Los últimos deseos no conocidos de Chávez

Poco a poco se han ido conociendo anécdotas de esas últimas horas de la vida del Presidente Hugo Chávez. Uno de esos anécdotas más relevantes, a mi entender, fue que en sus últimos días, reunido con la Dirección Política que dejó integrada por cinco personas (Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Rafael Ramírez, Jorge Rodríguez y Miguel Rodríguez Torres) a quienes transmitió toda sus orientaciones y herencia de experiencias, fue pedirles que no permitieran que a Venezuela la metieran en una guerra. Esta era la mayor preocupación de Chávez antes de morir.

Ya Chávez sabía, frente al fracaso del Plan Petrolero de Ramírez de elevar a 6 millones de barriles la producción, que venían tiempos difíciles. Orientó que buscarán a los mejores economistas del mundo para evitar caer en la crisis que tenemos ahorita. Estamos hablando del año 2013, hace más de 5 años.

Chávez ya sabía que al reducir Venezuela la capacidad económica, la ofensiva internacional sobre el país se incrementaría. Y es lógico, como ha dicho Soto Rojas, la Revolución se enfrentaba a una potencia que fue invasora en la siglo XIX, en el siglo XX y en el siglo XXI. Chávez había confrontado con mucho éxito las políticas imperialistas de EEUU y las había derrotado. El mayor de los éxitos fue la derrota del ALCA en conjunto con el aislamiento latinoamericano de EEUU y el surgimiento de nuevas instituciones de integración Sur-Sur.

Venezuela siempre estuvo dentro de un rin de Boxeo durante todo el periodo de Chávez, con los EEUU.

A la llegada de Maduro al poder, este recibió el Gobierno con una producción petrolera de cercana a los 3 millones de barriles a un precio sobre los 80$/b, con una cantidad de instrumentos internacionales (Fondo Chino, Banco del Sur, ALBA, Petrocaribe, Mercosur, etc) que le daban mucha más robustes y capacidad de maniobra para enfrentar la futura crisis y asi continuar la lucha entre los intereses nacionales y los internacionales, a diferencia de la situación precaria en la que Chávez encontró al Gobierno en 1999. Es decir, siempre ha habido una confrontación de intereses entre los estados Nacionales y las potencias imperialistas. Los gringos siempre trataron y tratarán de controlar nuestra economía y recursos energéticos y minerales, lo que ha cambiado entonces en Venezuela es la dirección, el timonel en esta lucha.

Lo más grave no es que se ha manejado de la peor manera posible nuestra economía y que se hayan cometido fallas gravísimas, sino la incapacidad de admitir error alguno impidiendo toda forma de corrección, de crítica y de rectificación. Por el contrario, se ha persiguido y censurado ferozmente a las voces críticas, se les ha acusado de traidores y se ha aducido que "apareció" una "Guerra Económica" que no existía antes, que "el sabotaje a la economía por parte del imperialismo" es tal, que Nicolás Maduro no es en realidad un incompetente, sino "un héroe que ha resistido cosas que jamás Chávez resistió". Es en definitiva "un conductor de victorias". Y con esta narrativa vergonzosa, han logrado una sería disociacion psicótica de alrededor de un 10% de la población, que dice que todo lo malo del país es producto del enemigo externo que sabotea la economía. Han logrado que está masa no se haga una pregunta muy simple: ¿Cómo es que está "guerra económica" solo afecta a Venezuela y no a Bolivia, Ecuador o Nicaragua"?

Hay que reconocer que en la construcción de esta "huida hacia adelante" han sido exitosos pues han logrado construir una realidad alterna a la calle, a la economía real, a las obviedades de dominio público.

Obviamente, a la mayoría de la población que apoyó al Gobierno del Presidente Chávez (además de quienes lo adversaron) ya VTVlandia no logra engañar. Especialmente el año 2017, fue el año de la desconexión masiva entre esta dirección del Madurismo y las masas, que hoy señalan mayoritariamente como responsable de esta crisis al Gobierno. Mientras, este insiste en seguir creando falsos positivos que legitimen su narrativa épica de la lucha de resistencia contra el imperialismo, cuando ya no hay cómo ocultar que las verdaderas razones del colapso económico son el desastre operativo y administrativo de PDVSA, sumado al reparto de los negocios del estado en diferentes carteles para garantizar la permanencia de Maduro en el poder a costa de la perdida absoluta de Gobernabilidad, lo

cual redunda en una ausencia de Plan Económico para enfrentar la crisis.

Estamos pues a la deriva, y, en vez de corregir, echar para atrás, buscar soluciones concertadas como hizo Chávez luego del Golpe del 2002, el camino que se tomó luego de la derrota electoral del 6D del 2015 ha sido el autoritarismo y la supresión progresiva del estado de derecho, llegando en el 2017 a romper abiertamente con la Constitución, la democracia y los más elementales derechos humanos.

Este paso dado por el Gobierno hacia formas dictatoriales del ejercicio de poder o lo que algunos teóricos llaman Dictablanda (dictaduras que aparentan tolerancia y democracia arreglada) no solamente ha incrementado la crisis económica, sino que ha expuesto la propia existencia de la república al peor escenario posible que puede tener una nación: una intervención extranjera. ¿Acaso va el Gobierno a alegar que el imperialismo es maluco y acaba de descubrir que le tiene ganas a la reserva de Petróleo más grande del planeta y una importante reserva de minerales? ¿Van a alegar los Maduristas que no sabían que todo estado nación que quiera construir una economía autónoma y soberana debe jugar el peligroso juego táctico contra los intereses de las grandes potencias sin darle argumentos para entrar en el terreno en el cual son hegemónicos? ¿Recién descubre el Madurismo aquella máxima de la guerra que dice que estas se libran en el terreno en el cual somos fuertes? ¿Cómo es que Chávez, en peores condiciones y en soledad libró está batalla y fue exitoso y Maduro con tantos recursos ha colocado a la patria al borde de su posible extinción o fractura? Y yendo a lo más práctico ¿Esta Venezuela en condiciones económicas de enfrentar una Guerra contra EEUU, la OTAN, Brasil y Colombia juntos? ¿Con quién quedaremos endeudados ahora? Todo esto es una enorme irresponsabilidad.

Chávez les pidió que dieran el Golpe de Timón, que hicieran autocríticas públicas, que reconocieran que nada de lo que se habia hecho era socialismo, que se debía buscar ayuda de especialistas, que se debía dialogar con el sector económico para desarrollar la economía, que había que enfrentar con mucha fuerza la corrupción, etc. Y todo, absolutamente todo lo ignoraron. Lo traicionaron. La última y más importante orientación que les confío fue que no cometieran el error de dejar que a Venezuela la metieran en una guerra, y ahora, también esa promesa la están traicionando.

Chávez cometió muchos errores, el tiene responsabilidad de muchas cosas que estamos viviendo, en lo personal le tuve y le tengo un arsenal de críticas, pero debemos reconocer que entendía perfectamente que el antídoto a la intervención extranjera era la democracia, el respeto irrestricto a la Constitución. "Dentro de la Constitución Todo, fuera de ella Nada" ¿Recuerdan?. Pues esta administración Pre política se olvidó de eso, creyó que se la estaba comiendo utilizando el propio estado para destruir la constitución y la democracia y hoy despertamos al borde de una intervención extranjera. Nuevamente, ¡Que tamaña irresponsabilidad estratégica! ¿Cómo van a quedar frente a la historia, frente al mundo estos señores? ¿Cómo heroes o como delincuentes irresponsables que perdieron la capacidad de autorregularse la corrupción y la ineficiencia? ¿Estadistas o incapaces de rectificar y ceder poder (que no es de ellos, que no es su patrimonio) para estabilizar y salvar la patria? ¿Es que no pueden dejar por un instante la trampa y volver a la constitución garantizando las libertades democráticas, de asociación y elecciones transparentes? ¿Es que no se dan cuenta que las maniobras grotescas de ilegalizar partidos, de inhabilitar dirigentes, de desconocer Gobernadores y diputados y de adulterar resultados electorales, entre otros, son maniobras adolescentes que tienen sus días contados? ¿Acaso creían que destruyendo la democracia y la Constitución no vendría una respuesta nacional e internacional? ¿Cómo se puede ser tan infantil en politica y estar al frente de un estado? Nuevamente: Son unos irresponsables

Creo que la mayoría de los Venezolanos no nos merecemos a este Gobierno mentiroso e incapaz de rectificar ni mucho menos a esta alta dirigencia de la MUD que frente a su incapacidad de definir una única estrategia de lucha democrática y mantenerla constante y apegada a la legalidad, opta por solicitar una intervención extranjera para que le resuelvan las cosas que ellos fueron incapaces de resolver por sus egos, por sus traiciones y por sus negocios.

Los Venezolanos decentes, patriotas, que no queremos abandonar nuestro país, que creemos en la democracia como la forma de dirimir nuestras diferencias, con respeto y reconocimiento de todos, tenemos que hacer un esfuerzo histórico de construir una nueva dirección que detenga la inminente intervención extranjera y que imponga la restitución del orden democrático y del estado de derecho. No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras unos instauran una dictadura y otros invocan al diablo para salir de la dictadura. Necesitamos salidas nacionales, soberanas. Necesitamos con urgencia a patriotas, embestidos o no de autoridad, que restituyan el estado de derecho y la Constitución y le digan al mundo, los problemas de los Venezolanos los debemos resolver los Venezolanos.

La guerra es la muerte de la república. Es el bombardeo de ciudades sin distingo de ideologías, es la violación de mujeres por los invasores (como ocurre e toda guerra), es el abuso de las partes armadas sobre los civiles indefensos, es la desolación. Es la perdida de las riquezas de la faja y de la amazonía. Es la posible fractura de Venezuela con la media luna y la perdida de territorio con Guyana. La guerra es la destrucción de ciudades, de vidas y de fuerzas productivas.

Ya basta de irresponsabilidades. Hagamos lo que tengamos que hacer para que retorne la constitución. Sé que tanto en el Chavismo como en la Oposición la mayoría es gente decente y responsable que no están de acuerdo con una guerra ni con una dictadura. ¿Que esperamos para actuar, que esperamos para abandonar las consignas extremistas e irresponsables?

Es la hora de la política con P mayúscula como nunca antes había sido. Es la hora de mandar a dormir a los muchachos y a los adolescentes y resolver con adultez política este desastre en que nos han metido dos direcciones irresponsables que no les interesa el país. Aquí hay que dejar de lado militancias y proyectos personales. La prioridad es Venezuela que es de todos y juntos debemos actuar. Después resolveremos las diferencias secundarias.

Estamos a tiempo, aún tenemos horas para frenar lo que ya parece inminente. Nuestros hijos y nietos nos lo agradecerán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4085 veces.



Sergio Sánchez

Concejal del Municipio Santiago Mariño (Turmero, Aragua), Militante de las causas justas de la humanidad, crítico y autocrítico. Ingeniero de la UCV.

 sergiocmb@gmail.com      @SergioTurmero

Visite el perfil de Sergio Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio Sánchez

Sergio Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a259238.htmlCd0NV CAC = Y co = US