El “economista criollo” identifica una ¡alerta económica roja máxima!

Insistimos, el ritmo de la pérdida del poder adquisitivo del salario, valga decir, la consecuencia inmediata de la inflación exponencial que padecemos, se incrementó en los últimos 3 meses a un ritmo superior que en los 20 meses anteriores.

Léase bien, el daño infringido a la población por los manipuladores de precios en el período de 20 meses que va desde enero de 2017 al 30 de agosto de 2018, donde llevaron a un salario mínimo que podía comprar hasta 13 cartones de huevos a uno que tan sólo compraba 0,6 cartones de huevos, era imperdonable. Pero más imperdonable es, que ahora hayan hecho el mismo daño tan sólo en 3 meses: desde el 01 de septiembre al 30 de noviembre de 2018 (Ver Cuadro 1). "Lo que refleja un cuadro de empobrecimiento colectivo que se incrementa a un ritmo acelerado."

 

 

 

Ante esa triste realidad, el 28 de noviembre de 2018, el Gobierno aplicó el "primer factor de corrección" del anclaje BsS-Petro. Se esperó 102 días para realizarlo. Considero que se tardó demasiado tiempo para actuar. Nos devela que en Venezuela la dinámica de la voracidad hiperinflacionaria actúa más rápida que la toma de decisiones gubernamental.

 

Considero, que no se debió haber dejado sólo a la población para que resolviera por sus propios medios ante la ola de especuladores, manipuladores de precio y usureros que actúan impunemente a lo largo de nuestra tierra. Léase bien, se dejó pasar 102 días de libre albedrío a los mismos ladrones aliados del dólar paralelo de los últimos dos años: productores, distribuidores, comerciantes, bachaqueros, corruptos y matraqueros, entre otros. Tomando en cuenta que a pocos días de anunciado el Plan de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad el 20 de agosto, la manipulación del tipo de cambio paralelo y los precios de los bienes y servicios comenzó hacer añicos el salario mínimo fortalecido de los BsS. 1.800 más los BsS. 180 de cesta tickets.

En el contexto de la aplicación del factor de ajuste del valor del petro a BsS 9.000, vemos que desde el 20 de agosto al 04 de diciembre la devaluación oficial del bolívar fue del 153%, pasando de BsS 60 a BsS 152,64, que contrasta con el 627% del mercado paralelo, que realmente es el que direcciona y mueve la economía venezolana en los últimos años. Son cifras que no mienten.

Como se explica de manera detallada en el artículo: EL "FACTOR DE CORRECCIÓN" CHUCUTA, DOLARTODAY Y EL GRAN PERDEDOR:

(…) el ritmo de crecimiento del dólar paralelo va marcando la tendencia del mercado cambiario, por tanto en una economía como la venezolana: con controles de precios, con recesión, altamente dependiente de las importaciones y afectada por perturbaciones como el contrabando de extracción, el bachaquerismo corporativo y callejero, y en un ambiente de impunidad económica con anarquía en el mercado de bienes y servicio, es imposible pensar que la inflación esté ralentizándose, sobre todo en el último trimestre del año, que por condición temporal y cíclico es la época de mayor dinamismo y demanda de la economía.

No obstante, el 28 de noviembre llegó el ajuste o corrección del Petro y del salario ahora pero ahora no compra lo mismo que compraba el 01 de septiembre de 2018. Insisto, alguien del Gabinete económico no está haciendo su trabajo. Alguien permitió esto. Alguien permitió que los empresarios, los especuladores, los bachaqueros y los corruptos cambiarios volvieran a ganar más.

Lo cierto que la ¡alerta económica roja! sigue encendida, porque se mantienen latentes las mismas perturbaciones económicas que afectaban a la población venezolana antes del 20 de agosto: las cotizaciones manipuladas del dólar paralelo desde el exterior, el diferencial cambiario oficial-paralelo que apetece a la corrupción cambiaria, y la manipulación de los precios de los bienes y servicios que empobrece a la población.

 

¿Y CUÁLES SON LAS SOLUCIONES CRITICONES?

 

Por mi parte, estamos puliendo una propuesta de fin de año, titulada: SOLUCIONES ECONÓMICAS INTEGRALES PARA ACABAR CON LA GUERRA ECONÓMICA 2019. Basado en posibles soluciones no convencionales a la problemática económica planteada en nuestros tiempos, vinculadas a minimizar los efectos de la crisis fiscal y cambiaria en los mercados de bienes y servicios, laboral y crediticio venezolano, como condición necesaria para detener la recesión, la hiperinflación y enrumbarnos hacia el crecimiento sin perturbaciones, indistintamente de las amenazas, sanciones y bloqueo del Imperio del Norte.

He aquí algunas de las posibles SOLUCIONES que presentaremos en ese escrito de fin de año:

  1. RESPETAR LAS CONDICIONES INCIALES DEL PROGRAMA DE RECUPERACÍON ECONÓMICA, CRECIMIENTO Y PROSPERIDAD BASADO EN EL ANCLAJE BS Y SALARIO MÍNIMO – PETRO. Significa devolverles el poder de compra del ingreso o remuneración del trabajador del 01 de septiembre de 2018.

  2. ESTABLECER EL SALARIO MÍNIMO COMO COSTO VARIABLE, INDEXADO SEMANALMENTE. Se enmarca en una propuesta de Ley Constituyente de Indexación del Salario Mínimo.

  3. APERTURA COMERCIAL CON UN SISTEMA CAMBIARIO COMPLEMENTARIO: Diseñada a partir de la propuesta de los asesores chinos y las peculiaridades de nuestras comercio exterior basado en ventajas comparativas históricas. Incluye una solución integral al problema que más nos hace daño que es el tipo de relaciones comerciales que llevamos con Colombia, como la principal fuente de perturbaciones de nuestra economía. Como abrebocas, "tenemos que internacionalizar los precios de los bienes y servicios con base en Colombia y a su vez equiparar el poder adquisitivo de nuestros consumidores a nivel de Colombia. Que significa aumentar el SMI a nivel de Colombia que está por el orden de $ 781.242, que equivalen alrededor de US$ 240,75 al tipo de cambio Pesos/US$ actual. ¿Cómo hacerlo desde el punto de vista cambiario?: Espere el escrito.

  4. SISTEMAS TECNOLÓGICOS EN LOS PROCESOS DE DETERMINACIÓN DE PRECIOS DE LA ECONOMÍA REAL, CON VINCULACIÓN DEL PODER POPULAR. Una propuesta basada en ir dando pasos firmes hacia la construcción de una sociedad panoptida en Venezuela, y convencidos que la única forma de neutralizar la influencia humana como la corrupción, la impunidad existente y la intolerancia política en la ejecución de cualquier tipo de plan o método antiinflacionario gubernamental, es por medio de Sistemas Tecnológicos o de Informática avanzados (Data Warehouse).

#victimastoday #vamosAtriunfar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1984 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a272706.htmlCd0NV CAC = Y co = US