La diáspora académica de las universidades venezolanas: mitos y realidades

A ti te parece que el deber de nosotros es la expatriación, y yo opino lo contrario. Creo que nuestro deber está en quedarnos aquí, para sufrir con todo el corazón la parte que nos corresponde en el dolor de la Patria, para desaparecer con ella, si ella perece; para tener la satisfacción de decir más tarde, si ella se salva y prospera: yo tengo derecho a este bienestar porque lo compré con mi dolor".

Rómulo Gallegos

A partir de la situación socioeconómica y política que vive el país en los últimos 5 años, ha ocurrido un aumento de la migración de la población, cuyas cantidades de venezolanos y venezolanas que han emigrado son inciertas, esto debido a las diferentes fuentes mediáticas que han reportado sobre el fenómeno sin ninguna cifra oficial y con fines insospechados, en algunos casos. No han escapado de esta situación las universidades venezolanas, de la cual se ha planteado en algunos medios comunicacionales sin ningún tipo de metodología que tal emigración de profesores universitarios han sido de enormes proporciones (*)

Con el fin de ayudar a tener una visión más objetiva de la situación planteada, este artículo expone algunas cifras reales (provenientes del MPPEUCT y de la OPSU) de la planta profesoral de las universidades de gestión pública que existen en el país. Para ello, se procedió analizar y comparar los datos de los profesores según la DEDICACIÓN (Dedicación Exclusiva, D.E.; Tiempo Completo, T.C.; Medio Tiempo, M.T.; y tiempo convencional, CONV), CATEGORÍA (Instructor, Asistente, Agregado, Asociado y Titular) y CONDICIÓN LABORAL (Ordinario, Jubilado y Contratado) que aportaron las universidades del año 2017 (mes de junio) y del año 2018 (mes de septiembre). Fueron exceptuadas la Misión Sucre, las universidades cuyos presupuestos no dependen totalmente del MPPEUCT, tales como la Universidad de las Ciencias de la Salud (UCS), las universidades recién creadas como la Universidad Nacional del Turismo (UNATUR) y la de Telecomunicaciones e Informática (UNETI), los Colegios e Instituciones universitarias, y finalmente, las nueve (9) recién transformadas y anunciadas UPT por el presidente Nicolás Maduro en la pasada celebración del día del estudiante (21 de Noviembre).

(*) Aula Abierta: la crisis actual ha originado la diáspora y deserción de estudiantes y profesores. El Universal, 16 de marzo de 2018, http://www.eluniversal.com/politica/2939/); Tulio Ramírez: Las universidades tienen profesores 4-40, los 4 que quedan hacen 40 tareas. Contrapunto.com, 12 de marzo de 2018, http://contrapunto.com/noticia/tulio-ramirez-las-universidades-tienen-profesores-440-los-4-que-quedan-hacen-40-cosas-190560/.

Por otra parte, a pesar que existe un subsistema de Educación universitaria, según la Ley Orgánica de Educación (LOE), se requirió realizar el análisis dividiendo las universidades en dos grupos, los cuales existen actualmente por criterios políticos de las autoridades rectorales respectivas. Nos referimos a la Asociación de Rectores Bolivarianos de Venezuela (ARBOL), conformadas por las Universidades Nacionales Experimentales y por las Universidades Politécnicas Territoriales (UPT); y el otro grupo representado por la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU) que reúne a las universidades no experimentales. Es importante señalar que TODAS las universidades del país son autónomas, tal como lo contempla la ley de universidades en su artículo n° 9.

En la figura 1 se expone el número de profesores universitarios, según su dedicación, de las universidades pertenecientes a la AVERU y a la ARBOL entre los años 2017 y 2018. Se puede observar que ambos grupos de universidades presentan un ligero aumento en el número total de profesores (fijos u ordinarios) para el año 2018, de las cuales, ARBOL presentó un mayor valor (3,1 %) con respecto al de la AVERU (2,1 %), sugiriendo que no habido una "diáspora" de los docentes de sus instituciones en cuanto al total de profesores ordinarios. Sin embargo, posteriormente observaremos que al entrar en detalles de los datos, encontraremos algunos resultados que parecieran reflejar otro escenario.

Continuando con el análisis de la figura 1, se puede detallar en el caso de profesores a dedicación exclusiva (D.E.) que hubo un aumento entre el 2017 al 2018 para ambos grupos de universidades, de las cuales las pertenecientes a la AVERU presentaron mayores valores en relación a las de ARBOL (21,6 % vs 7.6 %), posiblemente reflejando una mayor frecuencia de solicitudes de aumentos de dedicación que han realizado los profesores en este periodo en las universidades no experimentales o la incorporación a sus nóminas de nuevo personal. Independientemente de la razón del aumento, estos resultados implican una mayor disponibilidad presupuestaria por parte de estas casas de estudios (AVERU y ARBOL) para poder aprobar estos aumentos de dedicación, por la cual, AVERU presentó un mayor presupuesto para este fin. Similarmente, se pudo observar este comportamiento cuando se analizó a los profesores a tiempo convencional (CONV), ocurriendo el aumento de los valores para las universidades de la ARBOL (34.0 %) para el año 2018.

Figura 1. Cantidad de profesores Universitarios (ordinarios), según la dedicación, de las universidades nacionales de gestión pública entre los años 2017 -2018. Los porcentajes enmarcados representan la variación de los valores en AVERU (color negro) y de la ARBOL (rojo) entre los dos años. Los profesores a tiempo convencional es la sumatoria de todas aquellas modalidades que existen actualmente en la planta profesoral.

Por al contrario, al analizar los valores de profesores a Tiempo Completo (T.C.) y Medio Tiempo (M.T.), podemos observar que ocurrió una disminución en su planta profesoral en ambos grupos de universidades para el año 2018 con respeto al año anterior, de las cuales, aquellos profesores con dedicación a tiempo completo presentaron una menor disminución (AVERU = -15,0 %; ARBOL = - 1,2 %), con relación a la dedicación de Medio Tiempo (AVERU = -21,6 %; ARBOL = -10,2%). Asimismo, para la dedicación convencional se pudo observar en la AVERU que la disminución fue del -9.6 %. Por otra parte, las universidades de la AVERU presentaron las mayores disminuciones para los grupos de docentes (T.C. = -15,0 %; M. T. = -21,6 % y CONV = -9,6 %, respectivamente) con respecto a las de ARBOL (T.C. = -1.2 % y M.C. = -10,2 %), observándose la disminución total de 1.246 profesores (la suma de profesores con T.C., M.T. y CONV) de las universidades de AVERU, lo cual representa una disminución del 15,3 % del total de los grupos de docentes de estas dedicaciones (8.144) para el año 2017 con relación al 2018. Es importante indicar que la cantidad de profesores a D.E. aumentó en 1.569 para el año 2018 en las universidades de la AVERU (figura 1), por lo que se deduce que una parte se deba al cambio de dedicación ya indicado de profesores con menor dedicación y, por otra parte, posiblemente al concurso por oposición que se establecieron durante ese periodo para entrar a D.E.

Las disminuciones que se encontraron en las diferentes dedicaciones de las universidades puedan ser por tres principales causas: a) un aumento de renuncias para laborar en otros entes privados, públicos o por su emprendimiento profesional personal, o para emigrar del país por la búsqueda de mayores oportunidades, todo esto, debido al menor poder adquisitivo de estos profesores en relación a los profesores a D.E.; b) haber solicitado aumento de dedicación a la D.E., de la cual produjo un aumento de la migración intra-institucional, tal como se observó el aumento de la cantidad de profesores a D.E. (figura 1); c) otra causa pudo haber sido el aumento de solicitudes por parte de estos profesores T.C. y M.T. para disminuir su dedicación a tiempo convencional para poder ejercer su ejercicio profesional fuera de su universidad respectiva. De allí, la posible causa del aumento de este grupo de docentes a tiempo convencional que se produjo entre el año 2017 al 2018, especialmente para las universidades de la ARBOL.

Para poder responder a estas hipótesis se procedió a comparar los registros individualizados de la base de datos mediante el análisis de los documentos de identidad (número de cédula de identidad) de cada profesor por dedicación y realizando un cruce de la base de datos entre ambos años (año 2017 para profesores con T.C., M.T. y CONV con relación al año 2018 para docentes con D.E.), nos encontramos que la disminución de docentes de AVERU para las dedicaciones de T.C., M.T. y CONV se debe principalmente a un proceso de migración intra-institucional (cambio de dedicación), debido a que 1. 502 docentes (95,7 %) cambiaron de dedicación entre esos dos años de los 1.569 profesores a D.E. que aumentaron para el 2018. La Universidad de Carabobo (UC) presentó el mayor cambio de dedicación, 1.179 profesores que cambiaron de dedicación (75,0 %).

Similarmente ocurre con los profesores de las universidades de la ARBOL (datos no mostrados), es decir que la principal causa de la disminución de su planta profesoral ordinaria se debió a una migración intra-institucional. Es importante indicar que estos 1.502 profesores que cambiaron de dedicación superan a la suma de los profesores con las dedicaciones de T.C., M.T. y CONV que disminuyeron entre 2017 y 2018 señalado anteriormente (1.246). Estos resultados sugieren que para estas dedicaciones hubo ingresos adicionales por concursos o ascensos durante ese período.

Por otra parte, al analizar la variable categoría que presenta la planta profesoral de ambos grupos de universidades, nos encontramos que la disminución no es tan drástica como se ha dibujado. Efectivamente, en la figura 2 podemos observar que entre el año 2017 al 2018 ocurre una pequeña disminución en la cantidad total de profesores de las universidades de la AVERU (-2,0 %) y en casi todas las categorías, siendo la más fuerte disminución para los docentes Instructores (-9,9 %), pero con un aumento para los profesores Asistentes (1,1 %) y Titulares (1,0 %). Para el caso de los profesores de las universidades de la ARBOL se observa un aumento de la cantidad total de profesores (4,3 %) entre los años 2017 al 2018. Asimismo, para las categorías Agregado (30,6 %), Asociado (17,7 %) y Titular (0,8 %). No así para los Instructores (-2,8 %) y Asistentes (-8,0 %) donde en este último grupo de docentes se percibió la mayor disminución.

Figura 2. Cantidad de profesores Universitarios, según la categoría o escalafón, de las universidades nacionales de gestión pública entre los años 2017 -2018. Los porcentajes enmarcados representan la variación de los valores en AVERU (color negro) y de la ARBOL (rojo) entre los dos años. Los profesores con la categoría de auxiliares docentes no fueron incluidos en el estudio.

Explorando las posibles causas de la disminución que se observó en los profesores Instructores para ambos grupos de universidades, pudo haber sido ocasionada por la renuncia de estos profesores con esta categoría o que ascendieron al siguiente escalafón (Asistente). Para discernir sobre estas posibles causas, se procedió a realizar un mayor análisis de la base de datos para las universidades de la AVERU, comparando los registros individualizados de los docentes por categoría entre ambos años (Instructores para el año 2017 y Asistentes para el año 2018) por lo que nos encontramos que 371 profesores ascendieron de la categoría Instructor para Asistente entre el año 2017 al 2018. Es importante indicar que este número de docentes que ascendieron supera a la cantidad total de profesores instructores que disminuyeron entre 2017 al 2018 (340 profesores). Posiblemente esto se deba a que en ese periodo hubo un ingreso de instructores nuevos que compensa la cantidad saliente. Para responder esta duda nos planteamos, mediante el análisis de la base de datos, estudiar los nuevos ingresos como instructores para el año 2018 con respecto al año 2017, encontrando 511 instructores nuevos, por lo que se deduce que renunciaron 480 profesores instructores como cantidad neta. Es decir, que la disminución de cantidad total de profesores instructores que hubo entre ambos años (340) fue por una parte, el ascenso de 371 profesores para el escalafón superior (asistente) más 480 profesores que renunciaron, compensado por un ingreso de profesores instructores (511) por concurso de oposición.

Finalmente, cuando se analizaron los valores para la condición del profesorado (ordinario, jubilado y contratado), cuya suma de estos tres componentes nos da el total de profesores universitarios, indican claramente que la cantidad total de profesores de ambos grupos de universidades disminuyeron para el 2018 (AVERU = -4,5 %, ARBOL = -7,5 %), resultados graficados en la figura 3.

Esta disminución se debe principalmente a la disminución de la planta profesoral que estaba contratada en estas universidades, observando en la figura 3 que tal disminución presentó valores similares entre la AVERU y la ARBOL (AVERU = -15,4 % vs ARBOL = -15,5 %).

Figura 3. Cantidad de profesores Universitarios, según la condición, de las universidades nacionales de gestión pública entre los años 2017 -2018. Los porcentajes enmarcados representan la variación de los valores en AVERU (color negro) y de la ARBOL (rojo) entre los dos años. Los profesores con la condición de pensionados y los auxiliares docentes (para la condición de ordinarios) no fueron incluidos en el estudio.

La cantidad de profesores contratados para el año 2017 por parte de las universidades de la AVERU fue de 8.735, de los cuales, como Instructores fueron 7.538, es decir, el 86,3%, siendo la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) con mayor cantidad de contratados como Instructores (3.301), representando el 37,8 %, y de 2do lugar, la Universidad Central de Venezuela (UCV) con 1.442 Instructores (16,5 %). Para el año 2018, nos encontramos que las universidades de la AVERU presentaron una menor cantidad total de profesores contratados (7.393), de los cuales, como instructores fueron 6.722, representando el 90,9 % del total de contratados. Nuevamente la UPEL fue la universidad con mayor cantidad de instructores contratados, 3.295 (44,6 %) y la UC representó la 2da universidad con 1.361 instructores contratados (18,4 %).

Con el análisis de los contratados por dedicación, nos encontramos que los de dedicación a D.E. y T.C., representaron los más bajos valores con relación al total para el año 2017. Este grupo de profesores fueron 2.071 con D.E., representando el 23,7 % del total de contratados por todas las universidades de la AVERU (8.735). Las universidades que presentaron la mayor cantidad de profesores con D.E. fueron la Universidad de Los Andes (ULA) con 450 contratados (21,7 %) de 801 contratados en total y la UCV con 430 profesores (20,8 %) de un total de 1.627 contratados. Mientras que para el año 2018 hubo un decremento de la cantidad de docentes con D.E. (1.399), representando el 18,9 % de los 7.393 contratados, siendo la ULA con mayor contratación (412 = 29,4 %) de un total de 801 profesores con estas condiciones y la Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (UNEXPO) con 321 profesores (15,5 %) de un total de 374 contratados por esta universidad.

El hecho que de los tres grupos de profesores con las condiciones de Ordinarios (fijos), Jubilados y Contratados, estos últimos fueron los que sufrieron la mayor disminución en su cantidad entre los el 2017 al 2018 por ambos grupos de universidades, refleja que es el grupo más vulnerable por la situación económica que presenta el país. Estos profesores contratados implican teóricamente un menor compromiso con la institución comparado con aquellos que son de planta fija, para lo cual se requiere que los procesos de concurso de oposición, según la ley, deban cumplirse para entrar al estatus académico de profesor de escalafón (ordinario). Se conoce que hay muchos casos que sus instituciones universitarias demoran significativamente para abrir los concursos de oposición, en muchos casos, estamos hablando de años, por lo que no les permite a estos académicos realizar su carrera profesional, dejándolo en condiciones muy desfavorables con relación a los profesores ordinarios. Es por ello del aumento de su renuncia que ocurrió para el año 2018.

Para saber las posibles causas de la caída de los valores de la cantidad de contratados por las universidades de la AVERU, es decir, si fue por renuncia o por cambiar de estatus académicos, procedimos a realizar el siguiente análisis: por los resultados anteriores sabemos, que hubo 511 instructores que entraron a la nomina como trabajadores fijos entre los años 2017 al 2018 para las universidades de la AVERU, y realizando el análisis de la base de datos mediante el documento de identidad de cada profesor contratado en el año 2017 se comparó con la base de datos de los instructores por concurso de oposición para el año 2018, encontrándose que apenas 57 profesores entraron para ese año como personal ordinario, que suponemos fue mediante concurso de oposición que les abrió sus respectivas universidades. Este valor es muy bajo proporcionalmente, representa el 11.2 % de los 511 que entraron como profesor ordinario para ese año y apenas representa el 0,7 % de los contratados del 2017 para todas las universidades de la AVERU. Es decir que los nuevos instructores por concursos de oposición (511) fue debido principalmente, a incorporaciones nuevas para las universidades y muy pocos de la planta contratada previamente.

En conclusión, con todos los resultados presentados en este trabajo podemos decir que las universidades venezolanas no están sufriendo una masiva renuncia de sus profesores, especialmente los profesores ordinarios, quienes aumentaron en las universidades de la ARBOL (figura 3) y mucho menos a dedicación exclusiva, los cuales aumentaron sus valores en ambos grupos de universidades para el año 2018 (figura 1), ambos grupos de profesores representan, teóricamente, la fuerza académica de cualquier universidad. Apenas, según los análisis de las universidades de la AVERU, podemos decir que quienes renunciaron a estas instituciones universitarias fueron: 480 instructores por concurso (por Categoría) y 1.342 contratados (Condición), dando un total de total de 1.822 docentes. Esta cantidad representa aproximadamente el 4,6% de los profesores en total (39.527) que había para el año 2017 en las universidades de la AVERU. Esto derrumba la campaña mediática que ha ocurrido en este año 2018 mostrando cifras mucho más altas para sustentar la hipótesis sobre la "diáspora" que están sufriendo las universidades. No negamos y lo demostramos que si hay renuncias en las universidades pero no en las dimensiones que los medios de comunicación y algunas autoridades rectorales han expresado públicamente. Además, los datos mostrados en este trabajo demuestran que ha habido notables nuevos ingresos de profesores durante este periodo en las universidades, los cuales han permitido relativamente equilibrar las ausencias suscitadas en las instituciones universitarias venezolanas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 758 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a272643.htmlCd0NV CAC = Y co = US