El Petro como Panacea Obsolescencia Irreversible de la Banca Convencional

Como el comercio o la compraventa de mercancías trasciende esta fase de decadencia de la banca que hasta ahora hemos conocido, el dinero como tal flotará necesariamente.

Más allá de los intereses políticos actuales que pudieran tener los burgueses financieros con capital en nuestro país, la realidad de los hechos de la dinámica financiera nacio e internacional estimulados por los procesos inflacionarios generados en el mundo por este incompetente sistema burgués, demuestra que el funcionamiento lucrativo o de la productividad financiera de la banca un claro estado de obsolescencia o incompetencia técnica para dar cuenta de la ingente demanda de sus crecientes usuarios.

Históricamente, las monedas reales e incluso las de papel-no virtuales, aunque fiduciarias-y las acuñadas y emitidas con soporte reales como el oro y las de otro tipo que han servido hasta ahora como medios de pago durante un año, por ejemplo, finalizado el cual, los saldos negativos debían saldarse con los los bienes físicos que servíanle de respaldo y que generalmente fue el oro, la plata o una aleación de algunos metales preciosos.

Pero ahora con el Petro[1] todas las transacciones son pagadas al contado, pudiéramos decirlo así, tal como de contado era el pago en monedas y billetes respaldadas con oro, plata, etc.

De allí que el Petro pueda erguirse y arrogarse el título de moneda panacea. Por ejemplo:

- ¿Cuánto vale tal mercancía que querremos importar?

-Vale 60 $

-Entonces tome este Petro;

si ella u otra mercancía vale 80 $, tome este Petro., y así de cualquier precio pedido por cualquier mercancía en el mercado internacional y más adelante en el doméstico, indistintamente se pagará la contado con Petros.

Los $ y los Bs.F irán cediendo paso al ritmo de la indetenible penetración comercial que vaya logrando su sustituto monetario de imperecedera vida mientras tengamos petróleo, oro y tantos otros recursos como reservas monetarias que yacen en nuestro suelo y suelos por la gracia de Dios. De aquí que bauticemos a esta "milagrosa" y flamante moneda como Panacea Financiera, sin lugar a duda alguna. Y resultará un verdad de perogrullo: No habrá poder sobre esta Tierra que pueda con el Petro porque sencillamente él es la tierra misma.

 


 

[1] A esta especialísima moneda híbrida (virtual con respaldo real) podríamos declararla una auténtica panacea financiera.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 574 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel C. Martínez

Manuel C. Martínez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a258011.htmlCd0NV CAC = Y co = US