Despejo de dudas sobre Petros

Confieso que yo mismo las tengo. Es que, por su propia naturaleza como intermediaria en las compraventas de mercancías, toda moneda y en todas sus formas de presentación, reales (con soportes en bienes de aceptación general, y este es el caso del Petro), fiduciarias y ahora digitales, son todas susceptibles de despertar razonables dudas sobre su capacidad de conversión en valores de uso, en bienes tangibles, comibles, bebibles, o transformables, en las cosas y servicios necesarios para vivir.

Ahora bien, el Estado venezolano acaba de aprobar una moneda expresada nominalmente en barriles de petróleo[1], o sea, no son bolívares; ahora son barriles de petróleo. Decir tengo 1 Petro es decir tengo 1 barril de petróleo que se halla depositado en uno de los yacimientos de Guayana, sito en la Faja Petrolera del rio Orinoco-Venezuela Bolivariana, y Petros amparados con toda la oficialidad y soberanía que ofrece el Estado venezolano y bolivariano.

En la nota anterior ya empezamos y damos por despejadas algunas de las más acuciantes dudas.

Otra duda frecuente y lógica es saber cómo quedará el Bs. F frente al Petro. Bien, como el Petro se mide en barriles de petróleo, por ejemplo, y éste es expresable en dólares ($), es decir, decir 1 Petro un día cualquiera = decir tantos dólares como ese día valga cada barril de petróleo en el exterior, en el mercado internacional.

Esa es la causa de la errónea interpretación, aunque abundante, que atribuye al Petro una supuesta dolarización de nuestra economía. Los críticos de ese tipo revelan poca comprensión y hasta baja cualificación para, no sólo tener sus dudas, sino que sin mayores prudencias, afirmar semejante mala interpretación.

Sobre esa base, 1 Bs.F valdría tantos dólares como lo que indique la paridad cambiaria oficial señalada por el Banco Central de Venezuela (BCV), o, en el ilegal caso, por $Today, pero ya no hablamos de dólares respaldatorios del Bs.F, sino de nuestra nueva moneda; lo que estaremos haciendo es de una pretroleocización, porque en el fondo estaremos trocando petróleo por X mercancías. Como estas suelen expresarse en dólares , sencillamente operaría la correspondiente conversión.

Conocida esa paridad oficial, o la p. chimba que fuere, sólo después calcularíamos la paridad Bs.F/Petro . Asimismo, la paridad arrojada por el cociente 100MM Petros (emisión de monedas)/ 5.000.MM de Petros (Reservas de petróleo en parte de la franja del Orinoco) = 100MM Petros/250.000MM $ =1Petro/50$, o sea, la paridad Petros = 1Petro/50$ que por definición es el valor adquisitivo de Petro. En síntesis, el Petro tiene un valor nominal = a su valor real, para un precio hipotético = 50$.

En cuanto a la confianza que merece o pudiera merecer esta novísima moneda digital o virtual, cuya contabilidad y contraloría aparecerán en páginas WEB, bueno, eso dependerá siempre de la confianza política en los gobernantes de turno, la cual es muy densa y rige para la mayoría del país y para países con cientos y miles de millones de hab. Abstracción hecha , pues, de esa contrariedad política, el Petro es una mercancía tan válida como el oro, el café, la champaña, el whisky, cobre, etc.

Por supuesto, insistimos, para los enemigos políticos de Venezuela, y para los enemigos económicos quienes con esta moneda ven una amenaza a la estabilidad del dólar y con ello entrevén un posible tambaleo de muchas empresas capitalista, crematísticas y depredadores, desde luego y de perogrullo, no confiarán en ella ni siquiera en el hipotético caso de que cada Petro reciba la bendición y rocío de agua bendita arrojada por el mismísimo Papa Francisco ni con la rúbrica impresa de la connotadísima reina Isabel, por citar solo 2 personajes de sobresaliente confianza mundial.

Hay otras dudas que podrán despejar sólo con la necesaria praxis que sobrevendrá y se que halla aún en sus prolegómenos.


[1] El Petro no tiene por qué ser referido a ninguna otra moneda, se llama Petro a secas, y como su respaldo es petróleo bruto u oro, u otro comoditiy de aceptación tácita en los mercados internacionales donde rige el dólar como moneda de amplia conversión financiera, se le fija como valor de cambio mercantil ciertas cantidad de barriles de petróleo, gramos de oro, etc., y por ahora en concreto 1 Petro= 1 barril de petróleo con sus posibles múltiplos monetarios y correspondiente calderilla (1/2 Petro, 1/4 Petro; 10 Petros, 20 Petros, etc., no respectivamente)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1333 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel C. Martínez

Manuel C. Martínez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a257678.htmlCd0NV CAC = Y co = US