Sobre la hojilla y otras reflexiones

En muchas ocasiones por estos días no duermo en toda la noche y ayer fue una de ellas. Pensé que debía escribir y cómo lo haría estaba casi segura que mis inicios en el mal de Parkinson me impediría usar la computadora pero queda demostrado una vez más que solo se necesita voluntad y más …para hacer lo que te propones

Quiero contar varias cosas porque dentro mi incertidumbre tengo muchos días sin escribir. Por ejemplo que hace una semana atrás quise escribir a Mario Silva para decirle que estaba segura que la hojilla que aparecía ella en la parte superior derecha de la TV es colombiana. Entonces él hablando acerca de la intolerancia de la oligarquía colombiana, por decir lo menos, mientras mostraba una hojilla con un amarillo más pronunciado que el azul y el rojo y además con la ausencia de nuestras simbólicas y preciosas 8 estrellas, el mismo número de provincias que marcaron nuestra independencia de imperio español y por ello le otorgan una simbología diferente la bandera de la República Bolivariana de Venezuela.

Contarles también que quiero escribir dos libros uno que recoja los clips mas relevantes o que la presentadora de "A un clips" considere buenos o que toquen cuestiones muy importantes para el público en general y/o especializado y otro que cuente la vida de profesionales, que tienen bastante que decir sobre la historia más reciente de su región, aun cuando la experiencia no es transferible, que ahora esperan pacientes (entre angustias y desasosiegos por la incomprensión) que llegue la muerte.

Igual pensé y si se quiere es el origen de esta nota, en las 14 cartas que he enviado en casi el tiempo (15 meses) al presidente Maduro solicitando ayuda para operarme, por diferentes vías y no es que no me ayudaran antes pero he sido víctima de mala praxis médica, incluso con el viaje a Cuba, aun cuando resulte difícil creerlo los hermanos cubanos usaron conmigo una solución puesta en práctica por ellos para atender problemas de discapacidad motriz como la que presento ahora, en el periodo especial 1981/1982 hace más de 35 años llamada caliper se trata de cuatro platinas de hierro que van de la cintura a los pies (en mi caso a la pierna derecha ) sujetas con seis correas de cuero, que terminan en una bota muy pesada cuya medida termino siendo pequeña para mi pie . Además dos días después de entregármela me enviaron de vuelta a Venezuela, sin enseñarme a usarla ni darse cuenta de que la bota era pequeña para mí.

Sobre este asunto escribí un artículo publicado entre otros por esta misma vía, en agosto de 2017 más de un año después (según una experta) aun pago por mi impertinencia de referirme a los cubanos de forma despectiva.

En Cuba estuve dos meses entre exámenes y comencé terapias, pero en los dos hospitales (fructuoso Rodríguez y Frank País) donde me llevaron no había la prótesis que era y es muy costosa, que si la hay en Caracas incluso una casa comercial de Maracay donde resido la tiene a un costo de más de un millón de bolívares soberanos. La prótesis modular de cadera derecha, que es la que corresponde colocarme y la operación la haría una especialista en traumatología de cadera

Tengo 3 años, 10 meses y seis días en cama y movilizándome con la silla de ruedas, escuchando y viendo por la tv una lluvia de millones de las que hablan Tarek y Maduro mientras tanto, pienso que con solo millón medio caminaría nuevamente.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3398 veces.



Nelida Arrechedera


Visite el perfil de Nelida Arrechedera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelida Arrechedera

Nelida Arrechedera

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271505.htmlCd0NV CAC = Y co = US