No pague a la ligera: Locura, arbitrariedad y desconocimiento ante el cobro de bienes y servicios con el nuevo cono monetario

La gente anda como loca

La gente anda como loca

Credito: Noticia al Día-Jairo García

Credito: Noticia al Día

21-08-18.-Que Dios nos agarre confesado. La gente anda como loca tras la aplicación del nuevo cono monetario. Sí, saber qué es lo que está pagando ha llevado a más de uno hasta a contar con los dedos de los pies y por si fuera poco el conteo lo continúan en la mente.

Ante los constantes cambios en la economía, el cero (0) ha resonado, se han convertido en el número más famoso. Lo ponen, lo quitan, lo vuelven a poner, y pare usted de contar: aquí está el meollo del asunto.

Muchos comerciantes por desconocimiento o simplemente por tirárselas de vivos han colocado a diestras y siniestras precios a sus productos. El temor, según lo narrado por ellos mismos, es descapitalizarse ante esta nueva ola económica que ni ellos mismos dicen entender.

Lo narrado en el párrafo anterior es de sumo cuidado. Alerta, la ley por desconocimiento no perdona y en las últimas horas propietarios de locales comerciales han sido detenidos en Maracaibo por la especulación en el costo de los productos.

A tempranas horas de la mañana de este martes se ha podido observar como la deseada fritanga en Maracaibo han aumentado el doble: de 1.000.000 bolívares que costaba hace tres días, su costo fue ubicado en bolívares soberanos Bs. S 20, cifra que si le sumamos los resonados cinco ceros eliminados se ubicaría en dos millones (2.000.000).

Este cálculo ha tenido a más de uno con las manos en la cabeza y con la mirada desconcertada en los establecimientos comerciales. "Pero háblame de bolívares viejos", pide la gente al no estar familiarizado con los nuevos billetes que escasamente comienzan a circular en la ciudad.

Billetes nuevos y viejos comienzan a cruzarse al igual que los pensamientos del usuario. "A dónde vamos a parar", "esto será lo mismo", "no conseguimos nada", son algunas de las expresiones del consumidor que sale a las calles en busca de alimentos para medio poder llenar la nevera; electrodoméstico que ha dejado de existir en las casas: los constantes bajones los pulverizaron.

El pan que es el principal alimento en la mesa venezolana ha desaparecido durante este fin de semana y lo poco que va de esta. Su precio ha sido elevado exageradamente. Un kilo oscila entre Bs. S 80 (8.000.000), hasta Bs. S 100 (10.000.000).

Lo mismo ha sucedido con el queso: de bolívares 9.000.000 o 10.000.000 ha sido sumamente ubicado en Bs. S 200 (20.000.000). Esto no tiene explicación alguna al menos que las vacas sean importada y el procesamiento sea con tecnologías avanzadas.

Esto no para allí por si creía haberlo leído todo. En los hoteles las cifras están siendo remarcadas sin pensar, sin respirar y sin mirar. El precio de un almuerzo está estipulado en su menú en Bs. S 1.000 que al ser trasformado a la modalidad saliente se ubica en cien millones de bolívares (100.000.000).

Por desconocimiento muchos entregan las tarjetas, las pasan por el punto y luego de reflexionar en el pago comienzan a ponerse las manos en la cabeza: el dolor en el bolsillo es fuerte, duelo y se siente.

Y ni hablar de los puntos de ventas. Ahí más de un cajero se ha "empelotado". La gente se alza, se obstina, se agobia, se pone también las manos en la cabeza, respiran profundo: la gente está loca, definitivamente aún no entienden esta reconversión de la cual hablaron tanto, pero no educaron al pueblo.

Lo que pasa hoy

El tan deseado café, ese de vasito que se consigue en los quioscos, tiene un valor en las calles de Maracaibo de tan solo 0.20 Bs. S, equivalente a 20 mil bolívares del cono saliente. Junto al cafecito, muchos lo acompañan con un cigarro que oscila entre 0.40 y 0.50 Bs. S, lo que equivale a 50 mil bolívares.

.También el periódico ya tiene su precio fijado. El diario PANORAMA en su primera y última estableció el nuevo precio: de

nuevo el periódico cuesta un bolívar, equivalente a 100.000 bolívares salientes.

Ante esto, usted, sí usted, ciudadano común que anda en las calles, no pague a la ligera, piense no dos veces ni tres, hasta cinco y si es posible más antes de pagar por un producto. Cerciórese que el monto estipulado sea el correcto para que luego su economía no sufra más de lo que ya viene pulverizada.

Pilas con los abuelos, quienes bajo su terquedad por la vejez se reúsan a ser ayudados. No los dejes salir solo hasta que este desenfrenado sistema se ajuste. Ayúdalos en todo lo que Nunca falta un vivo en la calle…

Se pudo constatar que las confusiones a la hora del pago están latente. Una señora intentó pagar un café y un cigarro con 9 bolívares soberanos, que llevándolo al cono saliente son 900 mil bolívares. En realidad el costo total era 0.70 que fácilmente lo pudo cancelar con un billete de 2 Bs. S, que equivalen a 200 mil bolívares y todavía tendrían que darle vuelto con el cono saliente.

Mientras tanto hay que esperar que los poderes del Estado salgan a las calles con firmeza a poner mano dura ante estos escenarios que plantean los comerciantes. Por desconocimiento, por viveza o por cualquier otra circunstancias el afectado es el usuario, definitivamente.

El marroncito tiene un costo de 0.20 Bs. S

El cigarro cuesta 0.50 Bs. S



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4870 veces.


La fuente original de este documento es:
NAD (https://noticiaaldia.com/2018/08/no-pague-a-la-ligera-locura-arbitrariedad-y-desconocimiento-ante-el-cobro-de-bienes-y-servicios-con-el-nuevo-cono-monetario/#)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /economia/n330116.htmlCd0NV CAC = Y co = US