Argentina: Fallece niña de 13 años tras dar a luz y se enciende otro debate sobre el aborto

Buenos Aires, noviembre 8 - La muerte de una niña de 13 años tras dar a luz por cesárea prende este jueves el debate en una Argentina donde la gran mayoría sigue luchando hoy porque sea ley el aborto legal, seguro y gratuito.

Han transcurrido tres meses desde que el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo fuera vetado en el Senado tras pasar la histórica prueba de fuego por la cámara Baja. Desde entonces la noticia de casos por prácticas clandestinas de aborto o como el de una niña de origen wichí en la provincia de Chaco, fallecida la víspera, vuelve a traer con fuerza el tema a la palestra.

Murió la chica de 13 años que estaba desnutrida y dio a luz por cesárea en Chaco, fue uno de los titulares que se repitieron la víspera.

Su cuerpo no pudo más, estaba internada en grave estado en el Hospital Perrando de Chaco, después de dar a luz con apenas 28 semanas.

Con las pocas fuerzas que tenía logró traer a un bebé prematuro que falleció por su estado delicado y horas después murió ella. Neumonía, anemia y desnutrición crónica, además de una infección generalizada, complicaron el proceso de posparto que tuvo que hacerse de forma urgente en un hospital a donde fue derivada.

Dolor, bronca, impotencia respiran cientos de mujeres y también hombres que durante todo este año han pedido y siguen pidiendo que el Congreso los escuche y convierta en ley el derecho a abortar de manera legal para que muchas de las niñas, adolescentes y adultas no sigan muriendo y arriesgando su vida con prácticas muchas veces infrahumanas.

En este país las cifras señalan que anualmente de manera clandestina unas 500 mil mujeres se someten a este procedimiento, 500 de ellas mueren por hacerlo en las peores condiciones o con remedios aparentemente caseros como infusiones o a base de perejil para expulsar el embrión.

'Obligar a una niña a gestar y parir es tortura. El Estado es responsable', apuntó en un comunicado la Campaña Nacional que promueve el derecho al aborto legal, seguro y gratuito desde hace 13 años y que gracias a su pelea logró colar el debate en el Congreso este año en una sesión histórica en Diputados que finalmente el Senado echó abajo.

En su texto, la Campaña repudió duramente el caso de la niña y expresó su preocupación y alarma.

La menor de edad llegó con un embarazo avanzado y dio a luz sin que nadie le informara oportunamente sobre sus derechos ni preguntara si quería gestar o parir, apunta el texto tras agregar que es de una comunidad originaria, sistemáticamente vulnerada y violentada por la ausencia de políticas estatales y el despojo del territorio.

Reside en una provincia que cuenta con las tasas más altas de mortalidad de mujeres con capacidad de gestar y en la que sus legisladores votaron en un 70 por ciento contra la ley de interrupción voluntaria del embarazo, señala la Campaña.

Con la lucha al hombro para que el Congreso vuelva a retomar el debate, los miembros que integran el colectivo pide hoy porque este proyecto sea realidad, advirtieron que cada vida que corra riesgo en una niña, mujer o persona vulnerada en sus derechos esenciales será responsabilidad del Estado.

Asimismo, abogan por promover la educación sexual integral, la información para el acceso a los métodos anticonceptivos, y el reconocimiento de un derecho para decidir sobre nuestros proyectos de vida, remarcaron.

Con los pañuelos verdes, símbolo de la lucha por el aborto legal, extendidos hoy por todas partes, incluso en niñas adolescentes que lo portan en sus brazos, cuellos o mochilas, en Argentina pese a las posiciones encontradas, miles hoy defienden este proyecto de ley con un lema que se repite: 'educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir'.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2203 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/n333991.htmlCd0NV CAC = Y co = US