Propuestas. A ver si escuchan

La situación que vive Venezuela es terrible. Una política económica errada desde hace más de 70 años y que hemos mantenido como parte de la Revolución Bolivariana, sumado a una guerra económica y una ineficiencia criminal de parte del gobierno, nos han llevado a un estado de postración que amenaza con agravarse hasta niveles de supervivencia como ocurre con Haití.
 
Al respecto, intentaremos en las próximas líneas describir los hechos o condiciones que influyen en la situación actual y proponer algunas salidas.
 
Debilidad del bolívar y ataque a través del dólar.
 
Ninguna moneda latinoamericana (y muy pocas en el mundo) están en capacidad de sobrevivir a un ataque como el que el imperio norteamericano ha montado contra el bolívar. Baste con decir, para demostrar esta afirmación, que con una página web (Dolartoday) lo hicieron pedazos hasta reducirlo a una moneda sin valor de cambio alguno. 
Esa estrategia fue complementada con la compra de dinero hasta 350% por encima de su valor real, para dejar el país sin dinero efectivo.
Somos, entonces, un país con una moneda que carece de valor de cambio y de paso sin circulante efectivo. Esto se manifiesta en hiperinflación, escasez , quiebra de empresas y comercios, especulación, tráfico de efectivo.
Podríamos afirmar que si resolvemos el problema de la debilidad de la moneda de curso legal que tenemos, acabaríamos con la inflación que genera un bolívar que artificialmente es devaluado día tras día.
De igual manera se acabaría con la compra de efectivo (nadie pagaría tres veces el valor de una moneda que no se devalúa y de la cual hay suficiente cantidad). 
Una estabilidad en los precios sería otra de las consecuencias que tendría una moneda fuerte y estable.
 
¿Cómo se lograría Esto? Ya haremos una propuesta, por ahora estamos describiendo nuestra triste realidad.
 
• Baja producción que obliga a gastar divisas en la importación de bienes y servicios
 
Este problema también se resuelve con el uso de una moneda fuerte y, ahora agregamos, que sea aceptada internacionalmente (divisa). Si usamos una divisa como moneda de circulación nacional, el producir en Venezuela sería equivalente a exportar con el incentivo de que no habría que pagar fletes ni impuestos aduanales. 
Sin lugar a dudas un gran incentivo para la producción nacional, sobre todo si se protege con algunas medidas impositivas.
 
• Mala calidad de los servicios públicos 
 
Mal puede funcionar una empresa como Corpoelec, por mencionar una, si las tarifas que cobra por el servicio son risibles y no son suficientes para pagar su nómina, mucho menos para garantizar un mantenimiento adecuado.
Es necesario eliminar los subsidios y actualizar las tarifas a nivel internacional, pero, y he aquí un elemento adicional a considerar; se deben internacionalizar los salarios (ya los precios están internacionalizados). 
Si un obrero ganara un salario de 3000 yuanes, 500 dólares, 425 euros o 57800 yenes podría pagar la gasolina, la comida, el transporte, la electricidad a precios internacionales y las empresas que prestan servicios públicos cubrir sus costos de operación y mantenimiento más inversión. A este hecho habría que sumarle que si se pagan salarios internacionales y los precios también se equiparan con los internacionales, el contrabando no tendría sentido. Sería como decía la tía Auxiliadora llevar chivos pa Coro. 
 
• Baja producción de PDVSA
La estrepitosa caída de la producción petrolera en 150 mil barriles/día, cada año durante los últimos 10 años, impacta la capacidad de maniobra del Estado venezolano. 
No vamos a entrar en detalles por razones de espacio, pero es evidente que urge una intervención de la empresa, la contratación de expertos a diferentes niveles y una altísima inversión. Al respecto hemos venido proponiendo la elaboración de un plan de inversión y mantenimiento en áreas específicas destinado a incrementar la producción, ofrecerlo a impresionistas y pagarle con una parte de la producción que se logre incrementar. Con esto el Estado obtiene un ingreso adicional (regalías), PDVSA también obtendría un ingreso adicional y la recuperación de su infraestructura sin disponer de un centavo y el impresionista obtendría la ganancia acordada. Este plan se puede ejecutar en no más de tres años y podría incrementar la producción en más de un millón de barriles.
Expuesto todo lo anterior nuestra propuesta es:
 
1. Usar el yuan como moneda de curso legal.
2. Internacionalizar precios y salarios.
3. Eliminar los subsidios (excepto salud y educación).
4. Incrementar la producción petrolera de la forma ya expuesta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1514 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a266197.htmlCd0NV CAC = Y co = US