El "economista criollo" explica como el FMI y Dólar Today son el cóctel para manipular las expectativas inflacionarias

La Venezuela actual sigue padeciendo una crisis económica como nunca antes habíamos visto. Es una crisis inédita, inducida desde el exterior y eso nadie puede dudarlo. Representa un plan conspirativo para derrocar la revolución bolivariana por haberse declarado de tendencia socialista.

Es una especie de laboratorio diseñado por el Gobierno de Estados Unidos, los gánsteres económicos del Fondo Monetario Internacional, algunas calificadoras de riesgos y la burguesía monopólica parasitaria venezolana. Donde todo se inicia con las proyecciones manipuladas del FMI sobre nuestra economía. Específicamente sobre la inflación, el Producto Interno Bruto y el riesgo país, estimándolas en cifras exorbitantes e irreales, pero que generan expectativas negativas y catastróficas en la racionalidad de la sociedad económica venezolana, conformado por el Gobierno y el empresariado nacional.

A lo largo de 2018, el economista jefe del FMI para América Latina, Alejandro Werner, ha venido dando pronósticos catastróficos sobre la inflación y el PIB venezolano. En abril de 2018, a nombre del FMI este economista había estimado que a finales de 2018 la inflación venezolana alcanzaría 13.000% y una contracción del PIB de 15%, alegando que era producto de distorsiones micro y macroeconómicas por el colapso de la exportación petrolera.

Pasado apenas seis meses, el 23 de julio de 2018, Alejandro Werner, modificó sus pronósticos, estimando que la tasa de inflación anual de Venezuela alcanzará el 1.000.000% para fin de año, comparándola a las situaciones vividas por Alemania en 1923 o Zimbabwe en 2008.

Ante negativo presagio, por demás de irreal y manipulado con fines de generar tendencias y expectativas negativas, el economista y profesor de la Universidad de Jhons Hopkins, Steve Hanke, en un artículo publicado en la revista Forbes el 31 de julio de 2018, sobre esos pronósticos inducidos con fines de desestabilización política señaló que los cálculos hechos por los técnicos del FMI son falsos y buscan es generar impacto mediático.

Es un intento por obtener algo de prensa (…) "El pronóstico de inflación más reciente del FMI es, por decirlo suavemente, impresionante. También es falso. Nadie puede predecir el curso o la duración de una hiperinflación con algún grado de precisión. No importa. El FMI sigue haciendo pronósticos de la inflación venezolana. Y la prensa continúa informando sin críticas las cifras falsas del FMI como si fueran creíbles. El FMI y la prensa no son conscientes del hecho de que la hiperinflación se puede medir y medir con mucha precisión, pero no se puede pronosticar.", señaló.

Sin embargo, tres meses después, el 08 de octubre de 2018, el FMI en su informe "Perspectivas de la economía mundial: Octubre 2018" cambiaría sus pronósticos de la inflación venezolana para el 2018, estimando que alcanzaría 1.350.000% este año y que en 2019 llegaría a 10.000.000%, proyectando un escenario de empeoramiento de la situación causado "por el financiamiento monetario de un déficit a gran escala y la pérdida de la confianza en la moneda". Asimismo, en ese informe plantean que la economía de Venezuela que se contrajo 14% el año 2017, se espera que se contraiga en 18% este año 2018, no obstante, el pronóstico del PIB para 2019 señala que la contracción será menor: en 5%.

EL JUEGO DE LAS EXPECTATIVAS NEGATIVAS DEL FMI

Generar expectativas positivas o negativas sobre la economía tiene un efecto condicionante sobre los actores económicos. Que los directivos del FMI presagien indicadores negativos sobre una economía tiene un alto impacto en el imaginario de las personas, sea consumidor, empresario o gerente público. Las expectativas inducen comportamientos humanos, tienden a generar comportamientos adaptativos.

En economía se estudian lo modelos basados en expectativas adaptativas usados por primera vez por Irving Fisher (1911) en su libro "The Purchasing Power of Money" (El poder adquisitivo del dinero), que posteriormente fueron profundizados por Phillip Cagan (1956) en su artículo "The Monetary Dynamics of Hyper- Inflation" (La dinámica monetaria de la hiperinflación), y por Milton Friedman (1957), en su libro "A Theory of the Consumption Function" (Teoría sobre la función de consumo). Entendiéndose las expectativas negativas como formas de predecir el comportamiento de los individuos ante un evento (resultados, noticias, hechos, declaraciones, etc.), basándose en las experiencias pasadas y expectativas pasadas de ese mismo evento.

En el caso de la tesis de Phillip Cagan, él demuestra la existencia de las expectativas adaptativas a partir de la hipótesis que señala que los agentes forman sus pronósticos sobre el futuro haciendo una extrapolación del pasado, argumentando que las expectativas adaptativas sobre la inflación del siguiente periodo sería un promedio geométrico ponderado de las tasas de inflación observadas en el presente y las del pasado.

Como vemos, si la inflación venezolana ha sido alta en el pasado, los ciudadanos podrían esperar que también sea alta en el futuro. Y, esa ha sido la estrategia que aplican los técnicos y gánsteres económicos del FMI sobre el caso venezolano, que devela que las estimaciones de la inflación son manipuladas con fines políticos, como parte de la conspiración económica internacional diseñada desde Estados Unidos contra el gobierno venezolano.

Estimar que una inflación alcanzará 10 millones por ciento en un año es imposible que ocurra. Peor aún, hay economistas opositores que públicamente creen lo que dicen y lo repiten como loro. Inclusive, el economista venezolano Luis Oliveros ha estimado que la inflación será superior a lo que indica el propio FMI. Cuando el FMI decía que sería de 13.500% este economista decía que sería del 20.000%; cuando el FMI decía que sería del 1.000.000%, él decía que, "en los peores escenarios, la hiperinflación en Venezuela podría llegar a 5.200.000%", Finalmente, cuando el FMI dijo que para el 2019 la inflación llegaría los 10.000.000%, este economista manifestó por su cuenta twitter que el la inflación sería mayor que esa cifra. "Y pensar que el FMI siempre se queda corto con sus proyecciones económicas de Venezuela", dijo. Evidenciando que son proyecciones que se mueven tras la sombra, con fines políticos, sin asidero real, bajo pronósticos inflados con fines de generar zozobras y terrorismo en la población. Develan ser gánsteres económicos del FMI en nuestro país, me imagino bien remunerados para avalar manipulaciones de proyecciones macroeconómicas de ese nivel.

No obstante, reconociendo que hay una hiperinflación inducida por diversos factores, ese hecho declarativo externo e interno es suficiente para generar zozobra colectiva e incertidumbre en los actores económicos. Que como explicamos inducen comportamientos humanos.

LA MANIPULACIÓN DE PRONÓSTICOS DEL FMI MÁS EL DOLARTODAY: UN CÓCTEL PERFECTO PARA INDUCIR LA CRISIS CAMBIARIA

Esa estrategia comunicacional de emitir tendencias catastróficas por los organismos multilaterales, viene vinculada al plan de desestabilización cambiaria, que va directo a atacar el sistema monetario nacional. Para la cual, crearon a DOLARTODAY y otros portales web posicionados en servidores estadounidenses para afectar el tipo de cambio oficial. Son los encargados de inducir la inflación de manera directa, porque realmente es el arma estratégica con que le han hecho daño a esta economía altamente dependiente de las importaciones y de los dólares petroleros, cada vez más mermados por el bloque financiero a Petroleros de Venezuela. Hasta el momento ha sido un arma infalible.

Como ven, es un cuadro conspirativo. Bien diseñado. Es externo. He insistido que los aliados internos de esas fuerzas maléficas son los directivos de los gremios empresariales opositores y de empresas líder monopólicas del mercado de bienes y servicios de productos de primera necesidad y de consumo masivo. Ellos se encargan de difundir y defender por los medios de comunicación esos pronósticos espeluznantes del FMI sobre la inflación y del dólar paralelo.

Como ven, se encargan de la tarea sucia: de generar terror y zozobra a la población todos los días, creando un ambiente fatalista y existencialista, que representa el colofón del proceso especulativo nacional. Donde todos siguen como un ritual satánico al incremento el dólar paralelo que manipulan desde el exterior.

Porque no es un problema de oferta y demanda de divisas como bien se ha demostrado en los últimos dos meses con la implantación del Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad que se inició el 20 de agosto de 2018. Porque el pueblo venezolano vio como el Gobierno cambió la política económica. Prácticamente liberó el mercado interno, diseño políticas aplicadas en países desarrollados para reactivar el aparato productivo nacional. Aplicó estrategias de incentivos a las inversiones nacionales y extranjeras como lo mandan las teorías económicas.

El Gobierno se sentó con la mayoría de los empresarios productores y sacaron cuentas, calcularon los costos de todo el proceso productivo, de distribución y comercialización. Se fijaron unos precios. Se les eliminó la ley de ilícitos cambiarios y se les otorgó divisas. Se les disminuyó al "cero por ciento" los aranceles de importación. Se les motivó con un plan de ahorro en oro, como una forma para financiar la producción nacional.

Pero, sólo bastó con que los gánsteres económicos del FMI hablaran y el dólar paralelo se disparara de nuevo al alza y los empresarios privados beneficiados por el Gobierno retomaran la ola especulativa en el mercado de bienes y servicios como nunca se había visto en la historia de la economía mundial.

Abandonaron la Ley de Precios acordado sin mayor titubeo. No siguieron los acuerdos con el Gobierno, pero si siguieron como "corderitos" el valor manipulado de DOLARTODAY, algo no puede tolerarse en el país, por las secuelas que deja esa acción empresarial: empobrecimiento colectivo, pérdida de la calidad de vida y la salida masiva de los venezolanos al exterior.

Como ven, esa es la psicología que nos han estado aplicando los últimos años. Ha sido por la vía del psico-terror que nos han dado duro, para ocasionar que la sociedad económica se mantenga en una ansiedad, caos permanente, existencialista, del sálvense quien pueda, que aumenten todo porque así lo ha indicado el Dios todopoderoso del Fondo Monetario Internacional y DOLARTODAY, entre otros "dioses cambiarios".

LA SOLUCIÓN ECONÓMICA ES POR LA VÍA PENAL

Es por anterior que he insistido que esa situación sólo puede detenerse por la vía penal, con una mano dura del Estado contra los directivos, léase bien, contra los "directivos" de los gremios empresariales conspiradores y todos aquellos gerentes de empresas monopólicas que inducen la inflación con fines de crear la ingobernabilidad económica y la desestabilización que conlleve a la implosión social que requiere el Pentágono para invadir nuestro país.

En ese sentido, el diagnóstico está claro, por demás debatido a nivel nacional. El Gobierno revolucionario está consciente de eso. Hay una crisis cambiaria inducida desde el exterior que genera grandes distorsiones macroeconómicas.

El Vicepresidente de Economía, Tarek El Asissami, ha insistido que hay temas económicos que podemos resolver los propios venezolanos, como controlar la emisión de dinero inorgánico, motivar y financiar la producción, disminuir el gasto público o mejorar la política tributaria, reactivar la industria petrolera. No obstante, ha reconocido que "el gran demonio es el dólar paralelo; que la manipulación internacional es por el lado del tipo de cambio."

El Gobierno sabe que hay que reactivar la economía agrícola, disminuir los niveles de importaciones de alimentos y aprovechar nuestras riquezas de hidrocarburos y minerales para industrializarnos.

Considero que debe iniciarse un gran debate nacional con expertos, intelectuales y analistas venezolanos, sobre cómo superar esa crisis cambiaria entre todos los actores, coordinando esfuerzos y respondiendo la gran pregunta que ha lanzado la Vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez: ¿Cómo blindar nuestra economía contra esos factores externos que buscan desestabilizar la economía con fines políticos?

#victimastoday #vamosAtriunfar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2620 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a271609.htmlCd0NV CAC = Y co = US