La Unión Soviética: apogeo de Stalin, y su muerte

En febrero de 1946 hubo elecciones en la Unión Soviética para designar los 1339 miembros del Soviet, teóricamente el organismo legislativo de la Unión. El 99,18% de los 101.000.000 de lectores votaron por unanimidad… la lista única que se les presentaba, formada, como es natural, por elementos del Partido Comunista. El Politburó, es decir, el verdadero dueño de los destinos de la Unión, estaba formado en 1946 por los siguientes miembros: Stalin, Molotov, Vorochilov, Kaganovitch, Andreiev, Mikoyan, Zdanov, Kruschev, Beria y Malenkov. Una reorganización del gobierno dio a Stalin, además de la Presidencia del mismo, el Ministerio de Defensa, aparte del Secretariado del Partido Comunista.

Los demás ministros, en su mayor parte miembros del Politburó, fueron: Molotov, de Asuntos Exteriores y primer vicepresidente; fueron también vicepresidentes Beria, Malenkov, Mikoyan, Andreiev, Vorochilov, Kossygin, Kaganovitch y Voznessinsky. El resto del gabinete estaba integrado por un centenar de jefes de las ramas de la Administración rusa.

La má urgente labor de este equipo consistió en la reconstrucción del país, descastado por la guerra en grado extraordinario. Aparte los 25 millones de muertos, antes citados, casi un número igual había quedado sin hogar a causa de la destrucción de ciudades y pueblos (unos 76.000). Más de 6500 Km de vías férreas habían quedado fuera de uso y millares de establecimientos industriales se habían arruinados.

Se fijó un plan quinquenal para los años 1946-1950, en el que por vez primera se preveía el aumento de los bienes de consumo para dar satisfacción a aquella población que tan admirables muestras de patriotismo había dado en el transcurso del conflicto, pero la situación mundial continúo exigiendo una dedicación mayor a los bienes de equipo y a la fabricación de armamentos, entre los que ocuparon la primacía los trabajos destinados a lograr la temible bomba atómica.

En i951 comenzó el quinto plan quinquenal, que siguió el trazado del plan anterior en cuanto a las obras de reconstrucción se refiere, al aumento de los bienes de producción se refiere, al aumento de los bienes de producción y al moderado progreso de los bienes de consumo. Obras señaladas de este plan fueron la descentralización de la gran industria, que empezó a desarrollarse en el Asia Central rusa y en los Urales, los grandes proyectos de irrigación y de producción de energía eléctrica y el establecimiento de centros investigadores y productores de armas nucleares.

El 5 de marzo de 1953 murió Iossif Vissarionovitch Djugatchvili, nombre autentico del personaje que lo hizo olvidar al mundo entero por el de Stalin con el que es conocido. Su gobierno había durado veintinueve años, aunque su actuación no había comenzado hasta 1929. La obra de Stalin, verdadero tipo de jefe asiático en un mundo moderno, se ha revelado eficaz y duradera. Aunque sucesores continuaron, su línea política, tanto en el interior como en sus relaciones internacionales.

En 1952 se reunió el XIX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, ante el cual Jorge Maximilianovitch Malenkov, considerado generalmente como el <> de Stalin, leyó el obligado informe. Se resumía en él la orientación del gobierno ante los problemas interiores y exteriores, que venía a reafirmar, en suma, lo que se ha dicho anteriormente: estrategia defensiva y primacía de la Economía sobre la política.

La sucesión de Stalin había sido precedida de un régimen de terror que hacía temer una renovación de las trágicas < de los años que precedieron a la guerra. Se hablaba, en efecto, de un complot de los médicos del Kremlin, de raza judía, se adoptaban medidas antisemitas y existía una psicosis de espionaje, tal vez justificado, como se pudo advertir posteriormente.

El brazo derecho de la posición represiva de Stalin había sido Laurent Beria, nacido en 1899, y ministro del Interior, y por lo tanto jefe de la temida policía secreta, desde 1942. La muerte de Stalin, que provocó un formidable movimiento en toda la Unión Soviética, definido por el escritor ruso Ilia Ehrenburg con el nombre de <>, en su famosa obra del mismo título, hacía temer la posibilidad de alteraciones de orden público, con lo que Beria parecía imprescindible.

Junto a él y a Malenkov, surgía la figura de una nueva estrella: Nikita Kruschev, nacido en 1894, ucraniano, que se había distinguido durante la guerra organizando el movimiento de resistencia frente a la ocupación alemana, y después en la reconstrucción de su país natal.

Estos tres hombres, formaron una especie de triunvirato paras continuar la dirección del país, pero no ya en forma <>, como anteriormente, sino de un modo <>. El gobierno constituido a raíz de la muerte de Stalin estaba presidido por el mariscal Voroschilov. Primer ministro, Malenkov. Beria continuaba dirigiendo la cartera del Interior y la policía política. Molotov proseguía en su puesto de ministro de Asuntos Exteriores. Completaban el grupo dirigente Kaganovitch, Mikoyan y Bulganin. A Kruschev se le atribuía el puesto verdaderamente decisivo de jefe de la Secretaría del Partido.

Entre los meses de marzo y junio de 1953, se planteó claramente la pugna entre los <>, cuyo principal adalid era Malenkov, y los <>, dirigidos por Malenkov y por el mismo Beria, que querían así hacerse perdonar su fiel sumisión a la política represiva de Stalin fallecido. Las primeras medidas fueron hechas por los <>: supresión de los <>, decretos de amnistía (de los que se excluía a los condenados por delitos políticos), suavización de la disciplina laboral, relego al olvido del <>, destitución del jefe de la policía Ignatiev y condenación de la política antisemita. Pero el más sorprendente de los decretos emanados por los reformistas fue el de terminar con la influencia que la policía secreta había tenido en el período de Stalin. Y fue el mismo Beria, el que había sido su jefe, el que se mostró más activo en esta política que desautorizaba todos los procesos efectuados con anterioridad y que daba la pauta para iniciar incluso un proceso contra la temida y odiada policía.

Como es natural, los <> veían con profundo resquemor esta actuación y mostraban síntomas de intervenir para acabar con las reformas. Por otra parte, en el mundo occidental se especulaba con la posición del Ejército y se hablaba de una fase <> que liquidaría la dictadura estaliniana dando paso a un gobierno exclusivamente militar.

Política exterior de los <>, y sus consecuencias. Como es lógico, esta actuación de Malenkov tuvo su proyección en la política internacional de la Unión Soviética. La ocupación de la Alemania oriental por los ejércitos de la Unión y las medidas sovietizantes que habían sido su consecuencia, desencadenaron una sorda oposición al gobierno de Ulbricht y Grottewohl. Malenkov no vaciló, y desautorizó a sus satélites alemanes estableciendo una política liberalizante que tuvo como consecuencias la revuelta de Berlín —16-17 de junio de 1953— seguida de otras manifestaciones análogas en muchas ciudades de la Alemania del Este. Los tanques rusos hubieron de intervenir de modo contundente, y los <> pudieron esgrimir como argumento concluyente la invalidez e inoportunidad de la política <> emprendida por los dirigentes del Kremlin.

La consecuencia más clamorosa de las algaradas de Berlín fue caída de Beria. El 26 de junio fue acusado de conspirar para restablecer la prepotencia de la policía y detenido, hecho que causó inmensa satisfacción en todo el país. Seis meses después, el 17 de diciembre, era juzgado con alguno de sus colaboradores y condenado a muerte junto con seis altos jefes de la policía de Stalin, sentencia que se cumplió el día 25 del mismo mes.

EL día 8 de febrero de 1955 Malenkov hizo ante el Comité Central la insólita declaración de que no tenía experiencia política, al mismo tiempo que presentaba la dimisión de su cargo. La influencia del Ejército se manifestó con el nombramiento de dos jefes militares, los mariscales Bulganin y Zukov, para la jefatura del Gobierno y el Ministerio de la Guerra, respectivamente. Pero Kruschev continuaba en el cargo de secretario del Partido Comunista y era en realidad el personaje más poderoso de la Unión. Y en el gobierno continuaba Molotov conduciendo la política internacional según los principios "duros" del stalinismo.

Como consecuencia de esta actitud, se constituyó en Varsovia, el 14 de mayo de 1955, el Pacto designado con este nombre, suscrito por la Unión Soviética, Albania, Rumania, Bulgaria, Hungría, Checoslovaquia y Polonia, a los que sumó el año siguiente la República Democrática Alemania. Se trataba de contrarrestar la acción de la NATO y las consecuencias del acuerdo de París antes citado. Tendría una duración de 20 años y la finalidad de asistencia militar mutua en caso de agresiones armadas en Europa. Lo dirigiría un mando unificado que se confió al mariscal Koniev, asesorado por un Secretariado y por un Comité consultivo, todos ellos con residencia en Moscú.

Más graves fueron los sucesos de Hungría del mismo año. En este país, a raíz de la muerte de Stalin, se había hecho cargo del poder Imre Nagy, desplazando al stalinista Rakosi, y durante dos años intentó una liberación del gobierno con la suavización de la represión policiaca, en especial con respecto a los intelectuales. Pero en 1955, Matías Rakosi volvió a hacerse cargo del gobierno con mayores deseos de desquite.

El triunfo alcanzado por los <> polacos animó a los húngaros, quienes presionaron de tal manera mediante manifestaciones pacíficas, que lograron, en efecto, que Imre Nagy volviera al poder el día 27 de octubre de 1956. Pero éste fue mucho más lejos y con menos prudencia que la adoptada por Gomulka. Solicitó la retirada de las tropas rusas de Hungría y declaró que Hungría abandonaba el Pacto de Varsovia. Ante la entrada de nuevas tropas soviéticas, Nagy solicitó la ayuda de la ONU. Los tanques rusos entraron en Budapest y aplastaron sangrientamente la resistencia de los patriotas húngaros. Nagy fue detenido y llevado a Rusia, donde fue ejecutado en 1958, y Kadar, un comunista fue elevado al cargo de jefe del Gobierno.

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 420 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a253563.htmlCd0NV CAC = Y co = US