Fue activado plan de contingencia para estabilizar sistema eléctrico en el occidente del país

Caracas, marzo 12 - Para atender la contingencia en el servicio eléctrico que impacta a los estados Trujillo, Barinas, Portuguesa, Táchira y Mérida, así como en algunos sectores del Alto Apure, el Gobierno Nacional conformó un equipo multidisciplinario que desde ya ejecuta acciones para solventar la situación.

Desde el aeropuerto Antonio Nicolás Briceño, en el municipio San Rafael de Carvajal, en el estado Trujillo, el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, refirió que esta instancia, constituida por instrucciones del presidente de la República, Nicolás Maduro, se desplegó este lunes para inicialmente ofrecer información.

El comité está encabezado por el vicepresidente ejecutivo de la República, Tareck El Aissami, quien se trasladó a Barinas; el ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, en Mérida; y en Trujillo, Motta Domínguez y el titular para Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velásquez, acompañados del gobernador de la entidad, Henry Rangel Silva.

"Se está activando este plan de contingencia que lo lleva el vicepresidente Tareck El Aissami, y nosotros nos hemos distribuido para efectos de mantener informada a la población, pero el centro de operaciones estará en la base Santo Domingo, en el estado Táchira", manifestó.

Motta Domínguez explicó que la principal causa de las interrupciones en el servicio eléctrico en los últimos días en los mencionados estados es climatológica, por cuanto se registra una fuerte sequía en las zonas donde están ubicadas las represas San Agatón y La Vueltosa, ambas en Táchira, y Peña Larga, en Barinas, que generan energía unos 500 megavatios para esta parte de la región suroccidente del país.

"Una situación desde el punto de vista climático ha llevado a que los niveles de operatividad de estas represas, principalmente La Vueltosa, que afecta también a San Agatón y las otras, ha llevado a tener eventos inesperados y que ha producido interrupciones no programadas", dijo.

Agregó que cuando los niveles de estas represas bajan, se activan los sensores y las turbinas se disparan, lo que causa la interrupción que amerita la administración de cargas para proteger el sistema eléctrico y los equipos, es decir, "los cortes no son programados. Cuando tenemos poco nivel de agua, tenemos que hacerlo. No podemos administrar carga si no tenemos agua en los embalses".

Refirió que están trabajando arduamente para la región de Los Andes y prevén solucionar la situación en 15 días, por lo que se están tomando previsiones con la incorporación de plantas generadoras.

En otro particular, el ministro Motta informó sobre un incendio registrado en horas de la madrugada en una máquina de la termoeléctrica Don Luis Zambrano, en El Vigía, estado Mérida, que ameritó la rápida intervención para sofocar el fuego, así como el trabajo de los cuerpos de seguridad.

"En plena emergencia que teníamos ayer, extrañamente la única máquina termoeléctrica que está funcionando en El Vigía, que es la Don Luis Zambrano, se incendió a las 4:30 de la mañana. Eso nos llama la reflexión. Ya están los organismos de seguridad del Estado activados, ya que a esa hora no hay sobrecarga y, extrañamente, se incendió. Esto puede agravar la crisis para efectos de generación", señaló.

Motta refirió que al equipo multidisciplinario se incorporará el ministro de Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela, Manuel Quevedo.

Entretanto, el titular de Ecosocialismo y Aguas recalcó que en los últimos meses, en Trujillo y Táchira las lluvias han estado por debajo de los promedios normales.

Indicó que de acuerdo con los reportes meteorológicos, a partir del 20 de marzo se espera que se inicien las lluvias para estas zonas de los embalses y así darle la tranquilidad la población y las represas comiencen a recuperar sus niveles.

Por su parte, el gobernador Rangel Silva se refirió a la situación de protesta registrada la noche de este domingo en varios municipios de Trujillo, principalmente en Valera, donde, más allá de la inconformidad de algunas comunidades por la falla en el servicio eléctrico, se registraron hechos vandálicos que dejaron como consecuencia 20 personas detenidas y otras 20 heridas, integrantes de los diferentes cuerpos de seguridad del estado.

La situación obligó a activar el Comando de Seguridad Ciudadana, en el que participaron 150 funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, 150 de la Policía del estado y 30 de la Policía Nacional Bolivariana. La situación fue controlada para proteger la vida y la paz de la población.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1892 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N Y ab = '0' /contraloria/n322163.htmlCd0NV CAC = Y co = US