparte entre el PSUV y la MUD y viven de sus ilusiones.

Mientras el PSUV nos ofrecen elecciones el “contrabando” de gasolina y alimentos continúa y las fuerzas armadas  nos garantizan la soberanía. Al final, la FAB no hace mucho por la soberanía y la MUD con la cooperación del gobierno colombiano nos deja sin efectivo, sin alimentos. Como ven; el cuero se está secando. Las dos medias mitades (PSUV-MUD) mientras el cuero se va secando lo pisan de un lado y el otro y la otra mitad, vamos de un lado a otro, según como pisan los que 10 personas que manejan el PSUV y la MUD.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 645 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Dominguez

Claudio Dominguez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a259703.htmlCd0NV CAC = Y co = US