Luis Tascón, su fusilamiento y la privatización de PDVSA

Tascón. ¿Suena ese nombre? Seguro que ninguno de los jefes del PSUV lo recuerda o desea acordarse de él. Con Luis Tascón sucedió, un poco lo que pasa con esos documentos confidenciales de organismos de seguridad que le colocan una cinta negra para que no pueda verse.

Luis Tascón, prácticamente fue objeto de dos fusilamientos y no pudo sobrevivir a ellos. Le cobraron, la primera advertencia o lo que estaba agazapado en la revolución y andaba en sus primeros pasos. La corrupción en ese momento andaba dando pininos sigilosamente. Todos en cambote, incluyendo a Chávez, se volcaron contra él. Luego a la muerte (fusilamiento) político le vino la muerte física por una enfermedad.

Produjo, creo que para mal, una lista que el gobierno utilizó pero que luego no tuvo ninguna utilidad porque al final; él gobierno se llenó de "revolucionarios" que nada tienen que envidiarle a opositores corruptos. El gobierno, se volvió una amplia planicie en la cual puede verse el reguero de pomalacas. No firmaron contra Chávez, pero fueron peores y al final, entraron a posiciones de poder los no firmantes y firmantes con sus respectivas consecuencias o daños colaterales.

Luego formalizó unas denuncias a las cuales les jugaron posición adelantada. Apareció por primera vez en la revolución la solidaridad automática por denuncia de corrupción. Ya comenzaba el camino de ese mal. No pasó Tascón; el muro de la solidaridad automática. Se impuso este invento de la IV e inmediatamente se produjo el segundo fusilamiento.

Creo que intentó crear una organización política, pero no tuvo tiempo de nada. Como a Juan Charrasqueado, le cayeron de a montón. Esto que vive hoy el PSUV, es producto de la descomposición que Tascón trató de poner en claro, pero la solidaridad automática cerró. Hoy explota como una bomba atómica.

Hoy casi nadie se acuerda de Tascón. No conviene acordarse de Tascón porque se parte de la idea, que la corrupción es un cuerpo extraño al PSUV. Unos individuos que cayeron del cielo y poco tienen que ver con el PSUV y con el consentimiento de los grupos hegemónicos dentro de ese partido. Ya esta enfermedad es una parte del sistema. Es un parásito que produjo el daño que tenía que hacer y que pudo evitarse.

Tascón denuncio unos sobreprecios para la compra de unos jeeps. Casi una pendejada. Hoy los sobreprecios, son parte de un terrible cáncer que se comió a PDVSA. Sobreprecios en miles de contratos, buques de petróleo que se vendieron fuera del control de PDVSA. Se instaló un tipo particular de propiedad privada sobre PDVSA. De alguna manera, PDVSA fue objeto de una privatización.

Nadie llega a las puertas de Miraflores y dice: Yo quiero ser presidente de PDVSA, Ministro de Petróleo o energía, Fiscal y ya tiene el cargo. Esos altos cargos tampoco salen de una lotería. Así como se decide un candidato en la tradición del PSUV; así mismo, se han seleccionados los altos cargos. La figura de los padrinos es clave.

¿Los padrinos no son responsables de sus ahijados? Salen los ahijados, pero los padrinos continúan en sus operaciones y posiciones de poder.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2076 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Dominguez

Claudio Dominguez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /contraloria/a256170.htmlCd0NV CAC = Y co = US