Por favor, revisen el INCES, a los facilitadores le aplican neoliberalismo puro y a los chamos se les habla de socialismo

Sí, a una parte bien importante de los facilitadores, maestro/as pueblo, profesores, docentes o con cualquier otra definición como se les identifica, en su gran mayoría comprometido/as con el proceso bolivariano pero incorporados de vez en vez, para poder recibir el dinero en contraprestación por concepto de haber impartido sus clases, orientando o capacitando a los muchachos de la chamba y en cantidad bien inferior a la de cualquier docente del resto del sistema educativo venezolano, amén del tiempo de espera, deben presentar una factura comercial mencionando cual venta de mercancía o prestación de servicio cualesquiera, por supuesto, se indica quién es el destinatario, el contenido, cantidad unitaria y total en horas, quincenales o tal vez mensuales impartidas.

Ahora, si le aplicamos solamente el análisis político ideológico a esta situación de acuerdo al contenido de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras y detallamos por qué ahora se llama Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista, sin mucho esfuerzo nos damos cuenta de la profunda contradicción que aquí se refleja, pues, estamos viendo la vigencia o reminiscencia de la hoy ilegal tercería y aceptando el desconociendo los derechos y beneficios laborales tales como prestaciones, cesta ticket, vacaciones, acumulación de cotizaciones del S.S.O., etc. etc.; por el contrario, en la práctica, entre otros desconocimientos que respecto a ventajas para lo/as trabajadore/as, reina la aspiración más querida por lo/as patrono/as o entidad de trabajo privado o capitalista, la desregularización de las relaciones laborales.

Todo esto ocurre mientras los maestros se esmeran en enseñarles a lo/as muchacho/as, por una parte, todas las diferencias existentes entre el capitalismo explotador y salvaje que hoy se abalanza contra los trabajadores no solo en Venezuela y el socialismo como alternativa para la liberación de los trabajadores y la humanidad en general.

Ah, se me olvidaba decir que lo/as chama/os capacitándose en el INCES también deben ir a la empresa privada, según, a poner en práctica lo enseñado, donde, sin ser ingenuos, reciben toda la carga ideológica de los ductores, seguramente persuadiéndoles de las fulanas bondades que éstas simbolizan.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 901 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo C Vásquez

Gustavo C Vásquez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a257666.htmlCd0NV CAC = Y co = US