Sábado 26 , 5:00 pm: Invitación a la Presentación del Libro “Catia, El Cacique Rebelde”

25 de mayo de 2018.-

El libro “Catia, el Cacique Rebelde”, escrito por Omar Barrientos Vargas será presentado en El Restorán “El Torero”, en la calle Maury, en las primeras casas de la urbanización Nueva Caracas, y a cuadra y media de la avenida Sucre de Catia, este sábado 26, a las 5 de la tarde.

Bajo los auspicios de la Comuna El Tanque de Los Magallanes de Catia y dentro de su programación de la Ruta de Maracapana, eventos culturales de danza, poesía, cine, conferencias con los cuales se quieren conmemorar los  450 años de la batalla de Marcapana.

La batalla de Maracapana, pretendió ser una gran alianza militar de las diversas etnias caraqueñas para expulsar al invasor español, pero fueron distraídas parte de las fuerzas indígenas, varias tribus se retiraron y los combatientes de los pueblos originarios que quedaron, fueron derrotados; pero fue el mayor intento de los pueblos originarios de Caracas, por enfrentar juntos a los conquistadores.

Pero volviendo a la presentación: “Catia, el Cacique Rebelde” donde por cierto se narra esta batalla es una novela histórica, escrita por el periodista y optometrista Omar Barrientos, autor de otros libros como “Los Rebeldes de Catia”, “La Buena Visión: Manual de Prevención Visual”, “Historia de la Optometría en Venezuela”, entre otros.

“Catia, el cacique rebelde” es un modesto aporte a la divulgación del conocimiento sobre esta etapa poco conocida de nuestra historia, dijo Omar Barrientos Vargas.

Es la historia de la invasión   y de la masacre de un imperio lejano, europeo, español, contra los caribes caraqueños, pueblos originarios que poblaban Caracas.

Pero también es la lucha sistemática, constante de nuestra gente en oposición y resistencia a los  conquistadores españoles, quienes traían formas terribles de dominio, castigos y esclavitud.

Esos barbaros barbudos y malolientes conquistadores que con pelos en la cara y montados en enormes venados que denominaban caballos, protegidos por sayos y escaupiles y portando armas de fuego y acero, acompañados de perros de presa e indios vasallos de otras tierras, fueron enfrentados por los caribes caraqueños que andaban desnudos y con armas de madera: arcos, flechas, lanzas y macanas  y con gran valor, durante más de una década hasta que se impuso la barbarie española.

Como lo diría en la cuarta década del siglo pasado el insigne intelectual Miguel de Unamuno al enfrentarse a los fascistas de Francisco Franco: “Ustedes ganaran porque tienen la fuerza bruta, pero no convencerán, porque para convencer hay que tener la razón”. Si bien estas palabras fueron dichas por el rector de la Universidad de Salamanca de España, tan solo hace 80 años frente a la barbarie franquista, si nos sirven para indicar el proceder de las fuerzas invasoras de nuestra región caraqueña, a quien hubo de enfrentar el cacique Catia al frente de sus mal armadas tropas indígenas.

Los abusos, la crueldad con que actuaron los invasores conquistadores contra los pueblos originarios causó el mayor holocausto de la historia de todos los tiempos. Aproximadamente, 90 millones de personas perecieron por obra de la espada y la cruz, que se combinaron  con enfermedades desconocidas en estas tierras, como la viruela.

Holocausto que también afectó a las costumbres, usos, religión e idioma de estas sociedades, que fueron destruidas totalmente, a tal punto que en la actualidad no se pueden hallar rastros de su cultura y civilización.

Las mujeres indígenas fueron víctimas de la lascivia de los conquistadores, quienes sin proponérselo, pusieron la simiente de una nueva raza o civilización mestiza.

La historia siempre la han escrito los vencedores, en esta obra se trata de hacerlo en contrario, y se narran los hechos, desde el punto de vista indígena, tanto en la interpretación de los hechos históricos como en la narrativa creadora.

En relación a estos aspectos, es indispensable aclarar, plantea  el autor Omar Barrientos, como varios personajes delincuentes y asesinos han sido coleados en nuestra época y se les ha dado la connotación de grandes prohombres y héroes de la Patria. Así, Francisco Fajardo un  mestizo convertido en conquistador y masacrador español, invadió y masacró a nuestra gente, la esclavizó, la despojo de sus objetos de oro, de sus tierras y sus mujeres.

Baste recordar el asesinato del caique Paisana, a quien hizo ahorcar, junto a los principales integrantes de su etnia  y la oprobiosa esclavitud a que sometieron a los indígenas en el territorio caraqueño, o vendiéndolos para su explotación en lejanas tierras.

Sin embargo, fue exaltado por la IV República como un héroe, a tal punto que la principal autopista de nuestra ciudad, que la cruza de oeste a este lleva su nombre, al igual que un liceo en la parroquia Caricuao.

Sobre esta materia de nomenclatura y uso de epónimos en Caracas, en la República Bolivariana deVenezuela se hace indispensable que las alcaldías y los concejos municipales nombren comisiones para estudiar estos hechos.

Finalmente, el escritor Barrientos Vargas propone, además de que se nombre la mencionada comisión municipal, la designación para la principal autopista de esta capital el nombre del caraqueño más ilustre de todos los tiempos: Simón Bolívar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4064 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N Y ab = '0' /actualidad/n325654.htmlCd0NV CAC = Y co = US