Los trabajadores en la calle y Toby Valderrama

Hoy es una buena oportunidad para que los trabajadores se unan con sentido de clase, muestren su fuerza, y ocupen el puesto de vanguardia que les corresponde; mucho más frente a un gobierno que se dice socialista (aunque esto es mentira). Ahora por lo menos hay discusión y encuentro entre los trabajadores del Estado. Los intercambios han sido hasta ahora marcados por la honestidad. Cada quién ha dicho lo que piensa, precavido de la posición del otro, estos encuentros son muy útiles para que nos deslindemos del pasado sindical, que es una verdadera mácula vergonzosa.

Las posiciones son diversas pero se pueden resumir en dos grupos: los que luchan por las reivindicaciones laborales, el cumplimiento de los convenios contractuales, el respeto a la constitución y la Ley del Trabajo, y se quieren unir en torno a esto, y los que quieren ir más allá de las reivindicaciones laborales y convertir el movimiento obrero en una alternativa de poder real, una opción distinta al gobierno actual y los partidos políticos de oposición.

Nuestra posición es apoyar una gran manifestación de rechazo, marcha, concentración, rueda de prensa, etc. lo que acuerde esta coordinadora de trabajadores, pero con la condición de ir más allá. Respecto al papel de la clase trabajadora en esta y todas las luchas nosotros planteamos que ella debe tener vocación de poder asumir su protagonismo. Dos, que debe plantear siempre la posibilidad de sustituir este Estado burgués por otro obrero socialista. Tres, que no se debe burocratizar ni aburguesar porque esto generaría una eterna "división de clases", una eterna "sinapsis" de la clase obrera, aburguesándose ad infinitum. Cuatro, que debe generar una suerte de revolución permanente propensa a la disolución del Estado y que a la vez no permita que se regenere de nuevo, que libere al hombre de explotación y de todos los males de la sociedad capitalista.

Sin embargo, lo más urgente ahora es llenar el espacio político que en este momento deja el gobierno abandonando a la sociedad a la incertidumbre. ¿Por qué y cómo llenar este espacio? Para eso nos valemos de Toby Valderrama, que lo dice por nosotros, no hace falta ser repetitivos. Dice Toby hoy "El estamento político que consiguió elevar la mediocridad a niveles nunca visto, que hizo de la política un torneo de mentiras y cinismo, ya no cumple un papel en la sociedad. No consigue conducir, no distrae (–ni siquiera distrae-), al contrario, es rechazado, ignorado por el cuerpo social. En otras palabras, la sociedad va a la deriva, sin gobierno, sin oposición, sin esperanzas. La política (–la política del gobierno y de la oposición-) perdió su poder de llegar a las masas, no las mueve, no las toca, ahora la política es un cadáver"

Es el momento de los trabajadores en la calle reclamando ese espacio político pero para hacer que el gobierno cambie el rumbo, abandone el paquetazo neoliberal y vuelva a Chávez, al Plan de la Patria ORIGINAL ¿Por qué a Chávez?, veamos estas alternativas planteadas por los mismos participantes en la reunión de la coordinadora de los trabajadores, y el riesgo que se corre en muchos casos, de que el remedio sea peor que la enfermedad.

Están los que creen que la clase obrera solo son aquellos que trabajan, para el Estado y para la empresa privada, y nada más, que aceptan su condición de explotados y piden reivindicaciones bonos, aumentos: con un plato de lentejas para ellos y sus familias se conforman, sin pensar en el resto de la sociedad. Hay un representante de Corpoelec que arremete en contra de Cuba, China, Turquía, como si fueran iguales, con un discurso seudo democrático francamente demagogo y "adeco", lo mismo hace el representante de CANTV, despolitizando la lucha, diciendo que no quieren política en sus luchas de reivindicaciones, oportunistas y nada más.

Si se impusiera esta actitud en todos los trabajadores serían luchas perdidas y flojas: ¡se les otorgan las migajas que reclaman y se pierde la oportunidad! , se pierde el impulso para sacar el mal gobierno y volver a tomar el camino de la revolución social ¡socialista!.

Otros, dicen que ahora no vale enfrentar capital a trabajo, que Marx aquí no cabe, que esta "teoría" ya no sirve para entender nuestra realidad, que este sería el error de Chávez (pensar así), que la "verdadera" confrontación es entre "los cazadores de renta" y el resto de la sociedad, junto a los empresarios honestos.

Aquí corremos el riesgo de sustituir a un Maduro por otro, y eso no puede ser. En esta propuesta coinciden Marea Socialista y otros, como Ronald Dennis y un ex ministro de planificación. Pero hay los que saben que los empresarios del país siempre han vivido y siguen viviendo de la renta, y están conscientes de que es el capitalismo el enemigo, y que la unidad se debe dar entorno a la conquista del socialismo, solo que hay que convencerlos de mostrar fuerza en la calle capaz de influir en las decisiones o sustituir al mismo gobierno.

Otros dicen que sí hay una discusión política pendiente y que la lucha debe ser política y debe ir más allá de las reivindicaciones, para que los trabajadores se impongan sobre el gobierno y la oposición, como clase y fuerza social; ese sería el camino, ¡mostrar toda la fuerza obrera, trabajadores y la gente necesitada en la calle para que el gobierno, reaccione o se vaya!

El Plan de la Patria de Chávez está ahí, escrito, es un plan de acción política, el cual, leído a la luz de las desviaciones del gobierno no deja espacios para interpretaciones capitalistas liberales.

…Otros ven al ejecutivo nacional como el enemigo a vencer (representantes del Metro) pero no entienden que deben empoderarse, tomar los espacios políticos abandonados, para así resolver sus problemas laborales, los problemas del sistema Metro, y contribuir con la sociedad en su conjunto (nadie se salva solo), dentro de un modelo de verdadera "corresponsabilidad", ¡horizontal, socialista! (no la que reclama el gobierno para afianzar los privilegios: pobres muertos de hambre y burócratas y ricos ¡tranquilos!). Al ejecutivo nacional hay que desplazarlo. La clase obrera está destinada a cosas grandes, a gobernar y hacer política…

Los profesionales de la salud dicen: "nos unifica que somos clase trabajadora", pero unidos al resto de los trabajadores, públicos y privados, los trabajadores somos poder político, si así nos lo proponemos; "hay que pelear por la convenciones laborales… hay que ir a la base y explicar el por qué se está protestando", pero mejor explicar el por qué hay que sustituir al gobierno y llevar nuestra propia agenda socialista y obrera de lucha; dice Toby

"Hoy no se hace política, sólo se pretende manipular de manera descarada a una población que ya es inmune a las maniobras de los gobernantes y de la oposición. El estamento político se separó de la masa, el espacio que debía ocupar, su papel de integrador, conductor de la sociedad está vacío"...

Lo dice claramente, el espacio político que deja el gobierno ahora está vacío y somos los trabajadores quienes lo deberíamos llenar con valentía revolucionaria, convenciendo y llevando a las masas a ese estadio de poder, con claridad de objetivos, claridad política. Ya tenemos el Plan de la Patria de Chávez, el original, para concentrar en él la unidad de todos y de todo el país chavista. Toby,

"Es necesario recomponer a la sociedad toda, a su dirigencia, a la economía, rescatar las condiciones para la vida, es urgente un rescate moral, regresar a la solidaridad, a la fraternidad que nos distinguió en el pasado. Nuestro drama no es sólo político, no se trata sólo de salir del madurismo, menos de tomar algunas medidas económicas. La sociedad necesita un estremecimiento desde sus bases mismas, todo debe ser cambiado, empezando por las relaciones entre los humanos y de estos con la naturaleza, con el trabajo, restablecer la relación esfuerzo-logro, desechar la limosna. La tarea es inmensa. No la puede realizar la democracia burguesa, la cuarta república, de allá venimos, sabemos que está agotada, no tiene nada que ofrecer, no puede resolver el descomunal problema que hoy vivimos."

Unir las luchas de los trabajadores sin claridad política y un objetivo político clasista, sin una idea de sociedad distinta al capitalismo, es aceptar nuestra esclavitud al capital y al sistema de explotación. Si vamos a la calle es por la toma del poder político, por el socialismo, para retomar el Plan de la Patria de Chávez, falsificado, suspendido, desaparecido, jamás realizado, ni siquiera comenzado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 747 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271588.htmlCd0NV CAC = Y co = US