Gobernar para todos ¡con cuidado vale!

¿Democracia Plena?

En primer lugar, trato de dar un fundamento sobre lo que a mi juicio y en base a mis modestos conocimientos en política, a lo que significa DEMOCRACIA. Un esfuerzo por hacerme entender de la gente sencilla, deduzco un concepto de la propia etimología de la palabra: DEMOS = PUEBLO, CRATOS = GOBIERNO; para resumir la definición de democracia como sistema político-social de gobierno elegido por el pueblo. Pero, en cuanto al tema que me propongo desarrollar, el criterio que interesa es ¿cómo se aplica a la hora de elegir un personaje, directiva o voceros de un colectivo social?. Para ello se deben respetar leyes de la democracia que se han creado a través de la historia, como por ejemplo, el voto minoritario se supedita (respeta como derecho) al voto de la mayoría.

En otras palabras, la mayoría manda y la minoría obedece y el que manda lo hace para todos por igual, Según tal definición de democracia, Venezuela tiene un sistema de gobierno democrático (art. 6 constitucional), que en otras palabras quiere decir que todo ciudadano y/o funcionario público deben respetar la democracia en acostumbradas toma unilateral y autoritaria de decisiones sin tomar en cuenta a más nadie de los colectivos en su centro operativo. Esto que luce tan bonito es el deber ser de la democracia, pero en la realidad estos criterios solo existen en la teoría puesto que en la práctica tanto gobernantes como gobernados no solo irrespetan mutuamente la democracia como sistema, sino también las leyes y convenios que habrían de garantizarla. Los gobernantes lo hacen por ejercicio del poder guiados por intereses personales o de grupo que impone LA LÓGICA DEL CAPITAL; y los gobernados lo hacen impulsados por el tradicional paternalismo y/o el oportunismo clientelar utilizados con rebanchismo en abusiva proporción, olvidando la equitativa distribución de intereses con el colectivo popular.

Otro aspecto que se debe precisar es EL SOBERANO, EL PUEBLO, ya que políticos y politiqueros utilizan estos términos alegremente sin explicar a quién se refieren. El soberano deriva de quien ejerce la SOBERANÍA y está precisado en el artículo 5 constitucional donde se señala: "La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo……"; a la vez que aclara dicho artículo el papel del PUEBLO como SOBERANO.

Hecha esta aclaratoria, también me preocupa la manera como la dirigencia y en especial los gobernantes eunucos políticos han asimilado las doctrinas más perversas para su accionar contra la cosa pública incurriendo a conciencia en fatales desviaciones de cómo lucrarse de manera impune; con las no menos trágicas y condenables expresiones de CORRUPCIÓN REBANCHISTA DE IMPORTANTES SECTORES POPULARES (si el gobierno roba yo bachaqueo) Y DELINCUENCIA INSTITUCIONAL QUE SE HA INFILTRADO EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y EMPRESAS DEL ESTADO. En especial ayer que en la campaña electoral se especuló entre lo cierto y la mentira, se dijeron verdades y medias verdades y ahora, una vez electos los gobernadores, son muchos los que se enjuagan la boca con ofrecimientos y compromisos de cosas inverosímiles que solo existen en el cerebro calenturiento de los improvisados políticos. Fueron bastantes los que se desgañitaban gritando: "….en mi gobierno habrá democracia plena, gobernaré para todos, patearé los barrios, las oficinas serán para la burocracia yo estaré siempre al lado del pueblo. Al final ya electos terminan descargando como siempre en el PUEBLO las consecuencias de sus miserias personales.

Pero partamos de la buena fe de la gente, tanto del líder como de su seguidor. Si el líder es apegado a principios morales y éticos de un GOBIERNO REVOLUCIONARIO Y CHAVISTA, y sigue al pie de la letra las orientaciones que reciba del partido, del gobierno central y comparte con el pueblo que lo eligió; se comportará sin reserva atendiendo las reglas de juego de la democracia para satisfacer los requerimientos o necesidades del pueblo trabajador y el ciudadano por su parte sabrá respetar la ley y aceptar la realidad político social del país. Si por el contrario, es un burócrata más, CAZA FORTUNA FÁCIL acompañado por un lumpenaje institucional, ese gobernador y ese funcionario forman la lista de los hombres o mujeres corruptos que la gente honesta DEBE PROTESTAR y exigir salir de ellos a como dé lugar por asaltantes del erario público, sea GOBERNADOR O NO. Allí la democracia participativa y protagónica para no frustrarse y el soberano sea traicionado; debe aplicar sin contemplación LA JUSTICIA REVOLUCIONARIA Y LAS LEYES DE LA REPÚBLICA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 281 veces.



Casiano Díaz Durán


Visite el perfil de Casiano Díaz Durán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Casiano Díaz Durán

Casiano Díaz Durán

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a253961.htmlCd0NV CAC = Y co = US