(Foto-Reportaje) Sirio Quintero, en Boconó: Significando alternativa a la salud alopática

Entre las montañas andinas y rodeadas de llanuras está Boconó, Trujillo

Entre las montañas andinas y rodeadas de llanuras está Boconó, Trujillo

Aparatos nanotecnologicos de terapia

Aparatos nanotecnologicos de terapia

Pacientes con su examen de ADN en charla del Doctor Sirio

Pacientes con su examen de ADN en charla del Doctor Sirio

aparatos nanotecnológicos . gente en terapia

aparatos nanotecnológicos . gente en terapia

Los pacientes toman conciencia de su salud en las charlas

Los pacientes toman conciencia de su salud en las charlas

Un pueblo con sus cuatro calles, sus domingos solitarios y su internet tan lento como la llegada de la bolsa del CLAP

Un pueblo con sus cuatro calles, sus domingos solitarios y su internet tan lento como la llegada de la bolsa del CLAP

Así se va mostrando Boconó, de donde viene Sirio Quintero, un curioso de profesión, donde radica la genialidad.

Así se va mostrando Boconó, de donde viene Sirio Quintero, un curioso de profesión, donde radica la genialidad.

09 de enero de 2019.- Entre las montañas andinas y rodeadas de llanuras está Boconó, Trujillo en Venezuela, un pueblito, donde cualquier citadino prejuicioso y admirador de su cultura idealizada, llega sin imaginarse lo que existe dentro de su misterio. Un pueblo con sus cuatro calles, sus domingos solitarios y su internet tan lento como la llegada de la bolsa del CLAP. En ésta dimensión de subidas y bajadas, pequeño y próspero se va mostrando Boconó, de donde viene Sirio Quintero, un curioso de profesión, donde radica la genialidad.

Entre una cosa y la otra, estudia filosofía hasta el doctorado, estudia también Teología e ingeniería en sistemas;  hace doctorado en Alemania, desarrollándose en investigaciones sobre enfermedades que postran altos niveles de población y debilitan el comportamiento humano, cultivando con buena perspectiva su estadía en Alemania donde hay sistemas de salud mucho más avanzados, incluso existen varias mediciones a parte de la convencional para tratar las enfermedades. Además se viene a Venezuela luego, con visión histórica y con memoria e identidad, desplegando toda ésta exploración de la medicina natural,  las tecnologías de vanguardia, a la alimentación.  Sobre todo en épocas donde cada vez todo es más sintético, acelerado, casi robotizado y puntualmente en Venezuela donde atravesamos un procesos complejo y contradictorio, momentos de austeridad en todas las áreas que nos componen, una movilización telúrica de toda nuestra constitución como país, territorio identitario, político, económico, social y en general.

 Acumulando niveles y experiencias en sus investigaciones, desarrolla una de las que más le genera inquietud: la salud como mecanismo de control,  el conjunto de cosas que componen al ser humano desde la compresión del arraigo a la tierra que por ser parte de nosotros, entonces representa un camino para sanar, un camino de vuelta si se quiere, el cuerpo como medio de expulsión o purificación, y la novedad que en realidad es lo que llama nuestra atención, acá tenemos un sistema de salud, de alguna manera, atrasado. Ese es Sirio Quintero quien ha venido a traernos un sistema integrado de salud en conjunto con nanotecnología, alimentación consciente, sin animales (cadáveres) utilizando hierbas midiendo su frecuencia vibracional, lo que en conjunto es medicina natural, porque la nanotecnología se trata de enviar frecuencias electromagnéticas al cuerpo que reactualicen las frecuencias originales del órgano afectado que son también frecuencias electromagnéticas  también.

Todo esto está pasando en Boconó, surfeando la realidad entre idas y venidas de la energía eléctrica, por los ahorros energéticos, los aparatos que creo que Sirio funcionan casi dirigidos por  fuerzas cósmicas con serenidad, simpleza y virtud, sanando gente, están registrados 120 casos de cáncer totalmente curados por año en los últimos 5 años.  Abriendo oportunidades entre sombras, oscuridades que se ciernen sobre los cuerpos por la irresponsabilidad de la medicina convencional, los hábitos inconscientes y hasta se puede decir, hábitos impuestos de alimentación, la falta de memoria y arraigo con relación a la representación de la medicina en los pueblos originales, ancestrales, que tiene que ver todo con energía natural, hierbas y preparados que van purificando al cuerpo hasta devolverlo a su estado natural.

La verdad del cáncer consiste en los estudios de bacteriología, parasitología y la interacción de estos "bichos" que viven en el cuerpo por razones expuestas en el párrafo anterior. Estos cruces de bacterias, larvas y parásitos entre otros animales crean material fértil para la procreación del virus del cáncer, el sida, un sin número de enfermedades que debilitan la humanidad por un problema de irresponsabilidad e ignorancia.  De Alemania con su esposa, se viene a construir una alternativa real a la medicina tradicional, que incluso hace cierta subvención a la salud pública. La mayoría de personas que van a curarse, efectivamente lo hacen, la mayoría con enfermedades limite, de muerte.

Combinando las terapias que se reciben a través de los aparatos nanotecnológicos que envían frecuencias electromagnéticas que eliminan larvas, parásitos y bacterias, las bebidas de las hierbas correspondientes y una alimentación consciente sana y respetuosa con el cuerpo, mágicamente comienzan a desaparecer sistema por síntoma las enfermedades que la medicina convencional ha declarado incurables.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4290 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n336650.htmlCd0NV CAC = Y co = US