Tenemos la certeza de un liderazgo vacío de contenido, que no dice nada

¡El fortalecimiento de la conducta ineficiente del gobernador Edwin Rojas...!

  • ¿Acaso esta situación de crisis de gobernabilidad no nos convierte de simples tolerantes a irresponsables?

"Cuando algunos abandonan el análisis de clases aún desde la izquierda, quizás sea central demostrar su fecundidad, no con recetarios dogmáticos inadecuados a nuestra realidad, sino con estudios concretos".

De lo señalado por Luis Stolovich podemos decir que, la construcción del Socialismo del Siglo XXI es un gran aporte para el tránsito de ese camino. La Democracia Revolucionaria, nos induce a comprender el desarrollo de las contradicciones inherentes a la Revolución Bolivariana; no como un fenómeno inesperado y novedoso sino como una especie de deja vú que se repite en la historia, no como una excepción en el camino del desarrollo sino como componente estructural del mismo.

Entonces, nos preguntamos: cómo hablar de las bondades que conllevan la estabilidad y las ausencias de crisis, cuando detrás de esta situación nos encontramos que la actitud prepotente del Gobernador Edwin Rojas y la mirada corta del Alcalde Luis Sifontes son incapaces de dar respuestas a la situación actual y seguramente permitirá a "otros" asumir protagonismos a la hora de abordar la comprensión de la crisis de gobernabilidad:

1. El Estado Sucre enfrenta un aumento progresivo de la población en edad de trabajar, un descenso en la capacidad de empleo y una modificación importante en el subperfil empleador que ha dado paso cierto a la modalidad de empleo informal" y, con ello, "las cifras de empleo en Sucre durante los últimos diez años informan de una importante desproporción entre sector formal de trabajadores y el informal", y con ello, "un singular desplome frente al ascenso del número de trabajadores del sector informal".

2. Las ciudades del Estado Sucre están ocupadas en sus periferias por asentamientos informales -zonas urbanas ocupadas de forma anárquica-. En Cumaná, el universo de ocupación informal y anarquizada del espacio urbano se acerca al 70%. Lo que tenemos de ciudad formal es apenas un 30% del área metropolitana de la ciudad".

3. La ciudad de Cumaná tiene un área desarrollada de 3.346 hectáreas aproximadamente, albergando una población de 383.536 habitantes para el 2015. El sistema de cloacas está conformado por una red de tuberías que cubre un área de 2.650 hectáreas, sirve a una población 295.323 personas, prestando un servicio al 77% de la población, al cubrir el 79% del área donde residen o trabajan. Es decir, existen 696 hectáreas y una población de 88.213 habitantes sin servicios de cloacas en la ciudad de Cumaná".

4. La empresa administradora y prestadora del servicio, Hidrocaribe, construyó dos plantas de tratamiento de aguas residuales ubicadas, la primera, en la zona Sur-Este de la Laguna de los Patos; y la segunda, en la zona de Punta Baja situada al Norte-Este de la ciudad. Actualmente, estas plantas de tratamiento se encuentran inoperativas y su causa común fue el robo o desmantelamiento de todos los equipos lo que hace que sus descargas vayan directamente mar y al golfo de Cariaco. Y, a estas descargas, hay que sumarle las ubicadas: En el sector los Castillitos existe una descarga al mar calculado en un 60% del total de la ciudad de Cumaná. Y, aún más grave, esta conexión quedó pendiente con la tubería que la conectaría a la planta de Punta Baja, a la altura entre la Iglesia Mormón y el Hospital Ambulatorio Salvador Allende. La estación de bombeo El Guapo carece de conexión a la planta de tratamiento de la Laguna de los Patos por lo cual son vertidas directamente al golfo. Ambas descargas tienen un promedio de 2.500 litros por segundos. A esto hay que sumarle los contaminantes arrastrados por las escorrentías pluviales, colectores caídos, la contaminación de drenajes, las comunidades sin alcantarillado sanitario o sistemas de manejo de aguas residuales adecuadas. Así mismo, los pozos sépticos mal diseñados con su pobre mantenimiento y descargas no autorizadas en el sistema pluvial.

6. Las playas de Cumaná no estan aptas para los bañistas por los altos niveles de bacterias enterococos en concentraciones que superan los parámetros de calidad determinados. Una gigantesca mancha de materia orgánica se dirige hacia las playas de Mochima y las Islas de Arapo producto de las descargas continua de las plantas de tratamiento de aguas residuales. Existe una descarga al mar calculado en un 100% del total de la ciudad de Cumaná por mal estado del sistema de bombeo de las plantas de tratamiento. Y, aún más grave, esta conexión quedó pendiente con la tubería que la conectaría a la planta de Punta Baja, a la altura entre la Iglesia Mormón y el Hospital Ambulatorio Salvador Allende. Y, que la estación de bombeo El Guapo carece de conexión a la planta de tratamiento de la Laguna de los patos por lo cual son vertidas directamente al golfo.

5. No se trata de hacer 5 mil viviendas en Cumaná en el marco de los 500 años de la ciudad de Cumaná –aun paralizadas por la Misión Vivienda-. Se trata de hacer ciudad y crear las condiciones urbanas necesarias y deseables para esas viviendas. Hacemos énfasis en la importancia de una percepción más amplia que vaya más allá de lo cuantitativo. En el segmento de "ciudad" la ocupación formal y planificada del espacio urbano se acerca al 30%. En la "no ciudad", la ocupación informal y anarquizada del espacio urbano se acerca al 70%, porque en los ranchos o subhabitaciones sería otro el problema que deberíamos percibir. Es esta última, la que constituye el gran problema de Cumaná, en nada diferente en las demás ciudades del Estado Sucre.

6. El gran cementerio de BusCumaná es sinónimo de la violencia urbana que se manifiesta con unos matices alarmantes con el uso indiscriminado de las "perreras". Nos encontramos ante un panorama, signado por la desvalorización del proyecto y el discurso moderno, la transitoriedad de sus realizaciones y la desconfiguración como lugar antropológico, como emblema del progreso y espacio de construcción de ciudadanía, Una ruta de transporte público que le quedó corto a la ciudad que pretendió transformar. BusCumaná no se insertó en un plan de ciudad.

7. En el Estado Sucre se desprecia la cultura vieja y del pasado. Sin duda, que el gobernador, ducho en el hip-hop, aceptaría que existe una buena dificultad para calificar –como él lo hizo-, una particular expresión de la actividad humana como representativa de nuestros más altos valores culturales regionales. Se ha destruido un área valor histórico, lo cual significa una despiadada destrucción de los espacios vitales de la ciudad. Cumaná, quedó indefensa ante la demolición de la casa de gobierno.

Entre otros muchos problemas, existe una suerte de descrédito generalizado que el uso del método y sus categorías lucha de clases, burguesía, medios de producción, explotación, plusvalía, etc., carezcan de toda validez en el debate político actual. Las razones del descrédito deben ser varias y difíciles de comprender, pero seguramente la asociación ideológica con la experiencia histórica del Socialismo del Siglo XXI contribuye a su desprestigio. Las reflexiones que cuestionan aspectos básicos como la economía de mercado, la propiedad privada, las relaciones entre el trabajo y el capital, entre otras vacas sagradas que no hace falta enumerar, no parecen tener cabida.

El Gobernador Edwin Rojas, no debe buscar reproducir la falacia de la neutralidad objetiva que tanto contamina el debate en estos tiempos, inducido por conveniencia y camuflado a fuerza de instrumental matemático y modelos econométricos. Tampoco debe proclamarse neutral ante la realidad en la que vivimos. Debe estar consciente que está teñido por los intereses existentes en el PSUV; por la tentación que se viene realizando de imponer liderazgos por encima del proceso mismo que les va dando origen. Entonces, lo primero que tiene que establecer con claridad, es que el PSUV no es una organización política para resolver éstas urgencias que se presentan en éste momento de crisis.

Debemos aclarar que no se trata este señalamiento de una apología del enfoque marxista como panacea para los problemas del Estado Sucre, más sí de la necesidad del debate y la crítica con el tiempo que nos toca vivir, potenciando la búsqueda de alternativas. No sabemos si el Gobernador Edwin Rojas tiene los días contados, pero tenemos la certeza de que ese liderazgo vacío de contenido, que no dice nada, no es para siempre, no es eterno. Lo que sí es que debemos tener la suficiente sensatez y modestia como para saber que los grandes cambios y transformaciones de la sociedad sucrense pueden basarse en nuevas ideas, en estudios y diagnósticos realizados, en otros proyectos. En este sentido, el del Gobernador Edwin Rojas debe hacer su contribución en la búsqueda de otra alternativa: no podemos jugar el triste papel de ser parte de las fuerzas conservadoras, cuando lo nuevo acaba de nacer y lo viejo terminará de morir.

No estamos hablando de una negociación, sino de una construcción social colectiva, que requiere una voluntad subjetiva y pasos objetivos para marchar superando contradicciones. El punto de partida es identificar rasgos que este proceso ya ha ido mostrando, para irlos proyectando como horizontes hacia la sociedad sucrense futura. Lo importante es entender que esa intención político es todo aquello que otorga cohesión a un colectivo e identidad a cada uno de sus integrantes, que les da organicidad a partir de la cual se establece proyectos de vida, derechos y deberes, que les ofrece estabilidad, seguridad y fraternidad.

No se puede imponer o decretar procesos, pues eso los destruye y en lugar de avanzar, se retrocede. Porque al final, el elemento subjetivo puede dar un impulso, como síntesis de aquellas luchas que se van dando cotidianamente; cómo distintas corrientes revolucionarias se encuentran en la práctica y están generando procesos unitarios de transformación, no sólo de la realidad, sino también del pensamiento; cómo ese proceso de encuentro puede conducir al desencuentro, pues grupos, personas, tendencias autodefinidas como muy revolucionarias, pueden ser en verdad unos saboteadores y/o unos corruptos. Los desencuentros, también, con aquellos que en verdad han sido verdaderos revolucionarios buscando oportunidades para emprender proyectos comunes.

A la luz de esta realidad, los ciudadanos de esta tierra del Gran Mariscal no podemos hacer de la indiferencia un instrumento de fortalecimiento de una supuesta conducta "ineficiente" del gobernador Edwin Rojas y la mirada corta del Alcalde Luis Sifontes. Por eso, es honesto, exigir la dimisión irrevocable y definitiva. Hay efectivamente allí el problema de fondo... Y por eso mismo, cabe preguntarnos: … ¿Acaso esta situación de crisis de gobernabilidad no nos convierte de simples tolerantes a irresponsables?

¡Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas de pensamiento… ¡1

 

1 Este pensamiento con lo que terminamos este artículo, fue una de las famosas expresiones pronunciadas por Mao Tse Tung en el verano chino de 1956 y que solo como frase poética hasta democrática puede ser recordada en la actual República Bolivariana de Venezuela: "Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas del pensamiento para promover el progreso en las artes y de las ciencias y de una cultura socialista floreciente en nuestra tierra".

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2152 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Servando Marín Lista

Servando Marín Lista

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a270790.htmlCd0NV CAC = Y co = US