Quinto Malo

Drones, consoladores y coitus interruptus

La misma noche del sábado 5 de agosto de este año, cuando se ejecutaba el acto terrorista de magnicidio (afortunadamente en grado de frustración) contra nuestro presidente Nicolás Maduro, el tren ministerial y representantes de todos los poderes del Estado, comenzaban a circular los videos montados por los "precursores" del atentado queriendo cobrar notoriedad porque estaban "convencidos" del éxito de la "Operación Fénix" planificada en el triángulo geográfico EEUU - Colombia - Venezuela.

Además de las tristes figuras de Patricia Poleo, Jaime Bayly y Marianela Salazar, otros terroristas de la mediática, ejecutando labores distraccionistas, de descalificación y confusión noticiosa difundían –a través de las redes 2.0- un video en el que un dron "artillado" con un consolador (un pene plástico) sobrevuela a una mujer acostada en posición coital, completamente desnuda, en un lugar público. La imagen pornográfica resalta la utilidad del aparato volador manipulado a control remoto y la precisión para ejecutar acciones como la de penetrar "exitosamente" a la "mujer objetivo".

Aunque pudiese parecer "casualidad" -ya que ese video no es de novedosa circulación- lo que sí llama la atención es que su difusión en redes haya ocupado a mediáticos de las mismas, enemigos del pueblo venezolano, de la Revolución Bolivariana y del presidente Maduro, justo en las horas subsiguientes al acto magnicida que se estaba ejecutando en la avenida Bolívar de Caracas, en medio de un acto de celebración aniversaria de la fundación de la Guardia Nacional Bolivariana.

La guerra mediática contra Venezuela, sobre la cual hemos alertado innumerables veces, es una de las diversas expresiones de los ataques de exterminio que ha planificado y ensayado la burguesía transnacional, el departamento de Estado gringo y sus aparatos como la CIA, el Pentágono y la Embajada estadounidense en Caracas. Las acciones en el orden de lo simbólico, contrainformativo, mediático e ideológico, se concatenan en una sola batería "ablandadora" del terreno que el enemigo pretende atacar e invadir –también- militarmente.

Por ello, no es de sorprender que sectores adocenados y de conciencia reblandecida por la ideología dominante, hayan banalizado la magnitud de los hechos contra nuestro pueblo, nuestro Presidente y los distintos poderes del Estado venezolano. La burla, el desprecio a lo noticioso de fuentes confiables o la negación misma de la verdad, son parte del clima que se intentó crear para hacer parecer como "un pote de humo" el grave hecho ocurrido en pleno centro de Caracas.

Afortunadamente, la inteligencia social aunada a los servicios especializados de información e inteligencia del Estado, lograron activar inmediatamente sus protocolos operativos y procedieron a neutralizar la eficacia de los drones artillados con explosivos C-4 y capturaron a un primer grupo de sicarios organizados y tarifados para ejecutar la acción terrorista de magnicidio.

El pretendido ascenso y éxito de la llamada "Operación Fenix", afortunadamente terminó en una erección de utilería y en el coitus interruptus de Donald Trump, Juan Manuel Santos y tantos lamesuelas de la burguesía. Pero el fracaso enemigo no significa el final de sus planes y ejecutorias. Nuestro deber patriota es seguir alertas, no bajar la guardia ni un segundo, pero también –y sobre todo- continuar profundizando con firmeza y radicalidad, la construcción del socialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 845 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Padilla Bravo

Iván Padilla Bravo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

US Y ab = '0' /ddhh/a267495.htmlCd0NV CAC = Y co = US