Fantasías de ayer, de hoy y de Sutherland...

Desde hace tiempo los científicos sociales han mostrado las diferencias entre lo que uno es, lo que se quiere ser, lo se proyecta a los demás ser y la representación que se tiene de uno mismo. La distancia entre el yo y el si mismo resulta un complejo asunto, de tratar, en ella se tejen un sinfín de fantasías, por lo que hay personajes cuya representación del si mismo excede el umbral de nuestra capacidad de sorpresa.

Uno des estos personajes es el economista autodefino marxista Manuel Sutherland, quien recientemente dio una entrevista radial a Maripili Hernanadez. En ella el "marxista" hace gala de su más profundo análisis. Este señor afirma que el control cambiario, la Ley de Ilícitos Cambiarios y la Ley de Precios Justos "frenan el proceso de acumulación de capital tanto privado como público".

¡De verdad!, nos encontramos frente a una conclusión cuyo marxismo no se ve por ninguna parte, o es que Sutherland decidió que todos los aportes hechos por la Teoría de la Dependencia son cosa del pasado, decidió despacharse aquello que demostraron quienes pensaron, desde el marxismo este tema en Venezuela, que el problema estructural de la economía venezolana recae. entre otras cosas, en que dado su encaje en la economía mundial la composición de la burguesía dada la acumulación de capital privado ha sido el de meros administradores coloniales de los mecanismos de transferencia de valor hacia las grandes transnacionales.

En serio este "marxista" cree lo que dice o cree lo que dice ser, pues si es así debería explicar como es que los dispositivos legales que mencionan frenan la acumulación de capital de manera histórica, no abstracta. Sin embargo, más bien parece interesado en venderse como un economista "marxista" que prefiere ignorar el papel que estos dispositivos tienen precisamente en el proceso de acumulación, más aún en el proceso de acumulación ampliada.

Pero peor aún, este personaje afirma que "la sobrevaluación del tipo de cambio ha sido lo más negativo para la economía [ya que] crea un estímulo para la importación, deprime la exportación y desestimula la producción industrial y agrícola, ese control de cambio hizo una transferencia de renta petrolera desde Pdvsa a empresas nacionales ineficientes que no generan divisas y que no pueden competir en el mercado mundial"

¿En serio? Pues sí, un marxismo que opta por repetir el mantra metafísico de la sobrevaluación del bolívar y se pasa el por el forro las tendencias históricas de nuestra economía no puede ser marxismo en absoluto. Tendría que saber este personaje que ese mantra no tiene forma de comprobarse históricamente, que solo sirve para encontrar la paz de los micrófonos. Ignora, o prefiere hacerlo para bien de conseguir una entrevista, que la devaluación histórica de la moneda ha sido un mecanismo para, en la relación capital-trabajo, salvar los intereses del capital comprador y monopólico de la burguesía nacional que tira los hilos del Estado. Se le olvida selectivamente que, desde un punto de vista histórico, es decir marxista, una moneda devaluada en una economía dependiente encarece la importación de materia prima y de la tecnología que permite producir de manera competitiva en y para el mercado mundial.

Los análisis del economista "marxista" parecen olvidar aquello de que de lo que se trata es de relaciones sociales, que éstas son materiales, ya que su prédica sobre la sobrevaluación parece ser estar más acorde con el evangelio monetarista y su conjugación siempre metafísica.

En la Venezuela reciente se nos han vendidos fantasías como el Capitalismo Popular, no venga este personaje a querer inventar el monstro Milton del Marxismo Monetarista, porque el Marxismo Liberal ya esta inventado y se llama socialdemocracia.

putanovich@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 775 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /economia/a259184.htmlCd0NV CAC = Y co = US